Una mujer con mascarilla disfrutando de una terraza en Nueva York. Efeagro/EPA/Peter Foley

Una mujer con mascarilla en una terraza. Efeagro//Peter Foley

PERO TEME A LA GUERRA

La restauración organizada pasa página de la pandemia

Publicado por: EFEAGRO 9 de marzo de 2022

La restauración organizada ha pasado página de la crisis que supuso la pandemia en el sector, pero se enfrenta a la incertidumbre sobre el efecto que puede tener la guerra en este sector, especialmente la inflación y la carestía de algunas materias primas.

Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de Marcas de Restauración, Carlos Pérez Tenorio, en la inauguración del foro Restaurant Trends que se celebra este miércoles en Ifema.

Pérez Tenorio ha subrayado que "sin lanzar las campanas al vuelo", el sector, que ha duplicado su cuota de mercado en una década y supera ya el 30 % de la restauración, ha optado por dejar de autocompadecerse después de dos años de pandemia y afrontar un escenario de normalidad.

La restauración organizada cerró 2021 con unas ventas de 7.576 millones de euros en España, apenas un 1% por debajo del negocio previo a la pandemia de COVID-19, y elevó su cuota de mercado hasta el 31,4% del total de la restauración comercial, casi siete puntos más que en 2019, según datos de NPD.

"Después de dos años y seis olas de víricas, hemos pasado lista y estamos casi todos", se ha congratulado.

Las empresas de restauración organizada habían iniciado el año con "renovado optimismo" y con planes de expansión e inversión, si bien la "tozuda realidad", con la guerra de Ucrania, ha vuelto a afectarles.

Sobre el efecto de este conflicto, Pérez Tenorio ha expresado que el sector está pensando en cómo "capear" este nuevo temporal, una realidad que les ocupa y les preocupa por la subida de precios, que a su juicio "habría que gestionar de forma coordinada", y por la falta de algunas materias primas.

De hecho, en España ya se está observando la limitación de algunos productos, de momento en los lineales de los supermercados, como el aceite de girasol.

En la inauguración de esta XIII edición de Restaurant Trends, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha compartido, en referencia a la pandemia, que España está "más cerca de la normalidad", después de dos años difíciles en los que la restauración de marca se ha ido adaptando a los hábitos de consumo.

Ha apuntado igualmente la incertidumbre por el efecto de la guerra de Ucrania que el Gobierno de España está tratando de minimizar.

Una empleada de una cadena de pizzerías en Madrid. Efeagro/Emilio Naranjo
Una empleada de una cadena de pizzerías en Madrid. Efeagro/Emilio Naranjo

El consumidor y el mercado de la restauración

La primera de las ponencias ha estado a cargo de la directora del área de servicio de The NPD Group, Edurne Uranga, quien ha subrayado que el consumo fuera del hogar en 2021 aún fue un 21 % más bajo que en 2019.

Para este año, se apuesta por un escenario de recuperación más gradual y más lento por el efecto del conflicto, para un sector con actividades aún muy afectadas, como la del ocio nocturno o los espacios enfocados a menús del día.

Sin embargo hay otros, como los de comida rápida y a domicilio, que ya se han recuperado.

En cuanto al consumidor, Uranga ha dibujado a un cliente optimista -la encuesta se hizo en diciembre-, que tiene intención de recuperar su gasto en restaurantes y que antes de omicron, en octubre de 2021, ya había llegado al gastar el 90 % de lo que hacía antes de la pandemia.

En España, la cuota de mercado de la restauración organizada está aún muy por debajo de otros países, por el potencial de la restauración individual y las costumbres, pero según la experta hay margen para crecer y para recuperar el 22 % de las visitas que se ha perdido.

Hay que conquistar, ha explicado, a un consumidor ominicanal y que, por ejemplo, ha bajado su gasto en los establecimientos en zonas de oficina un 34 %, a pesar que el 80 % de los trabajadores ya ha vuelto a la presencialidad de una u otra forma.

Además, en los establecimientos en los centros comerciales, donde hay una importante presencia de restaurantes de marca, hay aún una caída del 25 % de las visitas con respecto a 2019.

El consumo fuera del hogar supone ya, según los datos de NPD, 7.600 millones en la facturación del "take away" y los 2.500 millones del reparto.

Aun así, el 65 % del consumo sigue siendo en sala, una realidad que se ha reforzado por la pandemia, "pues nos lo han prohibido y ahora lo valoramos más".

De ahí, la llamada de la experta a cuidar la experiencia en sala para retener a un consumidor "menos fiel"

Secciones : Gastronomía