Mostrador con varios tipos de turrón. EFEAGRO

Mostrador con varios tipos de turrón. EFEAGRO

El panetone da paso al turrón y al tronco de Navidad en la cena de Nochebuena

Publicado por: agro 22 de diciembre de 2022

El fuerte alza del precio de las materias primas ha supuesto que este año los turrones cuesten un 10 % más que hace un año, pero a pesar de ello no faltarán en la cena de esta Nochebuena, y junto al tronco de Navidad toman protagonismo después del inicio de campaña de la mano del panetone.

La Real Academia Española (RAE) ha recogido recientemente "panetone" o "panetón" como adaptación del nombre del bizcocho navideño de origen italiano (panettone) relleno de pasas y fruta confitada o de chocolate que suele aparecer en supermercados y pastelerías a primeros de diciembre o incluso antes.

La cadena de supermercados Aldi tiene a su panettone importado de Italia como su producto de Navidad estrella; las naranjas confitadas con chocolate es a categoría que más ha incrementado sus ventas estas fechas, más de un 80 % respecto a 2021, seguida de la de bombones a granel (+30 %) y el turrón blando sin gluten (+10 %).

El gremio de Pastelería de Barcelona prevé que las ventas de este producto artesano crezcan esta campaña "fuertemente", en torno a un 8 %; los datos que baraja la Confederación Española de Artesanos de Pastelería (CEEAP) apuntan a que su consumo se ha multiplicado por diez desde 2014.

"El panetone artesano, a diferencia del industrial -hecho muchas veces con aceite de palma-, se deshilacha al pellizcarlo, tiene mucho aroma y alveolos o agujeros en la miga, fruto de su elaboración con masa madre y harina, mantequilla y chocolate de primera calidad con frutas que se confitan en la propia pastelería", ha explicado a Efeagro la directora gerente de CCEAP, Loli López.

Esta organización estima que las ventas de dulces navideños artesanales aumenten entre un 3 y un 5 % pese a que productos como el turrón se vende un 10 % más caro que en 2021.

El maestro pastelero-chocolatero José Fernández, de Pastelerías Nunos (Madrid) ha explicado el porqué de esa subida de precios: el azúcar se ha encarecido en 2022 entre un 15 y un 17 %; los huevos suben cada semana; la mantequilla ha pasado de seis a diez euros el kilo y el precio de la harina como mínimo se ha duplicado".

"Hemos trasladado al precio final solo parte de ese repunte de costes -del que se ha salvado por ahora el chocolate-, para que no se traduzca en un descenso de los pedidos", ha añadido.

Nunos ha centrado su colección de Navidad de 2022 en diversos formatos del tronco de Navidad, un clásico que no falta en Nochebuena y que este año también se puede acompañar de un abeto de turrón y chocolate o de unas velas hechas con mazapán, polvorón y crema.

Tronco con decoraciones en chocolate. Efeagro/Pastelería Nunos

También ofrece turrones con chocolate y Baileys, de marrón glacé con ron, de whisky con almendra frita salada y trufa negra o de tres texturas de chocolate.

El presidente de la Asociación de Pasteleros de Madrid (Asempas) y propietario de Pastelerías Manacor, Juan Antonio Martín, suma al alza de los costes el incremento del precio de la electricidad, en un año que termina con una campaña navideña en la que el consumo está bajando levemente, en torno al 2 % respecto a la de 2021.

Asempas ha constatado que hay un aumento de dulces navideños asociados a la "moda healthy" (saludable) con menos azúcar, aptos para las personas con intolerancias alimentarias, veganos o sin gluten.

El secretario general del Consejo Regulador de la indicación geográfica protegida (IGP) Jijona y Turrón de Alicante, Federico Moncunill, ha reconocido que el ritmo de ventas ha sido "lento" en otoño por las inusuales altas temperaturas, pero se ha mostrado convencido de que estos días se acelere y "la campaña no vaya mal".

De hecho, ha confirmado que la producción de los turrones amparados por la IGP ha aumentado un 5 % respecto a 2021 y se sitúa en 21,6 millones de unidades con contraetiqueta; la exportación ha repuntado un 15 % y las salidas de cestas y lotes para empresas se ha reactivado mucho.

A esta tendencia también se ha sumado la industria del dulce, que solo el año pasado facturó 313 millones de euros, un 7,6 % más que en 2020, con la venta de 33.500 toneladas de productos navideños, según la Asociación Española del Dulce, Produlce.

Panetone de chocolate. Efeagro/ALDI

Su secretario general, Rubén Moreno, ha calificado 2022 de un "año complicado" debido al "convulso entorno" en el que se ha desarrollado tanto esta actividad como otros negocios.

"De todos modos -ha continuado- en cierta manera somos optimistas sobre el desarrollo de esta campaña", ya que siempre hay "ganas de disfrutar de estas fechas navideñas, en las que los turrones y mazapanes son imprescindibles en nuestras mesas".

Según los últimos datos de la firma de estudios de mercado Nielsen -año móvil que finaliza en la semana 47 de 2022-, las ventas de dulces navideños en las cadenas de distribución alimentaria, incluyendo las compras por internet- han alcanzado un valor de 423,82 millones de euros.

De esa cantidad, la mayor partida corresponde a la categoría de turrones (218,59 millones, +5,9 % respecto al año móvil anterior), seguida por la de "especialidades navideñas" (155,97 millones, +13,1 %); polvorones y mantecados (37,23 millones, +14,5 %) y, por último, la de mazapanes, que es la única que anota una bajada (11 millones, -3,5 %).