AINIA publica pautas para evitar los alimentos contaminados de norovirus

Publicado por: Efeagro 3 de agosto de 2022

El laboratorio valenciano AINIA ha publicado una serie de pautas higiénicas para evitar servir alimentos contaminados de norovirus.

El norovirus es un tipo de virus entérico que ocupa la quinta posición de los agentes causantes de brotes de transmisión alimentarias notificadas en 2020.

Este virus puede ser la causa principal de gastroenteritis adquirida en restaurantes y lugares donde se sirve comida si los alimentos están contaminados, pudiendo transmitirse no solo por la ingesta de alimentos y aguas contaminadas sino por el contacto con superficies que hayan sido expuestas a estos virus.

En el caso de que la infección provenga de alimentos, los que más frecuentemente están vinculados a brotes por norovirus incluyen verduras frescas de hojas verdes, frutos tipo bayas, moluscos vivos y agua embotellada de manantial, expuestos a contaminación fecal, siendo éste el origen principal de estos virus.

Como pautas a destacar para evitar servir alimentos contaminados, la experta de AINIA Sonia Marco ha apuntado: extremar las condiciones de higiene del lugar donde se procesan los alimentos, limpiar y desinfectar las superficies de manipulación después de cada uso, no poner en contacto alimentos crudos con alimentos procesados o lavar las frutas y verduras.

Desde el centro tecnológico también han recomendado llevar unas buenas prácticas de higiene: lavarse las manos con jabón, siempre antes y después de la manipulación de alimentos y después de ir al baño, usar guantes o mascarilla.

Un manantial en el que brota agua. Efeagro/Peter Komka

En caso de sentir molestias en el estómago o si han estado enfermos por gastroenteritis no deben estar en contacto con los alimentos.

Por otro lado, en los criaderos de moluscos bivalvos y en el cultivo de los alimentos, debe garantizarse la calidad de las aguas de cultivo mediante sistemas de control, y limpiar adecuadamente las instalaciones, maquinarias y herramientas de trabajo.

Además, existen diversas técnicas para realizar una detección rápida y cuantificación de norovirus: "métodos que se basan en la aplicación de técnicas moleculares como la reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR, del inglés Reverse transcription polymerase chain reaction)", ha señalado Sonia Marco.

Estos métodos consisten en realizar la toma de muestra y obtención de las partículas víricas del alimento o del agua; en segundo lugar, se procede a la extracción del ARN (ácido ribonucleico) de las partículas víricas recuperadas del alimento o del agua.

Posteriormente se lleva a cabo un proceso de retrotranscripción y amplificación de la diana molecular mediante sondas fluorescentes (PCR a Tiempo Real).

Por último, se evalúan los resultados de fluorescencia mediante comparación con controles y rectas patrón.

En el caso de las técnicas de detección, laboratorios como AINIA disponen de un tiempo de respuesta de 48 horas a partir de la recepción de las muestras en el laboratorio, pudiendo en caso de obtener un resultado positivo, efectuar la cuantificación de la diana detectada, emitiendo resultados en tan solo 48 horas más desde la obtención del "detectado".

Secciones : SANIDAD VEGETAL