SUFREN ESTRÉS O MENOS FERTILIDAD

Los cultivos y el ganado también se deshidratan con el calor

Los agricultores y ganaderos están muy pendientes de campos y granjas como cada año por estas fechas por el intenso calor: cultivos y animales también sufren los rigores del verano, entre ellos estrés, deshidratación, menores producciones de carne o leche, e incluso descenso de la fertilidad.