ACTUALIDAD AGROALIMENTARIA

La semana agroalimentaria en cinco minutos

Publicado por: EFEAGRO 30 de diciembre de 2022

En el último informativo del año, repasamos las medidas del último paquete anticrisis del Gobierno, que toca el IVA de algunos alimentos; hacemos un resumen de lo que ha sido el año agroalimentario en 2022; y viajamos a la DO Uva embolsada del Vinalopó, protagonista en la Nochevieja.

Arrancamos el último informativo del año 2022 hablando del nuevo paquete de medidas del Gobierno para paliar el impacto de la guerra. En lo que afecta a la inflación de los alimentos, el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha anunciado la eliminación del IVA en los alimentos de primera necesidad como el pan, la leche o los huevos. Y la rebaja del 10 al 5 % para el aceite y la pasta.

Otra de las medidas anunciadas para afrontar la inflación alimentaria es un cheque de 200 euros, dirigido a más de cuatro millones de familias con bajos ingresos.

En el caso de los productores, se beneficiarán de 300 millones en subvenciones para hacer frente al aumento del coste de los fertilizantes. Y seguirán contando con la ayuda de 20 céntimos de euro por litro de gasóleo, una deducción valorada en 240 millones de euros.

RESUMEN 2022

Esas medidas anticrisis sirven como preámbulo para resumir lo que ha sido el año 2022 en el sector agroalimentario. Doce meses marcados por la irrupción de la guerra que impactó en el coste de la energía y en la disponibilidad de cereales como el maíz. Dos insumos muy utilizados en este sector y cuya carestía y escasez han provocado una inflación en toda la cadena agroalimentaria, desde el campo a la mesa.

Esta crisis de costes ha afectado a la rentabilidad de los operadores. Con menos rentabilidad, los ganaderos, por ejemplo, han reducido sus cabañas y la producción de alimentos.

Familiares mostrando retratos de varios de los miembros de la tripulación durante una multitudinaria protesta para lograr que se retome la búsqueda de los 12 marineros desaparecidos en el naufragio del Villa de Pitanxo. EFE/Salvador Sas

También en el ámbito ganadero, el año finaliza con novedades con la ordenación del sector vacuno para limitar el tamaño de su granjas, un asunto que generó polémica justo cuando arrancaba 2022.

En el sector hortícola, a la crisis de costes se ha sumado la subida de las importaciones y las inclemencias meteorológicas que han recortado algunas cosechas. Porque la sequía histórica ha sido otro de los grandes protagonistas que ha llevado a los productores incluso a tener que comprar agua para llevar a sus explotaciones. Aunque diciembre ha sido más benévolo en cuanto a precipitaciones y aporta un halo de esperanza.

Estas adversidades han hecho que la renta agraria caiga más del 11 % respecto a 1990, según datos de la COAG.

En el sector pesquero, el coste del gasóleo, apuntalado por la guerra, las restricciones en el Mediterráneo y las vedas en el Atlántico noreste han llevado al límite a la flota pesquera en este año que se recordará negro por el hundimiento del "Villa de Pitanxo" en el que fallecieron 21 marineros.

Los consumidores no pueden faltar en esta breve síntesis porque han notado en sus bolsillos el efecto de la inflación. Su cesta básica de la compra se ha encarecido más de un 15 % en doce meses.

Un año marcado por muchos contratiempos pero en los que el sector agroalimentario español siguió mostrando su fortaleza en el mercado exterior y su capacidad de resiliencia y resistencia para afrontar retos tan fuertes como fue la huelga salvaje de transportes en marzo. 

Y si una imagen nos deja este 2022 es la del campo echado a las calles de Madrid. Fue el 20 de marzo en una manifestación histórica por su gran afluencia. Los diferentes sectores del medio rural pidieron que se les tenga más en cuenta y reivindicaron sus derechos para poder seguir viviendo en los pueblos.

UVAS NOCHEVIEJA

Se acerca la hora de poner fin a este año y, como manda la tradición, lo haremos comiéndonos 12 uvas en Nochevieja. La mayoría de ellas procederán de la Denominación de Origen Protegida del Vinalopó.

La campaña no ha sido fácil en esta comarca alicantina, que ha sufrido una merma en la producción por el exceso de maduración de la uva por el calor. Además se enfrenta a una demanda contraída por la elevación de los precios.