Pollos en una granja avícola. Efeagro/Eduardo Abad

COMERCIO AVÍCOLA

El pollo reaviva la polémica de las compras alimentarias a Marruecos

Publicado por: EFEAGRO 14 de julio de 2022

La Unión Europea acaba de permitir la entrada a pollos de Marruecos lo que ha desatado la protesta de los productores españoles porque se abre más la mano a la entrada de alimentos que no cumplen los estándares de producción europeos, lo que les resta competitividad y en un contexto económico ya difícil.

Ésa es la crítica continua del sector primario comunitario que tenía puestas las esperanzas en la presidencia semestral de turno francesa porque quería avanzar en la imposición de las "cláusulas espejo" para exigir a los productos agroalimentarios importados desde países terceros los mismos estándares sanitarios y medioambientales impuestos en el club comunitario.

Esa presidencia ha acabado el 30 de junio, curiosamente el mismo día que el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) publicaba la aprobación de la entrada de pollo desde Marruecos sin, por supuesto, atender a las "cláusulas espejo" porque siguen sin existir.
El reglamento incluye así al país vecino en el listado de los que pueden exportar este producto a España y se suma a la treintena de los que ya podían hacerlo bajo las condiciones que ahora se le han pedido a Marruecos, como son Australia, Brasil, Canadá, China, Israel o Japón.
Se rompe también el escollo que tenía Marruecos con sus pollos, que no conseguía superar los exámenes impuestos desde Bruselas.

En 2017 fue una de las últimas veces que la UE decidió mantener el veto al pollo marroquí porque una misión de expertos concluyó que no se reunían las condiciones.
En ese informe incluso recogían "fallos" como "deficientes condiciones de transporte de los pollos vivos, miles de pollos muertos sin ningún control o la escasez de laboratorios de análisis", factores que "pueden favorecer las infecciones".
Sin embargo, el reglamento publicado este pasado 30 de junio señala que Marruecos "ha aportado garantías" en los ámbitos sanitarios y de seguridad alimentaria que le llevan a cumplir las exigencias requeridas.

Pollos en una granja avícola. Efeagro/Eduardo Abad

Y eso ha levantado críticas en el sector ganadero español que no ha tardado en mostrar su rechazo a tal decisión comunitaria, recordando que son alimentos que no cumplen con las exigencias que impone la UE a los productores comunitarios.
Algunas organizaciones incluso apuntaron a la industria como la beneficiada para asegurarse el suministro de pollo en España si los bajos precios en origen "terminan por hundir a los granjeros españoles".

LA DECISIÓN DEL COMPRADOR
Desde la interprofesional Avianza confían, por su parte, en las decisiones de compra del consumidor español, que está acostumbrado a comprar carne de "altísima calidad" avalada por el Modelo Europeo de Producción.
En un comunicado remitido a Efeagro, esta interprofesional señala que el bienestar animal es una cuestión "principal" para España así como la sostenibilidad de "todos" los productos, la seguridad alimentaria "y el origen de los piensos" que se producen.

Por todo esto, insisten, están "tranquilos" ante la entrada de productos, no solo de Marruecos sino de otros países como Brasil, China o Tailandia, "porque sabemos que el consumidor español está acostumbrado a comprobar el origen de los productos avícolas que consume".
El pollo se suma así a esa lista de alimentos marroquíes especialmente señalados por el sector primario español, entre los que cobra especial protagonismo el tomate.
Son periódicas en el tiempo las denuncias que hacen los agricultores sobre las entradas masivas de tomate de Marruecos, también de otros destinos como Turquía, desde la firma del acuerdo de asociación con la UE en 2011.

Se quejan también de que no cumplen los mismos requisitos que los tomates comunitarios.
Sea como fuere, el caso es que el pollo de Marruecos ya tiene vía libre para entrar en la UE y en España, un país este último que importó el año pasado cerca de 96 millones de kilos de carne y despojos de pollo congelado, refrigerado y fresco.

Secciones : Ganadería