UNA ALTERNATIVA "RENTABLE" Y POCO EXPLORADA

El vino, ¿ultimo capricho de los inversores?

El vino se ha consolidado como un producto de inversión alternativo a otros productos financieros clásicos y ofrece posibilidades a las bodegas españolas que actualmente apenas participan ni han explorado su potencial.