EFEAGRO

La mesa navideña echa un pulso a la inflación con la compra anticipada como aliada

Publicado por: EFEAGRO /LUCÍA R. SIMÓN 19 de noviembre de 2022

El 67 % de los españoles tiene previsto adelantar las compras de carnes, pescados y mariscos para las fiestas navideñas con el fin de salvar las mesas navideñas de la "fatiga" por la subida de precios de los alimentos de récord, pues llenar la nevera es ahora un 15,4 % más caro que hace un año.

Son datos de un estudio de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) en el que la mitad de los encuestados ha contestado que adelantará en general todas sus compras navideñas.

De momento y a pesar de la incertidumbre y de que algunas fuentes ya hablan de "crisis de consumo", todos los estudios de consumo constatan que el espíritu navideño le ganará el pulso a la inflación, pero obligará a una mayor reflexión y anticipación para evitar superar el presupuesto o hacer gastos superfluos.
La consultora de Aecoc Shopper View, Marta Munné, señala a Efeagro que pesar de un estado de opinión con un "optimismo financiero moderado", el 70 % de los consumidores asegura que va a gastar igual o más que el año pasado.

Queda por ver si la situación de precios provoca que parte de este gasto se traslade a la casa y se conviertan en unas navidades más "hogareñas" de lo que se hubiera pensado tras dos años de pandemia, explica la experta.

En cualquier caso, lo que sí se percibe ya es un consumidor más reflexivo y en búsqueda de ofertas y promociones, que marcarán definitivamente su gasto en esta fechas.

 

Desde Kantar Worldpanel hacen un dibujo de la situación muy parecido; si hasta octubre los productos más vinculados a las mesas navideñas como carnes, mariscos, vinos o cava estaban aún "muy condicionados" por la "gestión reflexiva y de control" de la cesta de la compra, cabe esperar se adelanten sus compras para evitar más subidas de precios de cara a Navidad.

El experto en retail de esta consultora, Bernardo Rodilla, apunta en declaraciones a Efeagro que el término clave es la "planificación" para una campaña que ya se atisba en algunas pistas como el repunte de mariscos congelados, a pesar de que los datos de confianza de los compradores se están asimilando a los de otros años de crisis como 2012 o 2013.

Si finalmente el consumidor opta por "refugiarse" más en casa, "se abre una oportunidad para el retail", augura, si bien a su juicio aún hay que esperar a conocer cómo gestiona finalmente un presupuesto limitado.

Últimas compras en una frutería del Mercado de la Boquería de Barcelona para la cena de Nochebuena y la comida de Navidad. EFE/Toni Albir

El clásico estudio de hábitos navideños de Deloitte, presentado esta semana, concluye también que el espíritu navideño encara con fuerza la inflación y el gasto en los hogares se mantendrá, si bien pronostica en su caso un repunte superior a un 3 % en comida y bebida y bastante más alto, del 29 %, en ocio y restauración.

La socia de esta consultora experta en consumo y distribución, Victoria Larroy, asegura a Efeagro que la inflación está moldeando a un comprador "bastante más reflexivo que busca el mejor precio y la ofertas, dedica más tiempo a buscar sus productos y compra lo imprescindible".

Ha pasado el tiempo, asegura, de que "se compraba de más y se desperdiciaba" pues las circunstancias obligan a comprar lo "necesario" y "antes", lo que en el caso de la alimentación se traduce en comprar los productos más premium para congelarlos.

En definitiva, según sus conclusiones, "el consumidor se va a esforzar para que las cenas navideñas no sufran por la inflación".

Y es que cuando aún falta más de un mes para las fechas marcadas en rojo en el calendario hay productos típicamente asociados a estas fiestas en los lineales desde hace semanas, una ampliación de la campaña que conlleva, por ende, más consumo también de productos de indulgencia o caprichos navideños.

Por ejemplo, en los de supemercados DIA están triunfando clásicos como el turrón de chocolate, los mini panettones y otros más innovadores como los Pepperoni en conserva rellenos de queso, según fuentes de esta cadena.

La campaña navideña se alarga mientras los presupuestos se reducen y los precios no dejan de subir, una ecuación a la que, de momento, se responde con todo un clásico: buscar, comparar y comprar con tiempo, porque como dice el refrán, "Quien guarda, halla".