GRA122. PAMPLONA (NAVARRA) , 17/04/2014.- Imagen de un campo de colza en la zona de tierra Estella, donde los campos de colza han visto florecer sus plantas dando un intenso colorido a la zona. EFE/Jesús Diges

Bruselas hace "todo lo posible" para poder adoptar rápido los planes de la PAC

Publicado por: EFEAGRO 12 de julio de 2022
Disclaimer EU21

Financiado por el programa IMCAP de la Unión Europea

El contenido de la presente publicación representa únicamente las opiniones del autor y es responsabilidad exclusiva de este. La Comisión Europea no asume ninguna responsabilidad por el uso que pudiera hacerse de la información contenida en dicho material.

La Comisión Europea (CE) aseguró este martes que está haciendo "todo lo posible" para finalizar "tan rápido como sea posible" los debates que mantiene con los Estados miembros antes de poder adoptar los planes nacionales en los que los países detallan cómo aplicarán la nueva Política Agrícola Común (PAC).

"Quiero asegurar que todos estamos haciendo todo lo posible para finalizar nuestras discusiones con los Estados miembros tan rápido como sea posible, y todos sabemos lo importante que es tener los planes estratégicos adoptados para que nuestros agricultores tomen las decisiones para el próximo año, especialmente, en el contexto actual", declaró el subdirector general de la Dirección General de Agricultura de la CE, Mihail Dumitru.

El funcionario se pronunció así durante un debate sobre los planes estratégicos de la PAC celebrado hoy en la comisión de Agricultura de la Eurocámara.

En esos planes, que la Comisión Europea debe validar, cada Estado miembro detalla cómo piensa aplicar la nueva PAC, que entrará en vigor el 1 de enero de 2023.

Dumitru afirmó que no hay "riesgo" de que los planes estratégicos no se adopten este año, pero reconoció que el tiempo "apremia mucho", pues quedan seis meses para completar el proceso, permitir que los Estados miembros comuniquen el resultado a sus agricultores o se adopte la legislación nacional.

Para el pasado 1 de enero, los Estados miembros debían haber enviado a la CE sus planes, una fecha límite que respetó España y la mayoría de países, si bien otros se retrasaron. Para el 18 de marzo Bruselas contaba con los planes de los veintisiete socios comunitarios.

La nueva PAC prevé seis meses para que el Ejecutivo comunitario dé luz verde a los planes, un periodo que se cuenta a partir de la fecha en la que los gobiernos remitieron el documento a Bruselas.

Un campo de colza en la zona de tierra de Estella. Efeagro/Jesús Diges
Un campo de colza en la zona de tierra de Estella. Efeagro/Jesús Diges

Una vez recibidos los planes, la Comisión Europea propuso modificaciones y mejoras y los Estados miembros deben enviarle una versión actualizada.

El plazo de seis meses no avanza desde que Bruselas envía sus observaciones a las capitales hasta que los Estados miembros presentan la versión revisada del plan.

"En el momento en el que enviamos la carta con observaciones, el reloj se detiene y entramos en unas discusiones muy intensas con todos los Estados miembros para abordar las observaciones", expuso Dumitru.

El objetivo es acordar la versión revisada y que una vez enviada, Bruselas pueda adoptar el plan estratégico. Entre el envío de la versión actualizada y la adopción pasan seis semanas.

"La buena noticia es que ayer concluimos con el primer Estado miembro que puede volver a enviar su plan y otro Estado miembro se aproxima. Estamos en discusiones muy avanzadas con otros cuatro Estados miembros y, según nuestro plan, consideramos que podemos concluir esta discusión y lanzar el procedimiento (de adopción de los planes) antes del verano con alrededor de diez Estados", apuntó.

Explotaciones agrarias en la provincia de Toledo. Efeagro/Raúl Casado

Dimitru no pudo garantizar que para finales de septiembre la Comisión haya adoptado los veintisiete planes, pero consideró innecesaria una extensión del periodo de transición hacia la nueva PAC.

Dijo que si los países envían el plan revisado antes de las vacaciones de verano, podrán estar adoptados a principios de septiembre "si todo va bien".

La eurodiputada del PSOE Cristina Maestre Martín de Almagro criticó la decisión de la Comisión de excluir el girasol y la colza "en la categorización de los proteaginosos dentro del plan proteico incluido en el plan" estratégico español.

Dimitru justificó la decisión del Ejecutivo comunitario por lo estipulado en la legislación europea.

Secciones : Diario de la UE