Espectáculo de Paco Manzano, en Las Tablas.

Espectáculo de Paco Manzano, en Las Tablas.

CULTURA

Madrid, capital del flamenco

Publicado por: MÒNICA FARO 29 de noviembre de 2013

Espectáculo, arte, guitarras y el quejío de las voces desgarradas del flamenco. Los amantes de este arte de origen andaluz, centenario, y que tanto emociona a los turistas extranjeros, tienen en Madrid una ciudad perfecta para disfrutarlo. Aquí va un pequeño recorrido por los tablaos madrileños.

Desde hace décadas, los tablaos madrileños conquistan a turistas que buscan un rinconcito de Andalucía. La cultura de los tablaos es tan popular en Madrid que muchos dicen que es la capital del flamenco.

Cunas de famosos

Aunque su origen está en el sur de España, es cierto que gran parte de la industria musical está concentrada en Madrid, y muchos artistas buscan su futuro en la capital, donde inician sus primeros pasos. Tablaos en los que han actuado iconos como Lola Flores, Antonio Molina o Marifé de Triana, y a los que se han rendido celebrities como Richard Gere, Natalie Portman o Marlene Dietrich.

 Para demostrar su potencial flamenco, desde hace unos meses Madrid ha puesto marcha una atractiva ruta de los tablaos, que ofrece a turistas y locales espectáculos de baile y cante aderezados con buena gastronomía, y sin perder de vista otros atractivos de la región, como sus monumentos y su historia.

Un recorrido que pasa por los principales tablaos de la ciudad, como el Café de Chinitas o Las Tablas. El objetivo es quitarle al flamenco esa etiqueta de folclore que tienen muchos turistas, a menudo cargada de tópicos. Los tablaos flamencos de Madrid encierran mucha historia, anécdotas y, sobre todo, arte, mucho arte.

Desterrar los tópicos

Marisol Navarro, una de las artífices de “Las Tablas”, un local que cumple diez años este mes de diciembre, asegura que la clave para “enganchar” al visitante es “ofrecer flamenco de mucha calidad. “Tiene que primar el escenario más que la decoración. El flamenco se vive, se siente y se cocina en el escenario”. Y está convencida de que “Madrid es la capital del flamenco”, porque los artistas acuden a la ciudad para dar a conocer su trabajo. Eso sí, lamenta que “muchas veces los extranjeros saben más de flamenco que los propios españoles”. “Cada vez viene más público local que se sorprende y descubre que el flamenco no es algo solo para turistas”.

Aunque muchos madrileños ni siquiera hayan reparado en ellos, los tablaos flamencos forman parte del escenario cultural de Madrid y encierran una infinidad de historias y leyendas, en torno a esta expresión artística considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde 2010.

La gastronomía, una aliada de oro

Para renovar su oferta, los tablaos han encontrado en la gastronomía una aliada de oro. Destaca la nueva apuesta de El Corral de la Morería, un clásico que ahora ha apostado por la alta cocina, con una carta diseñada por el colaborador de El Celler de Can Roca, Salvador Brugués, el chef José Luis Estevan y el repostero Jordi Puigvert.

Fachada de El Corral de la Morería. Bernardo Corces.
Fachada de El Corral de la Morería. Bernardo Corces.

Una oferta gastronómica que sus propietarios definen como “actualizada y rupturista” pero que respeta la tradición de la cocina española, con una cuidada carta de vinos. Así, mientras disfrutamos de un espectáculo en este tablao por el que han pasado Richard Gere o Edward Kennedy, podemos disfrutar de un tartar de atún rojo con aguacate, o de una yema de huevo de corral a 63 grados sobre ropa vieja.  Delicias de un restaurante gastronómico que pueden combinarse con el apasionado arte del flamenco. El Corral de la Morería estrena ahora espectáculo, “Mosaico Flamenco”, con bailaores como Belén López, Olga Pericet, “El Junco” y Juan Andrés Maya.

También han apostado por renovar su oferta culinaria en "Cantares" –antes el “Corral de la Pacheca”, rebautizado este mes de octurbre con el nombre del programa televisivo que lo dio a conocer en el mundo, y por el que pasaron artistas como Lola Flores, Antonio Molina, Rocío Jurado o Pepe Pinto.

Cantares apuesta por dar un toque internacional a la cocina española con recetas tradicionales como una sopa de tomate o un ajoblanco, entradas como unos brotes de hojas verdes con carpacio de tomate o un salteado de verduras con fardo de calamar o platos principales como un taco de atún con piperrada y emulsión balsámica o cordero con tallarines.  “El peso de la gastronomía es fundamental, representa el 50 por ciento del tablao”, afirma uno de sus responsables, Luis Caballero. La modernidad también cabe en el espectáculo, con una propuesta de flamenco de fusión que "Cantares" ofrece al público todos los jueves de la mano de jóvenes artistas.

 

Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.