Arrabida. Foto. Cedida por Turismo de Lisboa

Arrabida. Foto. Cedida por Turismo de Lisboa

PORTUGAL

La sierra de Arrábida, paraíso portugués de monumentos naturales

Publicado por: BÁRBARA PEREIRA/EFE 10 de julio de 2015

Entre acantilados, paisajes montañosos y playas de aguas cristalinas, la portuguesa Sierra de la Arrábida brinda la oportunidad de disfrutar de verdaderas bellezas de la naturaleza a menos de 50 kilómetros al sur del ambiente urbano de Lisboa.

A orillas del Atlántico y con una costa que recorre los municipios de Sesimbra, Setúbal y Palmera, este espacio natural limita al oeste con el faro del Cabo Espichel y al este con el Parque Natural de la Sierra de la Arrábida.

A sus atractivos naturales se unen las cuantiosas referencias históricas que ofrece la zona, desde vestigios de huellas de dinosaurios hasta hitos de la historia de Portugal, como castillos, santuarios y ermitas.

Turismo de naturaleza

En el litoral de Sesimbra, la Reserva Marina Profesor Luis Saldanha encierra la mayor biodiversidad de Europa, que alberga más de mil especies de fauna y flora marinas.

"Tiene un conjunto de atracciones fantásticas, en términos de turismo de naturaleza", explica a Efe el alcalde de Sesimbra, Augusto Pólvora, que detalla que tres de los ocho monumentos naturales de Portugal se encuentran en la localidad. Se trata del yacimiento de icnofósiles de dinosaurio de Lagosteiros -situado en la Bahía de los Lagosteiros-, la cantera de Avelino y el monumento natural de la Pedra da Mua.

Panorámica de Arrabida. Foto. Cedida por Turismo de Lisboa
Panorámica de Arrabida. Foto. Cedida por Turismo de Lisboa

La diversidad que guardan estos espacios puede contemplarse desde un paseo en barco a través de las aguas transparentes del Atlántico Norte que bañan los monumentales acantilados de la costa del municipio, que esconden más de 200 grutas.

De entre la oferta de playas de Sesimbra destacan por su belleza la de Cova da Mijona, la de Ribeira do Cavalo y la de Porto da Baleeira, en una costa en la que también se pueden practicar deportes de aventura como el rápel y el senderismo. Además, "es una tierra habitada por pescadores, con una gran comunidad pesquera", señaló Pólvora.

La pesca es una de las actividades tradicionales de la región y es ejercida de forma artesanal por alrededor de 300 pescadores, que salen a faenar por las aguas de Sesimbra todos los días en quince barcos. Entre las especies de pescado más valoradas de la zona destacan el pez espada negro y el jurel (chicharro).

Otros atractivos

De la tradición pesquera derivan otras especialidades gastronómicas como la "harina tostada", un pastel seco que debido a su larga duración nació para nutrir a los pescadores en alta mar, pero al que se le terminó añadiendo cacao, canela y limón para convertirlo en un dulce típico.

Arrabida. Foto. Cedida por Turismo de Lisboa
Arrabida. Foto. Cedida por Turismo de Lisboa

Si se recorre la zona por tierra, durante el camino entre el Cabo Espichel y el Castillo de Sesimbra se pueden ver algunas edificaciones históricas que se erigen en lo alto de los acantilados, como la Iglesia de Nuestra Señora del Cabo, el Faro del Cabo, la Ermita de la Memoria y el propio castillo.

Junto al cabo, en los yacimientos de la Pedra da Mua y de Lagosteiros, pueden verse pisadas de dinosaurios de varias especies, como saurópodos, terópodos y ornitisquios. En el pasado, los fósiles de dinosaurios se asociaban a la leyenda de Nuestra Señora de la Pedra da Mua, que contaba que en el año 1410 se avistó a la Virgen María subir la formación rocosa a lomos de una mula, cuyas pisadas quedaron impresas en la piedra.

En el otro extremo de la costa, dentro del propio Parque Natural de la Arrábida, se encuentra el Parque Marino Profesor Luís Saldanha, un área de 53 kilómetros cuadrados localizada en la costa sur de Setúbal, localidad conocida por su moscatel y sus vinos. Allí, donde la antigua Fortaleza de Santa María de la Arrábida se ha reconvertido en un museo oceanográfico, se puede practicar submarinismo para conocer las especies autóctonas de la zona.

Secciones : El mundo Turismo