Una mujer recoge su compra en bolsas de plástico en un supermercado

Una mujer compra en un supermercado. Efeagro

SINDICATOS DISTRIBUCIÓN

CCOO plantea un salario mínimo de 18.000 euros en los supermercados

Publicado por: EFEAGRO 13 de diciembre de 2022

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha planteado un salario mínimo de 18.000 euros anuales para 2024 en el sector de los supermercados, frente a los 15.588 euros de media actuales, y el desbloqueo de los convenios colectivos.

En una rueda de prensa, el secretario general de la federación de Servicios de CCOO, José María Martínez, ha asegurado que el sector "se puede permitir incrementos del salario mínimo", ya que sigue teniendo volúmenes de negocio que están mejorando "en términos muy transversales", después del crecimiento de la demanda durante la pandemia y su posterior ajuste.

Algunas cadenas como Mercadona, Dia o Lidl han anunciado incrementos salariales para compensar la subida de los precios, algo que el responsable sindical ve posible extender a otras empresas del sector porque "es momento de hacer esfuerzos compartidos en una situación complicada por el impacto de la inflación y la incertidumbre generada por la guerra en Ucrania".

Según un informe del sindicato, 328.324 personas trabajan en el sector de la distribución alimentaria, de las que 214.748 están encuadradas en la negociación colectiva de las empresas y 113.476 en un total de 41 convenios sectoriales.

Diversos puestos de alimentos distribuidos en un supermercado. Efeagro/Alcampo
Diversos puestos de alimentos distribuidos en un supermercado. Efeagro/Alcampo

La mayoría de estos convenios son provinciales, entre los que hay 22 acordados en vigor, 10 en negociación desde 2022 y 9 con una negociación empezada antes de este año.

Martínez ha apostado por articular la acción colectiva en marcos estatales donde se generen condiciones mínimas para el empleo, después de que algunas patronales provinciales estén "perdiendo legitimidad", en cuyo caso es preferible pasar a los convenios autonómicos.

Los supermercados constituyen un sector de "gran competencia" y en "permanente cambio", con un crecimiento exponencial del comercio electrónico que ha llevado a la inversión en digitalización, según CCOO.

Martínez ha llamado la atención sobre las franquicias, donde aumentan las "situaciones de precariedad en términos de contrato y jornada", sobre todo por el empeoramiento de las condiciones a partir del primer año de trabajo.

El perfil de los trabajadores

Comisiones Obreras destaca en su informe que el comercio minorista da empleo a 1,4 millones de asalariados y unos 500.000 autónomos, un personal que en el 67 % de los casos son mujeres.

La temporalidad se ha reducido en siete puntos tras la reforma laboral y alcanza el 16 % de los contratos, mientras que el mayor factor de precariedad lo representa el 25 % de personas con trabajos a tiempo parcial, de las que más del 43 % está sujeto a tiempos parciales no voluntarios.

El 10 % de los trabajadores tiene origen extranjero y en general crece el número de personas mayores de 45 años y el personal cualificado, lo que hace del comercio un "sector refugio y lanzadera de empleo cuando se recupera la actividad", ha apuntado el secretario general.

La secretaria de Políticas sectoriales de Comercio del sindicato, Ángeles Rodríguez, ha recalcado que los empleados del sector trabajan seis días a la semana y los contratos parciales abarcan de media entre 10 y 15 horas semanales.

Reivindicaciones sindicales

Según Rodríguez, hace falta establecer más descansos que permitan la conciliación con la vida personal y garantizar un mínimo de contratación de 28 horas semanales para asegurar un salario digno.

El coordinador sectorial de Supermercados, Ángel Trujillo, ha instado a negociar a nivel estatal para acabar con la heterogeneidad del sector, unificar convenios a nivel provincial y autonómico, y otorgar a la plantilla condiciones estables y acordes con el peso de su actividad en la economía.

Reducir la temporalidad y parcialidad son otras de las prioridades para CCOO, que apuesta por descansos de dos días semanales y 12 fines de semana al año; y por la regulación de domingos y festivos a través de la negociación colectiva, con una mayor compensación.

Trujillo ha llamado a lograr "condiciones dignas en los nuevos modelos de negocio, que están desregulados frente a los formatos tradicionales", y una transición digital justa mediante la formación de los trabajadores, entre otras demandas.