Un hotel bajo el mar. Foto cedida por Skyscanner

Un hotel bajo el mar. Foto cedida por Skyscanner

Tecnología

Habitaciones "a la carta" en los hoteles de la próxima década

Publicado por: Lilián Aguirre 30 de septiembre de 2014

Las nuevas tecnologías permitirán que los hoteles ofrezcan a sus clientes altos niveles de personalización encaminados a obtener una habitación "a la carta" en la que todo esté ajustado para ese huésped. ¿Dónde estarán esos hoteles? El informe "El futuro de los viajes 2024" dice nos hospedaremos en el fondo del mar.

Los viajeros del futuro, según el informe, podrán reservar habitaciones en las que todo, "desde la temperatura del aire a la presión de la ducha", esté ajustado específicamente para cada uno de ellos. Además, las paredes de la estancia serán interactivas y reproducirán películas, mostrarán las imágenes de las llamadas de Skype, y serán capaces, incluso, de "proporcionar espacios de trabajo privados dentro de la propia habitación".

El director general del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), Álvaro Carrillo de Albornoz, no tiene ninguna duda de que las paredes podrán ser interactivas. La interactividad es algo que está ya aquí prácticamente. Él explica que actualmente, en ITH, están trabajando en proyectos con tecnología "leap motion" "que permiten el control de acciones básicas como encendido o apagado de TV, subir o bajar la temperatura del aire acondicionado..." simplemente con movimientos de las manos y gestos previamente programados. "Esta tecnología ya existe", asegura Carrillo.

Nuestro dispositivo móvil nos permitirá "diseñar" nuestra habitación de hotel. Foto decida por Skyscanner.
Nuestro dispositivo móvil nos permitirá "diseñar" nuestra habitación de hotel. Foto decida por Skyscanner. 

La habitación de hotel del futuro que dibuja el informe de Skyscanner tendrá almohadas con dispositivos electrónicos integrados "que ofrecerán masajes y servicio de despertador". Además, habrá cajas de luz que ajustarán la descompensación horaria para evitar el jet-lag y los avances en impresión 3D permitirán al cliente "imprimir lo que precise para el aseo, incluidos la pasta de dientes y el gel de ducha".

Álvaro Carrillo no descarta que existan, por ejemplo, almohadas como las que describe el estudio, pero considera que "lo realmente novedoso y práctico" será que el mobiliario sea capaz de detectar el estado físico y anímico del huésped y, por lo tanto, saber cuándo desea disfrutar de una u otra experiencia". Este campo de predicción, añade, es donde se producirán grandes avances en los próximos años que permitirán que el entorno se adapte "para mejorar las condiciones de temperatura, luz y confort", lo cual mejorará la experiencia del cliente. Sin embargo, el director general del ITH no cree que tengamos una impresora 3D en cada habitación para imprimir las "amenities".

En ITH están trabajando en la línea de la interactividad con el huésped. "El equipamiento de la habitación de hotel debe cumplir las exigencias de un cliente que quiere sentirse como en casa, y eso pasa por reproducir su música y contar con el ambiente, la temperatura, la iluminación" que quiere en cada momento. Los hoteles deben encaminar sus investigaciones hacia soluciones de hiperconectividad que permitan, de forma sencilla, contar con este tipo de servicios, según Álvaro Carrillo.

El director general del ITH añade, sin embargo, su máxima que es: "la tecnología debe ser útil y mejorar nuestra experiencia, nunca entorpecerla". Y añade que, junto con la tendencia tecnológica, en los hoteles "la sostenibilidad y el cuidado por el medio ambiente vivirán un auge importante" en los próximos años.

En el fondo del mar

El fondo del mar se convertirá en una de las opciones de moda a la hora de elegir destino para nuestros viajes en 2024, según el estudio, aunque el director general del ITH puntualiza que le parecería arriesgado hablar de que el futuro de la hostelería esté bajo el agua.

Sin embargo, existen ya ejemplos de este tipo de hoteles, como el Poseidon Undersea Resorts, que menciona Carrillo. Es un hotel en las islas Fiji que dispone de tres tipos de alojamiento: sobre tierra, con playa privada; sobre el agua y sumergido en el mar. "El gran inconveniente a día de hoy es el de los grandes costes de una estructura como esta", explica, porque eso repercute sobre el precio final y estos proyectos se dirigen a clientes con un alto poder adquisitivo. "En la medida que los costes se optimicen y los precios se puedan reducir para ampliar el target de cliente, veremos cómo proliferan iniciativas como esta", añade.

En 2015 abrirá sus puertas (¿o escotillas?) el Water Discus Hotel de Dubái, a 9 metros por debajo del nivel del mar. Según explica un comunicado de Skyscanner, "tendrá ventanas parecidas a las de un acuario en 21 suites y permitirá a los huespédes salir al exterior con un equipo de buceo". Además, tendrá spa, jardín y piscina y, lo más impresionante, "en caso de emergencia podrá rotar en el agua y subir a la superficie en sólo 15 minutos".

 

Secciones : Hoteles Turismo
Temas :