Un hombre camina frente a un local de Telepizza. Efeagro/Kiko Huesca

Directivos de Telepizza declaran por las demandas de un grupo de franquiciados

Publicado por: EFEAGRO 2 de febrero de 2022

Directivos de Food Delivery Brands, entre ellos su consejero delegado, Jacobo Caller, han declarado en los juzgados después de que un grupo de franquiciados de Telepizza haya interpuesto varias demandas para denunciar la imposición de "agresivas" campañas de promoción e incumplimientos contractuales.

Tanto la Asociación de Franquiciados de Telepizza -constituida por 125 personas que gestionan en torno a 244 establecimientos de la cadena, de acuerdo con un acta notarial sobre su constitución- como algunos franquiciados particulares han presentado formalmente estas demandas, según la documentación a la que ha tenido acceso este miércoles Efeagro.

Fuentes de la compañía ha confirmado que Caller ya declaró en enero en calidad de representante legal de la empresa por uno de estos procedimientos abiertos en relación con una campaña de promoción, en el que los franquiciados pidieron medidas cautelares y la declaración del representante de la firma.

Los franquiciados de Telepizza denuncian que la compañía está incumpliendo un documento firmado en 2018 para garantizar que no se verían perjudicados por la alianza suscrita con el grupo Yum para operar y expandir la marca Pizza Hut en España, Portugal y América Latina, y también cuestionan la legalidad de una campaña de promoción titulada "precios locos".

Desde la empresa han confirmado que tanto Caller como la directora general para la Península Ibérica, Ana Diogo, ya han respondido ante el juez en el marco de uno de estos procedimientos, centrado precisamente en la acción promocional llevada a cabo en septiembre del pasado año.

Según el portavoz de la compañía, la campaña ya se retiró días después de ponerse en marcha.

"La campaña ya se retiró días después de ponerse en marcha"

En su escrito, los franquiciados detallan que Telepizza lanzó la citada promoción el pasado septiembre, "imponiendo a los franquiciados ejecutarla", pues no se "excluía a las tiendas no adheridas en el caso de la venta por internet, en la web y en la aplicación".

En las tiendas físicas, no se establecía "en todos los casos" la salvedad de que la promoción se realiza en tiendas adheridas, añaden los demandantes.

Aceitunas negras en una pizza. Efeagro/Pexels
Aceitunas negras en una pizza. Efeagro/Pexels

En su opinión, se trata de un "incumplimiento contractual por imposición", pues los franquiciados no están obligados a realizar las promociones que propone la marca, así como una "grave imposición de precios de venta al público".

"Imponiendo a los franquiciados ejecutar la promoción"

Así, los franquiciados explican en su solicitud que en virtud a esta promoción se podían adquirir pizzas medianas a 4,95 euros en tienda y 7,95 a domicilio, cuando "el precio de la pizza ronda habitualmente los 18 euros".

Dudas sobre el pacto con Pizza Hut

La Asociación de Franquiciados -cuyos socios gestionan un 37 % de los locales de Telepizza operados bajo este régimen en España- considera que la operación firmada con Yum supone en la práctica una "venta encubierta de la marca" a uno de sus principales competidores a nivel global.

La entidad ya interpuso en 2018 acciones legales para paralizar cautelarmente la operación, pero las retiró después de que la empresa aceptara firmar una adenda consensuada con los franquiciados; el pasado mes de mayo ya informó de que estudiaba denunciar al detectar irregularidades.

En la Península Ibérica, el acuerdo de 2018 recoge expresamente el mantenimiento de la marca Telepizza, aunque al mismo tiempo Food Delivery Brands se responsabiliza de acometer una "expansión estratégica y complementaria" de Pizza Hut en España.

Es precisamente este punto el que más preocupó a los franquiciados de Telepizza, que consideran que se trata de dos marcas que compiten en un mismo mercado.

El acuerdo alcanzado entonces con la asociación obliga a Food Delivery Brands a "primar" el negocio de Telepizza, a no "confundir" las marcas y utilizar equipos independientes para cada enseña, según la adenda.

"El acuerdo "obliga" a primar el negocio de Telepizza"

Sin embargo, la asociación afirma que ya existen casos en los que la compañía propone a franquiciados cambiar un establecimiento Telepizza por un Pizza Hut o incluso exigir la apertura de un Pizza Hut adicional como condición "sine qua non" para renovar la licencia actual con Telepizza.

La operación con Yum permitió al grupo -hoy llamado Food Delivery Brands- duplicar ventas, crecer de 20 a 37 países y aumentar en un 60 % su número de restaurantes, pasando a convertirse en un especialista en gestionar marcas de restauración a cambio de que su enseña Telepizza perdiese peso en su negocio.

Secciones : EFEAgro