Una pareja de personas mayores disfruta de las vistas de un lago. Foto: Efetur / Alberto Matos.

Una pareja de personas mayores disfruta de las vistas de un lago. Foto: Efetur / Alberto Matos.

RADIOGRAFÍA

Los mayores ya preparan su maleta, así es el turismo de la tercera edad

Publicado por: LUCÍA R. SIMÓN / EFETUR 20 de noviembre de 2015

Los popularmente conocidos como "viajes del Imserso" ya están en marcha un año más. Hay plazas para más de un millón de usuarios que buscan servicios cada vez más novedosos y se interesan por nuevos destinos más allá del sol y playa.

En el imaginario colectivo, autobuses llenos de sonrientes abuelos dispuestos a pasar unos días en destinos costeros que les esperan con los brazos abiertos en ausencia de los veraneantes extranjeros.

Pero no siempre es así. Según los datos facilitados por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales del Ministerio de Sanidad, el perfil y las expectativas de los usuarios de los demandantes han cambiado. Los mayores españoles cada vez están "más formados e informados" y, por este mismo motivo, se ha mantenido el incremento de solicitudes, incluso en los años de crisis. Entre las razones, una tercera edad con mejores condiciones físicas e intelectuales y una situación económica "estable".

Los mayores españoles cada vez están "más formados e informados" y, por este mismo motivo, se ha mantenido el incremento de solicitudes, incluso en los años de crisis.

Y por eso ya no se conforman con cualquier cosa. Además de descansar y relajarse, buscan en estos viajes conocer gente, relacionarse y visitar nuevos destinos, especialmente con atractivos culturales y naturales. Así, además de playas, demandan una oferta variada que incorpore un mayor número de plazas en circuitos culturales y turismo de naturaleza. Para adaptarse a sus gustos, el Imserso ofrece más variedad y flexibilidad en sus viajes, con paquetes de turismo de interior, estancias en capitales de provincia y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

En cuanto a los servicios, piden más calidad y una atención cuidada y adaptada a sus necesidades.

Pasarela de madera en una playa de Almería. EFE/Carlos Barba.
Un grupo de personas accede a una playa  por un pasarela de madera con sombrillas y sillas. Foto: EFE 

¿Cómo son los "abuelos" del Imserso?

El 55 % de los usuarios del programa de Turismo social son mujeres. En cuanto a las edades, la mitad de los solicitantes se concentra entre los 65 y los 74 años, pero también hay pensionistas con más edad que se animan a pedir estas merecidas vacaciones. En concreto, más de medio millón de abuelos de entre 75 y 79 años han emitido su solicitud en la última campaña, casi 400.000 de entre 80 y 84 años y 188.000 con 85 años y más.  Pero no hay que olvidar que entre los "abuelos" del Imserso también hay personas de 55 años que rompen con el perfil habitual y que demandan destinos y servicios diferentes.

¿A dónde van nuestros mayores?

Los programas se dividen en estancias en zonas costeras -tanto peninsulares como en las islas- y viajes de interior, que incluyen circuitos culturales con guías especializados, turismo por espacios naturales, viajes a capitales de provincia y a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.
Para adaptarse a las necesidades de cada familia, existen propuestas desde quince a siete de relax en la playa, hasta viajes a capitales de solo tres pernoctaciones.

¿Quién puede viajar con el Imserso?

Hay que ser residente en España y reunir alguno de estos requisitos:

  • Pensionista de jubilación, de viudedad con 55 años o por otros conceptos.
  • Perceptores de prestaciones por subsidios de desempleo con más de 60 años de edad
  • Mayores de 65 titulares o beneficiarios de la Seguridad Social
  • Españoles residentes en Europa que reúnan los requisitos.

Pueden ser usuarios como acompañantes las parejas de los usuarios.
Según el Imserso, hay muchos más solicitantes que plazas, por lo que la selección la hace este instituto, de manera centralizada, en función de la edad, de sus recursos económicos, de si ha participado o no en años anteriores y de si se trata o no familia numerosa.

¿Cuánto les cuesta?

Las tarifas varían, por supuesto, en función del tipo de programa, de la duración y si el viaje se realiza en temporada baja, que comprende entre 1 y el 17 de diciembre y del 1 al 31 de enero.
Según la previsión de precios facilitada por el Imserso para esta temporada, los mayores que más tendrán que rascarse el bolsillo serán los que se decidan por los viajes combinados en Canarias de quince días y 14 noches, con transporte y pensión completa, que les costará 585,9 euros.

El Estado dedica al programa de Turismo Social del Imserso casi 70 millones de euros

Las estancias de diez días en la costas pensinsulares supondrán un desembolso de 212 euros -256 en temporada alta-; en Baleares, incluyendo transporte, 233, y los circuitos culturales de siete días 284. Son solo algunos ejemplos de una tabla de tarifas en la que la propuesta más asequible es la visita de solo dos noches a capitales de provincia, con un precio de 91 euros.

Las arcas del Estado desembolsarán en esta campaña casi 70 millones de euros para completar la aportación de los usuarios. El Gobierno calcula que este programa genera 8,5 millones de estancias en más de 300 establecimientos hoteleros, lo que supone una actividad económica de algo más de 330 millones de euros y casi 92.000 empleos.

Y así son los viajes del Imserso. En este punto, ya solo nos queda desear a todos los mayores muy buenas y merecidas vacaciones. A disfrutar de la vida, que son dos días, y uno está lloviendo.

Secciones : Turismo Viajero