Belmond Safaris (Botswana). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago

Belmond Safaris (Botswana). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago

EXCLUSIVOS

Hoteles salvajes, en el corazón de la naturaleza

Publicado por: BEATRIZ MAPELLI / EFETUR 7 de octubre de 2016

Camas flotantes sobre ríos, cuevas integradas en montañas o cabañas en pleno desierto... Originales experiencias que proponen los hoteles salvajes que incluimos en este reportaje.

Playas, desiertos, selvas... son los escenarios de estos hoteles salvajes que, lejos del bullicio de las grandes ciudades, tienen una oferta en la que la naturaleza constituye el aliciente principal. De la mano de Trivago, salimos a conocer siete establecimientos que plantean una estancia a base de estrellas, fauna y el silencio. Naturaleza en estado puro.

Bangkok Tree House -Tailandia-

En Thonburi, Tailandia, se levanta el Bangkok Tree House, un alojamiento integrado en un paraje natural al que solo se accede a pie, en bicicleta o en lancha. Entre las propuestas que ofrece destaca una casa en el árbol, construida con materiales sostenibles como el bambú, que cuenta con tres habitaciones y ofrece a sus huéspedes vistas únicas al río Chao Phraya, en el que, por cierto, también se puede dormir sobre una cama flotante. Otra opción es pasar la noche en la “View with a Room”, una habitación al aire libre, ubicada a siete metros de altura. Este hotel ecológico carece de electricidad en muchas de sus zonas y, claro está, de conexión wifi. Pero eso sí, a los viajeros capaces de olvidarse del móvil se les aplica un descuento en el precio.

Bangkok Tree House (Tailandia). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago
Bangkok Tree House (Tailandia). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago

Escondido -México-

Paseando por una playa virgen de la costa del estado de Oaxaca, en México, nos encontramos con este recóndito hotel integrado en un jardín de cactus. Coloridas y edificadas con materiales de la zona, las 16 palapas de 35 metros cuadrados con las que cuenta, tienen un área exterior chill out y una alberca individual con agua del Pacífico. Se añaden a éstos otros atractivos como las suculentas comidas a base de fruta tropical, productos de la zona y la pesca del día; o las posibilidades que ofrecen los alrededores, como surfear las olas de Puerto Escondido que es, según Trivago, "la meca mexicana del surf". También resulta interesante participar en alguna excursión por la laguna de Manialtepec, popular por sus aguas fosforescentes al caer la noche y por la exuberante vegetación de manglar que la rodea.

Escondido (México).Foto: EFETUR/Cedida por Trivago
Escondido (México).Foto: EFETUR/Cedida por Trivago

Kagga Kamma -Sudáfrica-

La reserva de Kagga Kamma, en Sudáfrica, plantea a los viajeros una original experiencia: integrarse en la naturaleza y participar de la tradición bosquimana, para lo que cuenta con habitaciones sin paredes y cuevas incrustadas en las formaciones rocosas de las montañas de Cederberg. También se ofrece la posibilidad de acampar en mitad de este paraje acompañados por el aullar de los chacales, o alojarse en algunas de las cabañas tradicionales que alberga. La estancia puede enriquecerse con el disfrute de las numerosas pinturas rupestres con más de seis mil años de antigüedad que se extienden por la zona.

Kagga Kamma (Sudáfrica). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago
Kagga Kamma (Sudáfrica). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago

Ladera Resort -Santa Lucía-

En la pequeña isla de Santa Lucía, de origen volcánico, se erige el Ladera Resort, un hotel con 32 suites de estilo caribeño. Todas ellas, sin paredes y con una piscina privada de aguas geotermales, ofrecen vistas a un paisaje digno de una foto de rigor. En el interior de la habitación, destaca una enorme cama con dosel en madera tropical pulida que se asoma al borde de la vertiente, a cuyos pies rompen las olas del Caribe contra las montañas volcánicas Pitons, consideradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Tirolinas que atraviesan la densa vegetación, snorkel entre arrecifes coralinos, o avistamiento de ballenas y delfines son algunas de las actividades que ofrecen los alrededores.

Ladera Resort (Santa Lucía). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago
Ladera Resort (Santa Lucía). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago

Jeeva Beloam Beach Camp -Indonesia-

En una playa de arena blanca, sobre una pequeña cala, se halla el Jeeva Beloam Beach Camp. Se trata de un alojamiento compuesto por once cabañas aisladas entre las dunas y construidas con madera reciclada, bambú y plantas autóctonas. Con un gran compromiso por el turismo responsable, este espacio está decorado con muebles hechos a mano por las comunidades locales y no dispone de televisión ni Internet. Sin embargo, esos elementos se suplen con uno de los parajes naturales más espectaculares de Lombok, con la isla Sumbawa en el horizonte, que se puede disfrutar desde la cama al aire libre situada en la terraza privada de cada cabaña.

Jeeva Beloam Beach Camp (Indonesia). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago
Jeeva Beloam Beach Camp (Indonesia). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago

Belmond Safaris -Botsuana-

En Botswana, los viajeros tienen oportunidad de descubrir de cerca la belleza de la sabana y su fauna salvaje desde las propias de Belmond Safaris. Este espacio cuenta con refugios camuflados entre los bosques del Parque Nacional de Chobe y la Reserva de Moremi; y otros enclavados a orillas del río Okavango. Estos espacios, con un perfecto equilibrio entre naturaleza y lujo, cuentan con piscina, spa, duchas exteriores y restaurantes al aire libre. Además, experimentados guías ofrecen excursiones a pie por los alrededores y paseos en canoas mokoro por los lagos de la zona.

Belmond Safaris (Botswana). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago
Belmond Safaris (Botswana). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago

Tutwa Desert Lodge -Sudáfrica-

De nuevo en Sudáfrica encontramos el Tutwa Desert Lodge, un alojamiento renovado y ubicado en un área protegida del Green Kalahari. El interior de sus cabañas, que se rodean de las jirafas, leopardos y cebras que habitan la región, está decorado con motivos africanos y obras de artistas locales. Además, desde los porches de las suites, se pueden contemplar los alrededores, un paisaje salpicado de antílopes y árboles indígenas de aloe. Safaris diurnos y nocturnos por el desierto o descensos por el río Orange en canoa hasta las cataratas Augrabies son propuestas que completan la estancia en este rincón africano.

Tutwa Desert Lodge (Sudáfrica). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago
Tutwa Desert Lodge (Sudáfrica). Foto: EFETUR/Cedida por Trivago
Secciones : Hoteles Turismo