Vista de uno de los bosques plantados por el destino turistico Sierra Norte de Madrid. Efeagro/Sierra Norte

Vista de uno de los bosques plantados por el destino turistico Sierra Norte de Madrid. Efeagro/Sierra Norte -SOLO USO EDITORIAL-

Satélites e inteligencia artificial, la semilla en la red para los bosques reales

Publicado por: Efeagro/Nerea Díaz 19 de octubre de 2022

Un bosque de 10.000 árboles crece diseminado en diferentes puntos de España gracias al movimiento Plan-T, de la empresa ReTree, que trabaja para reforestar el medio rural de la mano de la tecnología satelital y con la inteligencia artificial.

Tecnología y sostenibilidad se aúnan en este proyecto que arrancó a finales de 2020 y que busca reforestar zonas que no pueden hacerlo por sus propios medios, por ejemplo, los "terrenos devastados por los incendios", explica en una entrevista a Efeagro el CEO y fundador de ReTree, Pedro Pérez de Ayala.

Ofrecen a sus clientes tecnología satelital e inteligencia artificial con la que monitorizar y seguir la evolución de los mismos.

Y así han generado ya un gran bosque digital, que vive y crece más allá de internet: han regenerado más de 2.100 metros cuadrados con la plantación de 10.000 árboles.

Unos datos significativos para un año marcado por los incendios que han arrasado "cerca de 300.000 hectáreas en España", según las estimaciones del Sistema de Información Europeo de Incendios Forestales (Effis).

Esta iniciativa unificada está compuesta por pequeños bosques de diversas empresas, y otros "se encuentran en fase de iniciación", como el de Valladolid, Ávila, Teruel y la Sierra Norte de Madrid, entre otros, detalla Pérez de Ayala.

Un bosque en la Sierra Norte de Madrid. Efeagro/Sierra Norte
Un bosque en la Sierra Norte de Madrid. Efeagro/Sierra Norte -SOLO USO EDITORIAL-

Se han generado además 5.652 horas de empleo rural y conseguir que la atmósfera absorba cinco toneladas de dióxido de carbono.

De hecho, generar oportunidades laborales es otro de los objetivos de este movimiento y, por ello, se contrata a la gente local de las pedanías para que se encarguen del proceso de plantación, apunta el emprendedor.

También se encargan del seguimiento posterior y de mantener la plantación en condiciones óptimas, apostilla.

Plantar para renacer y para el turismo rural

Para renacer es necesario plantar, y por eso surgió a principios de 2022, Bosque Carpetania, en la sierra madrileña, con el fin de plantar 100 árboles.

Queda poco porque hasta ahora han conseguido poblar el territorio con 87 árboles, y cuando lleguen al deseados 100 se "llevará a cabo el primer evento de plantación", puntualiza a Efeagro, la coordinadora del destino turístico Sierra Norte de Madrid, Elena Rubio.

Desde la página web del destino turístico los viajeros pueden ser partícipes y hacer un seguimiento del bosque, y de esta forma "compensar la huella de carbono que supone ir hasta la Sierra Norte desde una ciudad como Madrid", añade.

Y para fomentar la participación del público, al recorrer la Red de caminos Carpetania, los viajeros tienen en los indicadores de las rutas o senderos un código QR de acceso directo al bosque digital.

Imagen de uno de los bosques "reales" plantados bajo el movimiento Plan-T. Efeagro/ReTree -SOLO USO EDITORIAL-
Imagen de uno de los bosques "reales" plantados bajo el movimiento Plan-T. Efeagro/ReTree -SOLO USO EDITORIAL-

También hay iniciativas privadas en este sentido, como la de empresa Trapa o Decathlon que este mismo mes ha contado con ReTree para la plantación de su bosque "descentralizado" que sumará 2.000 árboles en la Comunidad de Madrid y en la Comunidad Valenciana.

En el caso de Chocolates Trapa, ha anunciado esta misma semana que va a llevar a cabo cuatro nuevas plantaciones de árboles en Peñafiel (Valladolid), Suances (Cantabria), Arafo (Tenerife) y Gáldar (Las Palmas) para dar inicio a su proyecto "Plantando futuro contigo", con el que persigue repoblar los bosques del país.

Entre las cuatro regiones, plantara 6.000 ejemplares autóctonos de cada zona —lentisco, acebuche, granadillos o jazmín de cumbre, entre otros— que serán capaces de absorber 2.000 toneladas de CO2 al año.

Así las empresas se unen a las iniciativas de reforestación para ganar terreno en materia de bosque a los paisajes áridos de las pedanías españolas ayudando a la sostenibilidad del medio ambiente, al desarrollo local y fomentando el empleo rural.