Tienda de frutas y hortalizas en San Sebastián. Efeagro/Juan Herrero

Tienda de frutas y hortalizas en San Sebastián. Efeagro/Juan Herrero

ALIMENTACIÓN PRECIOS

La subida de los costes difumina la rebaja del IVA en el pequeño comercio

Publicado por: EFEAGRO/Belén Delgado 13 de enero de 2023

La subida incesante de los costes está difuminando el efecto de la rebaja del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en los pequeños comercios de alimentación, que siguen haciendo malabares por cuadrar las cuentas en mitad de la cuesta de enero.

Desde que el 1 de enero entrara en vigor la supresión o reducción del IVA para determinados productos básicos, la distribución ha adaptado los precios de venta al público, llegando incluso a reflejar los cambios en los tiques de compra para beneficio del consumidor.

Sin embargo, la aplicación de esta medida no ha sido uniforme en todo el sector y, en el caso de las tiendas de proximidad, han surgido dificultades añadidas, no solo por tener que redondear los precios finales y entregar en efectivo céntimos sueltos, sino sobre todo por manejar a menudo estrechos márgenes empresariales.

Panaderías

Las panaderías llevan meses alertando de la situación crítica que atraviesan por el aumento de los costes, especialmente de la factura de la luz y los principales ingredientes, lo que les ha llevado a organizar apagones simbólicos en señal de protesta.

Con la rebaja del IVA, se han visto obligadas a acatar la norma del Gobierno, como explica a Efeagro el presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Panadería, Pastelería, Bollería y Afines (Ceoppan), Eduardo Villar Romo, quien no oculta su malestar.

Hornada de pan en una panadería de Logroño. Efeagro/Raquel Manzanares
Hornada de pan en una panadería de Logroño. Efeagro/Raquel Manzanares

"Es un decreto elaborado muy rápidamente y no entendemos qué sentido tiene", apunta Villar Romo, que ha defendido la "coherencia" de las empresas del sector durante el año pasado, cuando optaron por no repercutir toda la subida de costes por ser el pan un producto de primera necesidad.

Según los datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el pan acabó 2022 con una subida anual del 15,4 %, tres décimas por debajo del Índice de Precios de Consumo (IPC) en alimentación.

El azúcar (+50,6 %), el aceite y las grasas (+38,1 %), la leche (+37,2 %), los huevos (+29,8 %) y los cereales (+22,7 %) han empujado al alza los precios de la cesta de la compra en un año, mientras que el comportamiento de un grupo reducido de productos ha sido más moderado, como el de las frutas (+7,3 %).

Fruterías

Eso no significa que los pequeños comerciantes de frutas y verduras se hayan librado de la subida de los costes y de las dificultades para suprimir, en su caso, el IVA.

El vicepresidente de la Federación Nacional de Detallistas de Frutas y Hortalizas, Javier Iglesias, precisa que los precios de la verdura en los mercados mayoristas pueden variar hasta dos o tres veces en una semana, otro obstáculo a la hora de calcular un precio de venta al público.

"Cuando voy a Mercamadrid aplico un margen en el que va incluido el IVA y muchas veces ni me fijo en ese impuesto", señala Iglesias como ejemplo.

En su opinión, la rebaja final del precio "no puede ser muy grande" cuando se ha eliminado la subvención de 20 céntimos de euro por litro de carburante a todos los conductores, salvo a los transportistas, categoría en la que él no entra a pesar de sus desplazamientos para recoger el género.

También se queja de la alta factura que siguen pagando por la luz, sobre todo por mantener todo el día las cámaras frigoríficas para conservar las frutas y hortalizas; del mayor coste de las bolsas de papel y del nuevo impuesto al plástico que el Gobierno ha introducido este año.

Mercados

En los mercados tradicionales el encarecimiento de los alimentos se nota cada semana, ya que la inflación se acumula en todos los eslabones de la cadena de valor, desde la producción primaria hasta la industria y la distribución.

"Los incrementos de los costes superan la rebaja del IVA con creces", sentencia el presidente de la Federación Gallega de Plazas de Abastos (Fepragal), Javier Paz, cuya asociación integra la Confederación de Mercados Tradicionales de Abastos de España.

Asegura que algunos productos se han abaratado, si bien la carne y el pescado -que suelen engrosar la cesta- han quedado fuera de la bajada fiscal.

Expresa sus dudas de que la medida del Gobierno para aliviar la inflación vaya a incentivar el consumo, que normalmente cae después de navidades, en la tradicional cuesta de enero, pero que este año afronta además la incertidumbre económica y la pérdida de poder adquisitivo de las familias.

Lo percibe Paz todos los días en el mercado, cuando ve a las personas "limitarse mucho" en lo que compran porque "la cosa está muy fastidiada" y "lo que no han comido ayer no lo van a comer mañana".