Un alojamiento rural. Efeagro/Turismo de Asturias

Un alojamiento rural. Efeagro/Turismo de Asturias

El "apagón" simbólico de bares y panaderías se hace real en el turismo rural

Publicado por: agro 18 de noviembre de 2022

Hace unos días la hostelería protagonizó un apagón simbólico una semana después de que las panaderías hicieran lo propio para llamar la atención sobre sus problemas por la subida del precio de la luz; en el caso del turismo rural, ha pasado de ser un acto de protesta a una realidad.

Los propietarios de casas rurales han advertido sobre el cierre de algunos de los negocios de este sector a causa del incremento del coste de los insumos y particularmente de la factura de la luz, un subidón que según algunas fuentes llevará al 10 % de negocios a no abrir sus puertas este invierno.

En este diagnóstico han coincidido las fuentes de las asociaciones de propietarios consultadas por Efeagro y que también comparten los datos del portales de reservas como Escapadarural.com.

"Una de cada diez casas rurales podrían cerrar por la subida de los costes de la energía", asegura categórico el presidente de la Asociación Española de Turismo Rural (Asetur), Pedro Carreño.

Pero el problema puedo ir a más, pues esta cifra irá creciendo si la situación se sigue agravando, apunta, especialmente a partir de mitad de este mes cuando por fin parece que se ha superado el "veroño" y serán necesarias más calefacciones.

Sencillamente, no abrir

El presidente de la Asociación de Profesionales de Turismo Rural (Autural), Francisco Parra, explica por su parte que "hay alojamientos que se plantean sencillamente no abrir en invierno porque resulta caro mantener el confort del alojamiento".

En cualquier caso, recuerda que el cierre de casas rurales en invierno se han producido usualmente en las zonas en las que no hay centros invernales ni actividades durante esta época.

Pueblo de Ayna en Albacete. Efetur/Turismo Ayna/Escapadarural

Desde el portal de reservas de Escapadarural.com, una de las plataformas de referencia de oferta de estos establecimientos, vaticinan que los propietario se moverán en una disyuntiva: "un número reducido de propietarios se planteará no abrir y otros optarán por una subida de precios en 2023 para hacer frente al coste".

El riesgo de subir precios

Así, más de un propietario se decidirá a actualizar los precios dentro de un contexto inflacionista ya que, si los insumos suben, los precios suelen sufrir actualizaciones para adaptarse a la situación.

Pero esta decisión también conlleva riesgos, ya que subir los precios proporcionalmente también expone al propietario a asumir el riesgo de que baje la ocupación, alertan algunas fuentes.
Desde Autural defienden que "no se trataría de una subida de los precios, si no de una actualización de los precios en base al coste de los servicios".

Hasta ahora, subraya su presidente Francisco Parra, "el sector siempre ha tenido unos precios muy contenidos".

Esperar a tiempos mejores y cerrar temporalmente o subir tarifas y asumir el riesgo de que los viajeros se contenga en sus escapadas, parecen, a priori, las dos estrategias que pueden elegir los propietarios.

El impacto del veroño en el turismo rural

El turismo rural ha alargado su temporada de verano gracias al "veroño", pero sin superar cifras prepandemia, con una ocupación más alta que de costumbre gracias a las altas temperaturas en un mes considerado por el sector de temporada baja.

Según los datos de Asetur, en octubre la ocupación estimada ha sido del 60 %, todavía por debajo del 75 % de 2019.

En cualquier caso, ha habido diferencias por regiones y aunque las temperaturas han sido ideales para viajar, los costes de los combustibles han retraído al viajero, apuntan los portavoces del sector.

Y es que hasta ahora octubre entraba en la categoría de temporada baja para el sector del turismo en general, pero con esta "nueva estación" al menos ha mantenido la ocupación hasta la llegada de la climatología otoñal en noviembre.

Durante esta estación, las comunidades autónomas con más ocupación han sido Navarra con un 33 % de ocupación, seguida de Cataluña al 28 % y Euskadi con un 24 %, según Escapadarural.com.

Secciones : Actualidad