Puerto de A Coruña. Efeagro/Cabalar

Impacto mayor en 59 barcos españoles

El Gobierno recurrirá las vedas antes del 19 de noviembre pero durarán al menos hasta 2023

Publicado por: Efeagro/M.S. 14 de octubre de 2022

El Gobierno español prevé recurrir dentro de un plazo de cinco semanas las vedas a la pesca de fondo de 87 zonas del Atlántico nororiental impuestas por la Comisión Europea (CE). Pero las prohibiciones estarán vigentes por lo menos hasta 2023.

España ultima el recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) contra las vedas pero aún no está clara la fecha de presentación, si bien será "como tarde" el 19 de noviembre, según han informado este viernes fuentes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En ese fecha se cumplirán los dos meses que el Gobierno tiene de plazo para impugnar la norma, es decir los dos meses desde que fue publicada en el Diario Oficial de la UE.

Las vedas impiden faenar a más de 400 metros de profundidad y perjudican directamente a 59 barcos españoles dedicados al palangre de fondo (a especies como merluza de pincho), según declaraciones a la prensa de las citadas fuentes ministeriales.

Aunque inicialmente el sector calculó en 500 barcos los afectados, tras las últimas aclaraciones de la CE al MAPA se confirmó que el número de navíos perjudicados sería inferior.

Buques como los arrastreros pueden operar por encima de los 400 metros aunque sea en las zonas vetadas, lo que hace que la veda tenga menos consecuencias en las flotas del Cantábrico y del golfo de Cádiz.

Los servicios jurídicos de Agricultura trabajan con los del Ministerio de Asuntos Exteriores para presentar y fundamentar el recurso, con el objetivo de que la CE reconsidere una medida que, a juicio de España, "está mal formulada" y va más allá de lo necesario para proteger los ecosistemas.

 

Dudas sobre una suspensión cautelar del veto

 

Sin embargo, según las fuentes, no está claro que España vaya a pedir, junto con la impugnación, una suspensión cautelar de las vedas a la vez que presenta el recurso, sino que "habría que valorarlo", y además la posibilidad de que esa medida cautelar sirviera para interrumpir este año las vedas es "remota".

Flota de palangre, arrastre, cerco y artes menores del puerto de Ribeira (A Coruña). Efeagro/Lavandeira jr
Puerto de Ribeira (A Coruña). Efeagro/Lavandeira jr

 

Aparte, los informes científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés) que podrían determinar una revisión por parte de la CE de los vetos no se publicarán hasta el 16 de diciembre.

Por ello, el Gobierno español se hace a la idea de que las vedas se aplicarán por lo menos hasta 2023, han añadido las fuentes.

La Secretaría General de Pesca del MAPA seguirá examinado la situación de la flota y la aplicación de la norma, así como el impacto para los barcos palangreros e incluso podría barajar ayudas "según las necesidades", pero de momento no es el caso, según las fuentes.

Tampoco han precisado datos sobre el impacto de la entrada en vigor de las prohibiciones, el pasado domingo, ya que han pasado pocos días y además, el miércoles fue festivo, lo que ha bajado la actividad de las lonjas.

Entre los argumentos que España tiene contra el veto destaca la idea de que la prohibición se ha fijado en áreas más amplias de lo que sería necesario para proteger los ecosistemas vulnerables y también que se haya basado en una información científica inadecuada.

Secciones : Actualidad Pesca