Un cocinero de un chiringuito hace espetos de sardinas en la playa de la barriada malagueñaa de Huelin.

Un cocinero de un chiringuito hace espetos de sardinas en la playa de la barriada malagueñaa de Huelin. EFE/JESUS DOMINGUEZ

ALIMENTACIÓN

Consejos imprescindibles para que la comida no te arruine las vacaciones

Publicado por: Lilián Aguirre 15 de julio de 2013

Beber más agua; aumentar el consumo de zumos y frutas y evitar el exceso de refrescos azucarados y bebidas alcohólicas; no comer alimentos que no estén bien refrigerados y protegidos... Son consejos básicos que no hay que olvidar para que la deshidratación o las infecciones e intoxicaciones no nos arruinen las vacaciones.

Durante las vacaciones de verano nuestra alimentación se ve influida por dos condicionantes: el calor propio de la temporada y el cambio de hábitos que se produce al salir de viaje y desplazarnos a lugares diferentes del habitual.

Hay algunas cosas que no debemos olvidar respecto a nuestra dieta. La principal es el incremento de la ingesta de agua. Además, hay que tener cuidado con la inactividad y la ingesta de “tentaciones” calóricas como los refrescos azucarados, las bebidas alcohólicas… y, por último, no descuidar el aspecto higiénico de la dieta para evitar las temidas diarreas e intoxicaciones veraniegas.

El agua de la fruta

Jesús Román Martínez Álvarez, presidente del Comité Científico de la SEDCA (Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación) y profesor de Nutrición humana y dietética de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, asegura que es preciso “incrementar la ingesta de agua en esta época” y no debemos olvidarlo cuando estamos de vacaciones. Los niños y los ancianos pueden tener disminuida su sensación de sed, por lo que “es más sencillo que se deshidraten”, advierte. Por eso el experto recomienda que peques y mayores tengan siempre a mano no sólo agua, sino también otros alimentos que les pueden resultar apetecibles, como “zumos, frutas frescas, sopas frías…”.

Recomiendan no caer en la tentación de la inactividad y la sombra acompañados de helados y alcohol

Entre las precauciones que debemos tener durante las vacaciones, una de las fundamentales es no dejarnos caer en la tentación de “la inactividad y la sombra, especialmente cuando esto lo acompañamos de cantidades elevadas de helados, refrescos muy azucarados y bebidas alcohólicas”.

Con estas recomendaciones del profesor Martínez combatiremos la deshidratación, el gran enemigo cuando nos invaden las altas temperaturas, y el temido sobrepeso vacacional. Pero la época estival y las comidas fuera de casa conllevan otro peligro: “las bebidas y alimentos inadecuadamente conservados o preparados, especialmente cuando viajamos fuera de España”.

¿Qué debemos hacer? Evitar la ingesta de agua no envasada y “la adición de cubitos de hielo” si no tenemos la garantía absoluta de su adecuada preparación.

Ensaladas y frutas sin piel constituyen otro grupo de posibles “enemigos” a evitar según en qué destinos. En los lugares que nos ofrezcan mayor confianza, antes de ingerirlas tenemos que asegurarnos de que “están expuestas y conservadas en refrigeración y bien protegidas del medio ambiente”, advierte Jesús Román Martínez.

Un vistazo a la cocina

Lo más fácil es seguir una norma sencilla: consumir alimentos que hayan sido cocinados inmediatamente antes de sernos servidos. “No es una garantía absoluta, pero a menudo es lo mejor que podemos hacer”.

Hay que cumplir una norma sencilla: consumir alimentos que hayan sido cocinados inmediatamente antes de sernos servidos

Habitualmente, durante las vacaciones aumentamos las salidas a bares y restaurantes. No está de más, si podemos, echar un vistazo a la cocina además de tener en cuenta el resto de las precauciones. “Cocinas abarrotadas y llenas de vapor o humo, empleados sin uniforme o sin gorro… ¡Mala señal!”, advierte el profesor Martínez. Y qué decir de las barras repletas de alimentos expuestos sin protección y sin refrigerar; son una amenaza para unas vacaciones sin sobresaltos.

Y, si nos llevamos a la playa nuestro propio picnic, no debemos incluir nunca la mayonesa casera ni ningún alimento, ya sea materia prima ya sea preparado, que no podamos mantener bien protegido y a la temperatura adecuada.

Secciones : Turismo Viajero
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.