Aplicación de fitosanitarios en una finca agrícola. Foto: EFEAGRO ARCHIVO

Aplicación de fitosanitarios en una finca agrícola. Foto: EFEAGRO ARCHIVO

El Gobierno prevé levantar restricciones para permitir la llegada de cereal argentino

Publicado por: EFEAGRO 14 de marzo de 2022
Disclaimer EU21

Cofinanciado por la Unión Europea

Las opiniones y puntos de vista expresados solo comprometen a su(s) autor(es) y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea. Ni la Unión Europea ni la autoridad otorgante pueden ser considerados responsables de ellos.

El Gobierno de España se reúne este lunes con el sector importador de cereales con la previsión de dictar, "en las próximas horas", una resolución para levantar las restricciones técnicas que faciliten la llegada de cereal, especialmente maíz, desde Argentina.

Lo ha avanzado este lunes el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, durante un desayuno organizado por Europa Press en el que ha informado de que esto es posible tras la reunión, el pasado viernes, del Comité Permanente de Vegetales, Animales, Alimentos y Piensos (Scopaff por sus siglas en inglés).

En dicho encuentro, la Comisión informó a los Estados miembros de que son ellos los que deben tomar las medidas necesarias para relajar los límites máximos de residuos fitosanitarios que técnicamente impedían la importación de materias primas como torta de girasol o maíz disponible en Argentina.

Son una restricciones que se levantarán "dentro de las plenas garantías" relativas a la seguridad alimentaria y a causa de la necesidad de suplir el nicho cerealista dejado por Ucrania, ha señalado.

Planas asegura que las importaciones desde países como Argentina se harán con "garantías"

Planas ha revelado que el viernes pasado mantuvo una conversación "muy positiva" y "constructiva" con su homólogo argentino, Julián Andrés Domínguez, para "dar acompañamiento" en el desarrollo de estas operaciones entre los comerciantes de ambos países.

Espera también avances en cuanto a las importaciones que puedan venir de Estados Unidos.

Para salvar ese déficit cerealista, ha recordado que España pide flexibilizar de forma temporal y excepcional la aplicación de la Política Agrícola Común (PAC) para hacer cultivables tierras en barbecho y de interés ecológico.

Son decisiones que se prevén adoptar "definitivamente" a lo largo de los próximos días con reuniones como la del lunes próximo del consejo de ministros de Agricultura en Bruselas.

Esa flexibilidad será temporal, dadas las circunstancias actuales, porque el avance hacia una PAC más sostenible "no tiene marcha atrás".

Aceite de girasol, abastecimiento y alternativas a su uso

Respecto al abastecimiento de aceite de girasol, otro de los principales productos que España importaba de Ucrania, ha reiterado que se trata de un problema "menor" para el país al contar con "grasas vegetales alternativas" como el aceite de oliva.

El ministro ha deslizado en varias ocasiones la pertinencia de usar, en una situación como la actual, los aceites refinados y el orujo de oliva para freír y hasta ha llegado a decir que ha visto en un supermercado una etiqueta al respecto.

A pesar de ello, no cree que eso sirva para cubrir "las necesidades de consumo" que cubría el aceite de girasol por lo que "es bueno que busquemos y nos aprovisionemos en otros mercados, pero con absoluta tranquilidad y serenidad: no tiene que haber pánico", ha remarcado.

Aunque se está trabajando en buscar esos mercados "alternativos" de aceite de girasol, ha defendido que el aceite de oliva es "nuestra grasa vegetal más saludable y hay que extender su consumo".

Por cierto, ha hecho referencia al acopio que puedan estar haciendo algunos clientes y cree que son acciones fruto del "nerviosismo" que "no tienen ningún sentido" porque "no hay ningún problema de abastecimiento".

 

En cuanto a los fertilizantes, ha indicado que la UE es dependiente de sus importaciones pero, a pesar de ello, España es el país comunitario con más "autonomía" porque la mitad de lo que consume se produce en su propio territorio.

En ese sentido, ha insistido en la necesidad de avanzar en la autonomía agroalimentaria para evitar "cuellos de botella", especialmente en la producción de proteínas vegetales y de insumos agrícolas.

Otra de las consecuencias de la guerra es la escalada de precios de los carburantes que está afectando especialmente al sector pesquero al ser uno de sus principales "inputs".

Planas ha recordado que su Departamento se reúne mañana con el sector y es un asunto que abordará también con sus homólogos europeos la semana que viene.

El ministro "comprende" que haya barcos que dejen de faenar estos días ante la falta de rentabilidad pero "haremos cuanto esté en nuestras manos para dar una respuesta". EFEAGRO

Secciones : Diario de la UE