Una persona recorre este miércoles una vivienda del antiguo poblado del Salto de Castro (Zamora) , más de tres décadas deshabitado EFEAGRO/Mariam A. Montesinos

En Zamora

Un pueblo abandonado sueña con tener futuro al venderse por 260.000 euros

Publicado por: Efeagro/Alberto Ferreras 9 de noviembre de 2022

El municipio de Fonfría (Zamora) ha acogido con cautela e ilusión el inusitado interés que ha despertado la última oferta de venta, por 260.000 euros, del antiguo poblado del Salto de Castro, que lleva más de tres décadas deshabitado desde que lo cerró la hidroeléctrica que lo levantó a mediados del siglo pasado.

El alcalde de Fonfría, Sergio López, ha mostrado en declaraciones a EFE su ilusión por que la que es la novena localidad de ese municipio zamorano de apenas 750 habitantes llegue a tener "una segunda vida" a través de los nuevos compradores de las 44 viviendas, la hospedería y las infraestructuras comunes que incluye la operación inmobiliaria. Ha recordado que el pueblo Salto de Castro, construido al albur de la presa hidroeléctrica puesta en marcha en 1952 al inicio del tramo del Duero fronterizo entre España y Portugal, llegó a tener dos centenares de habitantes antes de su cierre en 1989 por Iberduero, antiguo nombre de la que hoy es Iberdrola.

A principios del siglo XXI el pueblo se vendió a un inversor gallego con intención de transformarlo en un centro de turismo rural, pero el proyecto no llegó a ver la luz, paralizado por la crisis de 2008.

Desde entonces el deterioro de las construcciones ha sido cada vez mayor, fruto del vandalismo y el expolio de un casco urbano fantasma al que se accede por una carretera que muere en el pueblo y que tiene su población más cercana a cuatro kilómetros, en la pequeña localidad fronteriza de Castro de Alcañices, de apenas setenta habitantes.

Sergio López se ha comprometido a poner "alfombra roja" y agilizar todos los trámites burocráticos a quien adquiera el pueblo de Salto de Castro con intención de desarrollar algún proyecto "que genere actividad económica en la zona prolongada en el tiempo" y que de paso repueble una localidad abandonada.

 

Posibles compradores

En los últimos días, el Ayuntamiento de Fonfría ha recibido llamadas de posibles compradores que se interesaban por cuestiones administrativas, de ubicación, estado del poblado o que intentaban contactar con el propietario a fin de verificar la veracidad y detalles de la oferta.

Desde que el pasado jueves el anuncio de la venta se publicara en el portal inmobiliario idealista.com también ha habido "algo de trajín" por los muchos curiosos y algunas personas interesadas que se acercan hasta Salto de Castro.

Vista del antiguo poblado del Salto de Castro (Zamora), que lleva más de tres décadas deshabitado. EFEAGRO/Mariam A. Montesinos

"Nunca se había hablado tanto de la zona como hasta ahora", ha admitido el alcalde del ayuntamiento al que pertenece el pueblo en venta, ubicado en el parque natural Arribes del Duero y la reserva de la biosfera transfronteriza Meseta Ibérica.

Al precio de la adquisición habrá que sumar una inversión mínima de unos dos millones de euros que sería necesaria para la puesta a punto de las instalaciones, según ha precisado a EFE el intermediario que ha publicado el anuncio de venta, Romuald Rodríguez.

Ha explicado que la familia propietaria analiza actualmente cuatro ofertas en firme que ha recibido, tres de ellas interesadas en montar una infraestructura de turismo rural y la otra para albergar un centro docente de inmersión lingüística en inglés.

El anuncio de Idealista precisa que el pueblo a la venta incluye 44 viviendas, cinco de ellas independientes, bar, iglesia, escuela y una hospedería con catorce habitaciones, además de un antiguo cuartel de la Guardia Civil, piscina y zonas deportivas, con un total de 6.600 metros cuadrados construidos.

En siete días ese anuncio ha sumado más de 44.000 visitas, 681 usuarios del portal inmobiliario lo han guardado entre sus favoritos y 179 han contactado por correo electrónico con el anunciante.

Unos números que permiten a un pueblo abandonado de la España Vaciada soñar con tener futuro y despertar de la pesadilla de llevar 33 años sin habitantes.