Monitores de ordenador en la playa de Tai Long Wan, en Hong Kong. Imagen de archivo. EFE/PAUL HILTON

Monitores de ordenador en la playa de Tai Long Wan, en Hong Kong. Imagen de archivo. EFE/PAUL HILTON

Estrés vacacional o cuando te llama el jefe en pleno descanso

Publicado por: L.A.F. 23 de agosto de 2014

¿Estabas en la playa y te puso un whatsapp  un compañero de trabajo? ¿Te llamó tu jefe cuando estabas en el chiringuito disfrutando de una cerveza bien fría? Si has respondido que sí, quizá te consuele saber que no eres el único al que han interrumpido las vacaciones con una llamada de trabajo. Le sucede al 87 % de los españoles. Además, en el 67 % de las ocasiones es el jefe el que te fastidia el descanso.

Las vacaciones del 87 % de los españoles se ven interrumpidas por una llamada de trabajo. De esas llamadas, el 72 por ciento las realizan colegas y, lo que es peor, un 62 %, son de los jefes.

Los trabajadores españoles son los europeos que más sufren las llamadas por motivos de trabajo durante sus días de vacaciones (el 87 %), seguidos de los italianos (86 %) y los irlandeses (84 %) según un estudio encargado por la web de reservas de viajes lastminute.com.

El jefe y tus vacaciones

Si bien la mayor parte de las interrupciones de las vacaciones de los españoles las llevan a cabo compañeros de trabajo (el 72 % de esas llamadas), un 62 % de ellas las provocan los jefes, que son los más "molestones" de todos los superiores europeos. Les siguen en la clasificación los jefes italianos (62 %), y los irlandeses (61 %). Sin embargo, sólo un 39 % de los franceses reconoció haber sido molestado en vacaciones por su jefe.

Las causas de esas interrupciones fueron calificadas por los encuestados en su mayoría (61 %) como cuestiones sin importancia que podían esperar a su regreso. Efectivamente, el 32 % se hicieron para preguntar dónde estaba un documento y un 25 % para comentar novedades del trabajo; incluso un 10 % de los encuestados afirmó que les contactaron para preguntarles cuándo regresaban al trabajo.

El resultado de la llamada o mensaje en cuestión fueron, por término medio, dos horas y media de trabajo en una semana de vacaciones.

El teléfono es el medio más utilizado seguido del whatsapp y el correo electrónico, aunque también se utilizan los mensajes de texto.

Estrés vacacional

El mismo estudio, que combina la encuesta a 6.000 europeos, 1.000 de ellos españoles, con una investigación de laboratorio que midió la respuesta del cuerpo humano a diferentes desencadenantes de estrés, indicó que recibir una sola llamada del trabajo durante las vacaciones es tan estresante como hacer puenting. El nivel de estrés alcanzado cuando se recibe una de estas llamadas o mensajes, es superior, según los psicólogos encargados de la investigación, al producido por una pelea con la pareja o quedarse parado en un atasco.

Del estudio se desprende una clasificación de situaciones estresantes que, por orden de importancia quedan así: en primer lugar, la llamada del jefe durante las vacaciones; en segundo lugar, hacer puenting; luego, una pelea con la pareja seguida de una avería en el coche. Por último, en quinto lugar, un atasco de tráfico.

Una mujer habla por teléfono en la Playa de Los Locos en Torrevieja (Alicante) en una imagen de archivo. EFE/M.Lorenzo
Una mujer habla por teléfono en la Playa de Los Locos en Torrevieja (Alicante) en una imagen de archivo. EFE/M.Lorenzo 

Pero... ¿Por qué respondemos a esas llamadas los españoles? Pues un 39 % porque se siente responsable incluso cuando no está en su puesto de trabajo, un 34 % porque se sintió obligado a hacerlo y sólo menos de un dos por ciento de los encuestados reconoció no haber respondido.

No obstante, no todas las profesiones corren el mismo riesgo de que el trabajo les interrumpa las vacaciones. El periodismo, el marketing y la investigación son los tres sectores que se han desvelado en el estudio como los más afectados. Y muy de cerca les siguen las finanzas, la informática y las telecomunicaciones.

Un modo de evitar el "susto" es apagar los dispositivos móviles entre mitad de la mañana y mitad de la tarde que es cuando, según el estudio, se produce la mayoría de esas llamadas.

Afortunadamente, el mismo estudio indica que a los españoles la interrupción no les afectó durante mucho tiempo, pues el 62 % aseguró no haberse visto afectado durante más de dos horas.

Secciones : Turismo Viajero