Cerdos en una granja de Girona. Efeagro/Robin Townsend

Cerdos en una granja de Girona. Efeagro/Robin Townsend

UE AGRICULTURA

La caída de la cosecha en la UE por la sequía afecta sobre todo al ganado

Publicado por: EFEAGRO/EURACTIV/Yaroslava Bukhta 2 de septiembre de 2022
Disclaimer EU21

Cofinanciado por la Unión Europea

Las opiniones y puntos de vista expresados solo comprometen a su(s) autor(es) y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea. Ni la Unión Europea ni la autoridad otorgante pueden ser considerados responsables de ellos.

Las sequías durante el verano en toda Europa han llevado a una caída en la producción de grano y cereales, elevando los precios de los alimentos para animales, lo que, combinado con la falta de pastos, podrá tener un fuerte impacto en la producción avícola y porcina europea, como advierten los expertos. Informa EURACTIV.

En los últimos meses, la Unión Europea (UE) ha vivido una de las peores sequías, con 14 de los 27 estados miembros (entre ellos Portugal, Italia, España, Francia, Irlanda, Bélgica, Luxemburgo, República Checa, Eslovaquia y Croacia) gravemente afectados, según un análisis de Farm Europe.

Estos meses excepcionalmente cálidos y secos han afectado gravemente a las cosechas de la UE, especialmente de cereales y semillas oleaginosas, informó el representante de la Comisión Michael Scannell en una audiencia del Comité de Agricultura del Parlamento Europeo el 31 de agosto.

Esto ha hecho que se prevea la caída de la producción de cereales en un 4 % en relación con la media de estos cinco años, explicó Scannell.

Sin embargo, una de las mayores preocupaciones es el maíz, cuya producción se espera que baje sustancialmente en un 13,7 % en el promedio de cinco años.

Un ganadero coge pienso para sus animales. Efeagro/Bodo Marks
Un ganadero coge pienso para sus animales. Efeagro/Bodo Marks

Esto supone un movimiento sísmico para el sector ganadero, debido al aumento de los costes de alimentación animal, agravado por el hecho de que las condiciones de los pastos también se han visto muy afectadas por el tiempo seco.

“Tendremos que seguir siendo muy sensibles a ese impacto al avanzar hacia el otoño y el invierno. Y a las decisiones de los ganaderos sobre básicamente cómo van a mantener alimentados a sus animales y cuánto les va a costar hacerlo, y si en esas circunstancias deciden, por ejemplo, vender sus animales”, advirtió Scannell.

Algunos legisladores del Parlamento Europeo ya han mencionado la notable influencia en el sector ganadero de sus países.

“Si miro a la ganadería, tenemos un desastre inminente”, enfatizó el eurodiputado verde Martin Häusling, que agregó que muchos agricultores “ya están utilizando sus materias primas de invierno para alimentar al ganado”.

“Quedan algunas existencias del año pasado. Pero una vez que se agoten esos ‘stocks’, la pregunta será si habrá sacrificios o si algunos ganaderos abandonarán completamente el sector”, advirtió.

El asunto también lo planteó la eurodiputada socialdemócrata Clara Aguilera García, quien alertó de que hay un “problema enorme de viabilidad en muchas zonas de producción ganadera”.

Mientras tanto, el reciente informe de Farm Europe también advirtió de que los agricultores ya están luchando debido al aumento de los precios de los piensos y otros factores de producción por la guerra en Ucrania, y “ahora se enfrentan a una necesidad de forraje que difícilmente podrán satisfacer en otoño”.

Soluciones sostenibles a largo plazo

Y estas condiciones excepcionalmente secas pueden volverse más regulares, señaló Scannell.

“[Estas condiciones de verano] son cada vez más frecuentes, y nuestros sistemas necesitan evolucionar en consecuencia”, enfatizó.

Pero los eurodiputados estaban divididos en cuanto a las mejores acciones para llevar a cabo.

Mientras que algunos legisladores de la UE, como la liberal demócrata Ulrike Müller y Martin Häusling, criticaron la actual Política Agrícola Común (PAC) por ser demasiado miope y carecer de incentivos para la gestión del agua y el uso de tecnologías, otros advirtieron sobre la compensación entre la producción presente y futura.

Por ejemplo, la eurodiputada conservadora Veronika Vrecionová pidió a la Comisión que tenga cuidado cuando presente nuevos requisitos ecológicos para los agricultores de la UE porque estos "podrían empeorar la situación".

Al abordar las preocupaciones, el representante de la Comisión explicó que "la Comisión no lo ve como la elección de una opción u otra", y destacó que las excepciones a ciertas medidas verdes en la PAC, introducidas para impulsar la seguridad alimentaria ante la guerra en Ucrania, “no cuestionan la prioridad y se asegura también que se afrontan los retos del cambio climático”.

“En términos más generales, la seguridad alimentaria seguirá siendo una prioridad muy alta en nuestro radar”, enfatizó Scannell, que agregó que las medidas no deben introducirse “a ciegas”, sino “encontrando alternativas nuevas y más innovadoras”.