Heretat de Guàrdia, Lleida. Foto. Cedida por Escapadarural

Heretat de Guàrdia, Lleida. Foto. Cedida por Escapadarural

TURISMO RURAL

Jacuzzis entre montañas

Publicado por: BEATRIZ MAPELLI / EFETUR 23 de noviembre de 2015

Existen refugios al amparo de la naturaleza que añaden a su oferta de gastronomía, ocio, intimidad y relax un lujo que marca la diferencia: jacuzzis que miran al entorno. Nos adentramos en diez casas rurales que ofrecen estos pequeños oasis de agua.

Ofrecemos, junto a Escapadarural.com, una selección de diez alojamientos en los que disfrutar de unas vacaciones de ambiente rústico sumergido en los exclusivos jacuzzis que se esconden en su interior, y que se suman a otros alicientes como ocio, deporte o gastronomía.

Casas rurales Ordesa -Huesca

Si de jacuzzis va la cosa, no podemos ignorar que en Belsierre, Huesca, se encuentra una de las mejores opciones para disfrutarlos. Porque aquí, con vistas al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, están las Casas Rurales Ordesa, un lugar en el que perderse y disfrutar de la paz que se respira entre montañas.

Con capacidad de entre 2 y 9 plazas cada uno, estos pequeños alojamientos rurales se levantan en una finca privada con jardines, en la que no falta el porche privado, el jacuzzi-spa climatizado cubierto por pérgolas de madera, y unas fantásticas vistas a los alrededores. También su interior brilla con luz propia a través de su salón-comedor, chimenea, televisión, cocina, bañera de hidromasaje y espaciosas habitaciones.

Casa rural Río Dulce -Guadalajara-

A sólo una hora de Madrid, en Guadalajara, en el Parque Natural del Río Dulce, se ubica la Casa rural Río Dulce, ideal para desconectar y vivir la naturaleza en todo su esplendor. Los distintos alojamientos rurales cuentan con chimenea propia, TV de plasma, vistas a los alrededores y cocina dotada con todo tipo de electrodomésticos.

Pero si algo hace de ésta una opción ideal es el spa "El Balcón del Relax", una sala de relajación de 50 metros cuadrados y uso privado para dos personas. Otra manera más de mimar a los huéspedes con sauna, jacuzzi, chimenea, baños de hidroterapia, música relajante y seis metros de cristaleras con vistas al cañón. Una opción perfecta para descansar tras un día de senderismo junto al río, avistamiento de aves, rutas a caballo o visitas culturales por la ciudad medieval de Sigüenza.

Casa rural Río Dulce, Guadalajara. Foto. Cedida por Escapadarural
Casa rural Río Dulce, Guadalajara. Foto. Cedida por Escapadarural

Casas cueva Cazorla -Hinojares, Jaén-

En Hinojares, en la provincia de Jaén, en el interior de una cueva, se encuentra otra de nuestras propuestas: las Casas cueva Cazorla. Una auténtica forma de disfrutar del turismo rural entre paredes de estilo árabe y serrano equipadas con chimenea, piscina, barbacoa, jardín, piscina o wifi gratuito.

Y en el dormitorio, una sorpresa: un agradable jacuzzi en el que reposar el cansancio del día. Un día, por cierto, en el que se puede disfrutar de una amplia variedad de sugerencias como rutas a caballo, piragüismo o descenso de barrancos, entre otras cosas.

Casa rural Hilaris -Muniáin de Guesálaz, Navarra-

Para una escapada rural de esas que atrapan, también recomendamos alojarse en Hilaris, una casa palacio del siglo XVI, protegida por la Institución Príncipe de Viana. Confort, lujo y descanso se fusionan en Muniain de Guesálaz, Navarra, en este alojamiento de dos plantas y capacidad para 12 personas. Su interior acoge, entre otras cosas, una sala de juegos con billar, futbolín y equipo de música, salón-comedor con chimenea, TV, barra de bar, ocho dormitorios, bañera de hidromasaje y cocina totalmente equipada.

Ya fuera, cuenta con un jardín con patio interior, un asador, estanque, muebles de jardín, zona de aparcamiento y parque infantil a 40 metros. Y un jacuzzi para seis bajo una carpa acristalada que ofrece vistas al bello entorno natural. Un entorno, por cierto, que invita a dar agradables paseos, disfrutar con actividades deportivas o deleitarse con distintas rutas gastronómicas.

Casa rural Hilaris -Muniáin de Guesálaz, Navarra-. Foto. Cedida por Escapadarural
Casa rural Hilaris -Muniáin de Guesálaz, Navarra-. Foto. Cedida por Escapadarural

Posada Spa Privilegio de Vara -Noja, Cantabria-

Si viajamos hasta el precioso litoral de Noja, en Cantabria, descubrimos la Posada Spa Privilegio de Vara, un alojamiento a pocos metros de la Playa de Rís con una oferta pensada para para garantizar el descanso y la paz a sus clientes. ¿Cómo? A través de un spa dotado con piscina, jacuzzi, sauna, baño turco o cabina de hielo; también aquí se ofrecen distintos masajes, rituales de belleza y tratamientos de hidroterapia.

A lo anterior se suman las 13 estancias dedicadas a distintos personajes históricos de Cantabria, sala de estar, bañera de hidromasaje, comedor, colección de juegos, terraza, conexión wifi o zona de aparcamiento. Todo ello, aderezado con las propuestas de un entorno que invita a disfrutar de kilómetros de playas; gastronomía típica de la Región, y actividades al aire libre como senderismo, multiaventura, rutas a caballo o bicicleta de montaña.

La Erilla -Braojos, Madrid-

La Erilla, en Braojos (Madrid), en plena Sierra Norte, ofrece cuatro alojamientos rurales de arquitectura tradicional que encuentran en el spa-jacuzzi uno de sus mayores atractivos. Un espacio perfecto para relajarse al amparo de la piscina de hidromasaje o de la sauna que garantiza la paz tras un día en la naturaleza.

También se fusionan aquí otros atractivos como salón con TV, chimenea y horno de leña; cocina equipada; jardín; barbacoa; ocho habitaciones; y un escenario rural que ofrece restaurantes, excursiones a los pueblos de la sierra como Pedraza, Sepúlveda, Riaza y Ayllón; y actividades como piragüismo, espeleología o tiro con arco.

La Erilla -Braojos, Madrid-. Foto. Cedida por Escapadarural
La Erilla -Braojos, Madrid-. Foto. Cedida por Escapadarural

Hacienda Airabella -Orense-

La localidad de Viana do Bolo, en Ourense, presume de contar con la Hacienda Airabella, tres edificios emplazados en una finca de tres hectáreas con pradera, robledal y un campo de castaños. Complejo rural donde los haya, rodeado de montañas y espectaculares parajes, gana valor en los jacuzzis de las suites del complejo.

La casa principal consta de diez habitaciones equipadas con bañeras de hidromasaje, dos suites, -una con entrada independiente-, bar, restaurante y piscina con vistas a los alrededores. El segundo edificio alberga un aparthotel que consta de dos habitaciones, cocina y un baño con cabina de hidromasaje. Ya, por último, la tercera construcción es una sala multiusos para celebrar eventos de distintas naturaleza. Y atención: la oferta incluye un spa con sauna, pediluvio, hidromasaje y gimnasio.

Además, es un campo base perfecto para visitar el Parque Natural O Invernadeiro, ejemplo del paisaje montañoso y rural gallego; las gargantas del río Bibei y del Sil; o la Estación de Montaña Manzaneda, ideal para amantes del esquí.

El Rincón de Pau -Torres Torres, Valencia-

Hay que llegar a Torres Torres, en Valencia, para disfrutar del jacuzzi de la casa rural El Rincón de Pau. El establecimiento cuenta con seis alojamientos independientes de dos, tres y cuatro plazas, todos ellos diferentes entre sí.

Las vigas de madera, muros de piedra y paredes pintadas dibujan un escenario que regala un viaje en el tiempo mientras se disfruta de todas las comodidades del siglo XXI. Chimenea, piscina, barbacoa, biblioteca, varias terrazas, mirador, aparcamiento, huerto ecológico y acceso a Internet configuran otros de los pretextos para disfrutar aquí de unas tranquilas vacaciones. Un lugar abrazado además por playas, lagos, ríos, bosques y montañas que aseguran ocio y diversión.

El Rincón de Pau -Torres Torres, Valencia-. Foto. Cedida por Escapadarural
El Rincón de Pau -Torres Torres, Valencia-. Foto. Cedida por Escapadarural

Heretat de Guàrdia -La Baronia de Rialb , Lleida-

Merece la pena disfrutar de una estancia en Heretat de Guàrdia, una masía catalana con 500 años de antigüedad, reformada y equipada con una zona de spa con jacuzzi, sauna y ducha biotérmica. Lo mejor, ofrece vistas al valle natural en el que se ubica.

La casa, vestida de piedra, cuenta con nueve habitaciones, dos salones con billar, un espacio para la organización de eventos, biblioteca, cocina, capilla y espacios de exposición como el horno de pan, el molino de aceite o la antigua cocina. Ya fuera, jardín con piscina, barbacoa, terrazas y zonas de aparcamiento.

Especial mención merece el medio natural que lo rodea, con gran contraste de paisajes, campos de cultivo, bosques, montañas y espacios de ocio en los que practicar turismo micológico, senderismo, rutas BBT, pesca, escalada o rafting.

La Almendra y el Gitano -Agua Amarga, Almería-

Terminamos sumergidos en un precioso jacuzzi frente al desierto de Almería, en la localidad de Agua Amarga. Forma parte de la oferta de La Almendra y el Gitano, un alojamiento con tres habitaciones y dos suites independientes con terraza que plantan cara al entorno. Y aún hay más alicientes: barbacoa, zona de aparcamiento, terraza, piscina, bañeras de hidromasaje, aire acondicionado o acceso a Internet.

La parcela, con una hectárea y media de extensión, constituye un oasis de silencio que garantiza el bienestar a sus huéspedes entre propuestas de aire rústico. Cielo estrellado, calas, golf, hípica, gastronomía, rutas para descubrir el patrimonio arqueológico de Almería, excursiones al Cabo de Gata y a los Millares -“considerado como el más importante de los yacimientos europeos de la Edad de Cobre”- son otras de las sugerencias.

La Almendra y el Gitano -Agua Amarga, Almería-. Foto. Cedida por Escapadarural
La Almendra y el Gitano -Agua Amarga, Almería-. Foto. Cedida por Escapadarural
Secciones : Hoteles Turismo