Imagen de archivo de flores que cubren las lápidas de un cementerio de Nogueira de Ramuín (Ourense). Efeagro/ Brais Lorenzo

FLOR CORTADA

El negocio de la flor cortada, satisfecho con la demanda para Todos los Santos

Publicado por: A.Q./ Efeagro 31 de octubre de 2022

Los productores y mayoristas de flor cortada y las floristerías tienen buenas perspectivas de ventas para este puente de Todos los Santos, pese a que todavía en importantes zonas productoras como en la provincia de Cádiz no se han recuperado las hectáreas que había antes de la pandemia.

La visita a los cementerios para poner flores en las tumbas de los seres queridos es una estampa que se repite todos los años por esta festividad en España, con el paréntesis obligado de los dos últimos por la crisis de la covid.

"En las zonas geográficas con mayor tradición de llevar flores a los cementerios, Todos los Santos puede representar hasta el 20 % de la facturación anual de una floristería", ha asegurado la directora de la Asociación Española de Floristas (Aefi), Olga Zarzuela, quien ha considerado que este año hay en general "buenas expectativas".

Este dato -ha puntualizado a Efeagro- no se puede generalizar ya que, "mientras que en las grandes ciudades hay floristerías que incluso cierran, en otras que están próximas a los cementerios incrementan plantilla".

El crisantemo y el clavel, entre las más compradas

Crisantemo, clavel y rosa son las flores naturales más demandadas, y también el gladiolo, lilium o anthurium, que se combinan con verdes como la paniculata, la esparraguera, el helecho de cuero o el eucalipto, "que es tendencia ahora"; el florista -ha añadido- también trabaja aunque menos con flor artificial.

Desde el Mercat de la Flor de Barcelona, han explicado a Efeagro que la campaña de Todos los Santos es una "tradición menguante que ya no despierta tanto interés como antes", sobre todo en los grandes núcleos urbanos, donde la gente prefiere escaparse, a diferencia de los pueblos pequeños, donde mantienen su público.

Los mayoristas del Mercat se han decantado este año por más producto local, sobre todo de lilium y crisantemo, ya que "la oferta holandesa para estas fechas se ha encarecido mucho, lo que ha aumentado la competitividad y el valor de la producción catalana de flores".

El responsable de Flor cortada de COAG Andalucía, Luis Manuel Rivera, también ha asegurado que "las perspectivas son buenas", aunque ha querido matizar que no se podrá hacer una valoración correcta hasta que no termine el puente, "porque siguen saliendo flores hasta el 31 de octubre".

Ejemplo de propuesta del florista Benedikt Alberter para el Día de Todos los Santos 2022. Efeagro/ Aefi

Ha precisado que no son homogéneas esas buenas sensaciones entre los productores gaditanos de la vega baja del Guadalquivir y de la costa noroeste de Cádiz, ya que depende del cultivo recogido en cada invernadero y de la amplitud de la oferta.

"Este año la demanda es la misma pero la oferta es inferior, por lo que los precios medios han estado en líneas generales bien y en algunos casos permitirán contrarrestar la fuerte subida de los costes de producción", ha señalado.

Rivera ha lamentado la factura que ha pasado la pandemia al sector productor de flor cortada, que no cuenta con ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) y que tuvo que tirar a la basura miles de tallos durante el confinamiento, lo que se ha traducido en una drástica reducción de la superficie dedicada a su cultivo.

Según sus datos, en la provincia de Cádiz había 400 hectáreas dedicadas al cultivo de flores en 2019, una extensión que este año se ha aproximado a las 200 hectáreas; a finales de los años 90 -ha recordado- la cifra se situaba en 1.200 hectáreas.

"Necesitamos más ayudas locales, regionales y estatales", ha reclamado Rivera, quien ha explicado que en una provincia con alto índice de desempleo, la flor cortada es de las actividades que más puestos de trabajo genera: "una hectárea de flor equivale en empleos a cinco de hortalizas", ha puesto como ejemplo.