Actividad de un buque atunero. Efeagro/Opagac

La flota atunera pide a la Unión Europea evitar el pescado de barcos con "esclavos a bordo"

Publicado por: Efeagro 24 de noviembre de 2022

La gran flota atunera española ha reclamado este jueves que la Unión Europea (UE) exija a todas las importaciones del mercado comunitario que cumplan con los requisitos de "sostenibilidad social" para "garantizar que los ciudadanos no consumen pescados provenientes de barcos con esclavos a bordo".

Así lo ha expuesto en un comunicado la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac), que ha celebrado este jueves en Madrid el V Congreso Nacional del Atún bajo el lema "Alcanzando la sostenibilidad integral".

Opagac aglutina a nueve firmas armadoras de atuneros cerqueros congeladores que capturan en aguas del Atlántico, Pacífico e Índico 400.000 toneladas anuales, el 8 % de las capturas mundiales del atún tropical destinado a conservas en lata.

Según los datos de los que dispone, Europa importó el año pasado 79.500 toneladas de atún procedente de flotas del sudeste asiático y China y exentas de aranceles, que representan ya el 50 % del consumo interno, un porcentaje que era del 5 % en 2012.

Estas entradas suponen un "agravio comparativo abismal con la producción comunitaria, que cumple con todos los requisitos legales", han sentenciado antes de asegurar de que ña UE debería exigirles "la aplicación del Convenio 188 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)" que ya está en vigor.

A su juicio, la "supervivencia" de la flota de atún tropical española depende de "una toma de postura y de acciones definitivas de Europa ante las prácticas ilegales de otras flotas que faenan en los mismos caladeros".

En palabras del director gerente de Opagac, Julio Morán, esta competencia asiática "es inadmisible en el mercado europeo, ya que "ni aporta esfuerzo alguno para asegurar la sostenibilidad ambiental, ni duda en despreciar las mínimas condiciones de trabajo dignas de sus tripulaciones" para ahorrar costes.

Imagen de atuneros en Seychelles. Foto: Cedida por Opagac
Atuneros en Seychelles. Efeagro/Opagac

Han puesto como ejemplo que el coste operativo de un buque atunero español con capacidad de carga de 1.250 toneladas se sitúa en torno a los 11 millones de euros anuales, mientras que el de uno taiwanés de 1.600 toneladas tendría unos costes de 2,6 millones de euros y uno filipino de 650 toneladas en 1,3 millones.

Han recordado que "la OIT estima que 128.000 personas se encuentran en situación de esclavitud moderna a bordo de buques pesqueros", según su informe Global Estimates of Modern Slavery Forced Labour and Forced Marriage (Estimaciones mundiales de la esclavitud moderna Trabajo forzoso y Matrimonio) de septiembre.

"Los pescadores describen enfermedades, lesiones físicas y abusos psicológicos y sexuales entre las violaciones extremas a las que se enfrentan", han apostillado.

En contraste -han resaltado- los socios de Opagac cuentan desde 2018 con el certificado "Atún de Pesca Responsable" (APR) de Aenor, que asegura el cumplimiento de las condiciones laborales a bordo requeridas por la OIT, y desde julio pasado con la certificación medioambiental pesquera más prestigiosa del mundo, la de la MSC (Marine Stewardship Council).

"No vamos a renunciar a la sostenibilidad social, que supone cerca del 20 % de los costes operacionales, sino todo lo contrario" pese a que ahora competimos con "flotas ilegales" que, para "abaratar su producto, paradójicamente distribuido en Europa", no cumplen con estas mismas exigencias laborales.

La flota atunera española ha considerado que, "tras alcanzarse una buena sostenibilidad ambiental de las pesquerías de atún, ahora es el momento de afrontar la sosteninibilidad social", de la que adolece muchos competidores asiáticos.

Secciones : Pesca
Temas :