Vista general de Burdeos, Francia. Foto: Geoffroy Groult

Vista general de Burdeos, Francia. Foto: Geoffroy Groult

EUROCOPA 2016

En Francia, tras los pasos de La Roja

Publicado por: BEATRIZ MAPELLI / EFETUR 10 de junio de 2016

Ya está todo listo en Francia para acoger los encuentros de la Eurocopa 2016, muy especialmente en Toulouse, Niza y Burdeos, que serán testigos de los primeros encuentros en los que participa la selección española. Nos marchamos hasta ellas, porque además de fútbol y afición, ofrecen al viajero una escapada de luz, gastronomía y arquitectura.

Toulouse

La primera parada nos lleva hasta Toulouse, donde la selección española se enfrenta, el 13 de junio, con la República Checa. Conocida como 'la ciudad de tonos rosados”, esta ciudad del suroeste de Francia, construida con ladrillo de terracota, se caracteriza por “la hospitalidad, el sol y la vida festiva de la que es la capital europea de la industria aeronáutica y espacial”, según Turismo de Francia.

En este destino, es imprescindible visitar las salas de recepción del Capitolio, “el emblema de la ciudad”, disfrutar de un picnic en los muelles del río Garona o pasear entre los cerezos del Jardín Japonés. La ciudad también propone disfrutar de una aventura por el Canal de Midi, Patrimonio Mundial por la Unesco.

También se puede subir a bordo del Concorde o del gran A380 en el museo aeronáutico de Aéroscopia o caminar sobre la Luna en el parque temático Ciudad del Espacio. Y, por supuesto, que nadie se vaya sin visitar el “segundo Museo de Historia Natural de Francia” y deleitarse con el muro de los esqueletos, “único en Europa”.

Capitolio de Toulouse, Francia. Foto. Cedida por Turismo de Francia
Los famosos tonos rosados del Capitolio de Toulouse (Francia). Foto. Cedida por Turismo de Francia

Como colofón de su oferta, nada mejor que degustar la gastronomía local en alguno de los restaurantes típicos en el mercado Victor Hugo.

¿Qué recomiendan sus habitantes? 

Además de lo anterior, Pierre, que vive en Toulouse y es usuario de BlaBlaCar, propone a los viajeros explorar la ciudad “por la mañana”, un momento ideal para caminar por el centro y disfrutar del interesante paisaje formado por los edificios de ladrillo al amanecer.

También sugiere pasear a lo largo del río Garona y dedicar un tiempo a las estaciones de metro, donde es frecuente encontrar numerosas obras de arte. Y, por la noche, apuesta por el restaurante l’Entrecôte sirve delicias de carne con una “salsa deliciosa, especial y secreta, y todas las patatas fritas que quieras”, y por el pub inglés London Town, “el mejor lugar para tomarte algo mientras ves el partido”.

Niza

Niza será escenario del segundo partido de La Roja en tierras francesas, el viernes 17 de junio, contra la selección turca. Esta pequeña urbe atrae a los turistas con la Bahía de los Ángeles y el Paseo de los Ingleses, desde donde se disfruta de unas vistas impresionantes de los Alpes y el Mediterráneo.

Ascender los 214 escalones que llevan hasta la cumbre de la Colina del Castillo compensa a los visitantes con una panorámica sobre la ciudad y visitar el Mamac, el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, o el Museo Nacional del Deporte completará la jornada.

Imagen de Niza, Francia. Foto: Cedida por Turismo de Francia
Sol, agua y animación en Niza, Francia. Foto: Cedida por Turismo de Francia

También se puede sobrevolar el Mediterráneo en paracaídas, observar delfines y ballenas en las costas de Niza o, simplemente, dejarse conquistar por el laberinto de callejuelas que se dibuja por el centro urbano. Por último, saborear una de las especialidades locales en el mercado del Cours Saleya y tomar una copa en una terraza de la plaza Place Masséna mientras se disfruta del atardecer.

¿Qué recomiendan sus habitantes? 

Mélanie, de 21 años y miembro de Blablacar, explica que Niza “le debe su identidad única a su casco antiguo”. Por ello, recomienda caminar, cámara en mano, por sus calles estrechas y hacer un alto en el camino para visitar el faro de la Garoupe, en Cap de Antibes, o en la bahía de Cannes, que ofrece “una de las mejores vistas.” Para saborear la gastronomía local, propone una visita a un pequeño bistrot llamado Le Canon, cuya cocina se está haciendo “realmente famosa”, o La Socca d’Or para degustar la socca -un crepe de harina de garbanzo-. De postre, apuesta por un helado en Fenocchio y, tras él, una copa y un buen partido en el Pub irlandés Ma Nolan’s, “los precios son muy razonables, los camareros hablan inglés y, además, está en el casco antiguo de la ciudad.”

Burdeos

El último partido de España en la fase de grupos tendrá lugar el 21 de junio, en Burdeos, contra la selección croata. Este destino, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco y famoso por sus vinos, invita, por ejemplo, a saborear un brunch en el Museo de Arte Contemporáneo, a pasear por el Parque Bordelais o a disfrutar del atardecer desde los muelles del río Garona.

Imagen de Burdeos, Francia. Foto: Christophe Bouthe
Historia, arquitectura y diversión en Burdeos, Francia. Foto: Christophe Bouthe

También se puede disfrutar de una tarde de compras por la calle Sainte-Catherine y el Triángulo de Oro, subir a lo alto de la Torre Pey-Berland y ver la puesta de sol en el Espejo de Agua. Y, por supuesto, recorrer el barrio de Chartrons, salpicado de anticuarios y artistas, y por el barrio de Saint-Michel, con un rastrillo en el que adquirir algún recuerdo local.

Para la velada, nada mejor que disfrutar de la Ópera y saborear después una cena maridada con vinos locales .

¿Qué recomiendan sus habitantes? 

Steffy, usuario de BlaBlacar, se inclina por descubrir la “espectacular vista” de la ciudad desde lo alto de la torre Pey Berland y dejarse sorprender con una visita a los restos del Palais Gallien, un anfiteatro romano del siglo III. Además, si queda tiempo, sugiere conocer “la duna más alta de Europa”, La dune du Pilat, a una hora de la ciudad.

Además, como Burdeos “es una ciudad para foodies”, propone conocer sus delicias en el restaurante Escorial, con “precios razonables y porciones generosas”. Para tomar una copa de vino o un aperitivo, Le Flacon, una “acogedora” bodega donde catar “algunos de los mejores vinos de la zona”.

Secciones : El mundo Turismo