Imagen de un viajero disfrutando del turismo rural. Foto. Pexels

Un viajero disfrutando del turismo rural. Efeagro

El fiel viajero nacional empuja al turismo rural a superar los datos precovid

Publicado por: EFEAGRO/Lucía Ruiz Simón 31 de mayo de 2022

La primavera y la Semana Santa son el termómetro clásico para visulmbrar cómo será la temporada de verano; en el ansiado primer ejercicio turístico pospandemia, el fiel viajero nacional ha sido la pieza clave para que el turismo rural ya haya superado los datos que tenía antes de la pandemia.

Así se desprende del análisis de los datos de la Encuesta de Ocupación de Alojamientos Turísticos Extrahoteleros que ha publicado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE) con datos de abril de 2022, un mes en que al igual que en 2019 -último año previo a la expansión de la covid-19 -, se celebró la Semana Santa que es una fecha clave para el sector.

Al comparar ambos meses de abril, se puede concluir que en este 2022 las magnitudes globales que analiza la encuesta, como las pernoctaciones, los viajeros, la estancia media o el número de establecimientos abiertos ya superan las cifras de 2019.

Sin embargo, aún faltan escollos por resolver, si bien son endémicos y existían antes de la pandemia: la estancia media y conquistar al público extranjero.

Casa rural en Huesca. Foto: Cedida por Escapadarural.com
Casa rural en Huesca. Efeagro/ Escapadarural.com

Los viajeros

Durante este mes de abril 413.073 personas se han decidido por pernoctar en alojamientos de turismo rural, lo que supone un incremento del 8 % respecto al abril previo a la pandemia.

En este incremento los protagonistas son los viajeros nacionales, unos 33.000 más, mientras que aún se echan en falta a casi 2.500 turistas extranjeros.

Las restricciones sanitarias animaron a muchos españoles a probar este tipo de escapadas cuando la movilidad estaba más reducida para hacer otro tipo de viajes, un fenómeno de "viajeros prestados" que el sector quiere fidelizar.

Las pernoctaciones

La cifra de pernoctaciones del abril de la recuperación también supera ya las de 2019, y además de alcanzar mítica cifra del millón, es casi un 6 % más elevada.

Y de nuevo son los turistas nacionales los que han empujado al alza esta cifra, con casi 74.000 pernoctaciones más, frente a la caída de los extranjeros.

La estancia media

Si hay un talón de Aquiles en el turismo rural es la estancia media, pues se trata de una actividad muy vinculada a los fines de semana y a periodos vacacionales cortos, con la Semana Santa, puentes y la Nochevieja como fechas estrella.

A pesar de los esfuerzos por revertir esta realidad, la pandemia la agudizado como reflejan los datos del INE, que apuntan a una estancia media de 2,61 días, ligeramente inferior a los 2,66 que se había conseguido en abril de 2019.

La oferta

Hay que apuntar que el incremento de demanda se ha producido sobre una oferta inferior de alojamientos.

Y es que si en abril 2019 había 17.453 casas rurales en España con 169.950 plazas disponibles, ahora este número ha menguado hasta las 163.064 plazas que ofertan los 16.804 establecimientos que registra el INE.

El empleo

Como consecuencia, los empleos directos que genera el sector se han reducido hasta los 25.265, un registro que no alcanza los 26.330 de hace tres años.

Los destinos

De las pocas cosas que no han cambiado en estos tres años son los destinos preferidos para hacer turismo rural en España, pues sigue siendo Castilla y León, y Baleares encabeza la clasificación por estancia media.

Secciones : Turismo rural