Moto atascada en el camino a Old Dongola. ALICIA SORNOSA.

Moto atascada en el camino a Old Dongola. ALICIA SORNOSA.

MOTOR

Alicia Sornosa o la soledad del viajero

Publicado por: CARMEN DE ÁGUEDA 29 de mayo de 2013

Alicia Sornosa se ha convertido en la primera española en recorrer el mundo en moto, una travesía de más de 76.000 kilómetros a través de cinco continentes que le ha dejado ver la doble cara que luce la soledad del viajero.

"Me costó mucho quedarme sola". Así de sincera se muestra Sornosa en una entrevista con Efetur en la que explica cómo, tras iniciar el viaje acompañada, decidió emprender el recorrido por su cuenta tras cuatro meses en la carretera.

La decisión la pilló en Australia donde "el idioma era un problema y no tenía dinero..., pero poco a poco me di cuenta de que no estaba tan sola: mucha gente me ayudó", comenta Sornosa sobre la solidaridad de aquellos que encontró en su camino y que la echaron una mano en los momentos difíciles.

Sornosa ha compartido estas y otras experiencias en las Jornadas Humboldt de los Grandes Viajes que se celebran estos días en Madrid, donde ha relatado su experiencia viajera en moto -una BMW F650GS- a través de África (Egipto, Sudán, Etiopía y Kenia), Asia (India),  Australia, Norteamérica (Estados Unidos, Canadá y Alaska), Centroamérica (México, Guatemala y más) y Sudamérica (Santo Domingo, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina y Uruguay).

Según Sornosa, experta navegante y periodista especializada en el mundo del motor, ser mujer nunca ha sido obstáculo para alcanzar sus objetivos

"Si eres una persona social, al final siempre estás acompañada", confiesa Sornosa que encontró en las asociaciones de motoristas de muchos lugares del mundo, especialmente de América Latina, un apoyo incondicional: "esperaban mi llegada y, en muchos casos, organizaban relevos para que no viajara sola".

Según Sornosa, experta navegante y periodista especializada en el mundo del motor, ser mujer nunca ha sido obstáculo para alcanzar sus objetivos. "Te lo propones, lo haces y ya está. Los prejuicios los tienen los hombres, pero los que creen que no serás capaz de hacerlo, no te lo dicen a la cara".

Cuando las cosas se tuercen

En un viaje tan largo, es normal que surjan imprevistos. Uno de estos imprevistos asaltó a Sornosa en pleno desierto de Atacama (Chile), donde una caída en moto la dejó inmovilizada y sin posibilidad de continuar su marcha. Afortunadamente, en ese tramo viajaba acompañada. Su compañero de viaje, al que conocía desde hacía tres días, tuvo que ir a buscar ayuda mientras ella se quedó esperando a la sombra de un algarrobo durante dos largas horas.

"En esos momentos, se te pasan mil historias por la cabeza, cuándo podrás seguir, si debes volver a España...". El accidente obligó a esta incansable viajera a parar la marcha durante 20 días. "Es un momento que te obliga a reflexionar, había conocido a ese chico hacía tres días, me sentí muy mal de tener que depender de él... es difícil hasta que aceptas la situación", admite Sornosa, quien añade que "algo debió surgir en ese tiempo" porque aquel chico que entonces era un desconocido hoy se ha convertido en su pareja.

Organizar el viaje

"Lo normal es que sepas de dónde sales y hasta dónde quieres llegar. Lo que no sabes es ni cuándo ni cómo. Y aún así hay veces que no se llega", reconoce Sornosa, que invita a aprovechar este tipo de viajes para hacer lo que realmente quieres. "Igual pasas por un sitio maravilloso, que no tenías ni pensado, con una gente estupenda,  y te quedas una semana", comenta refiriéndose a los límites de la planificación de un viaje tan largo.

El presupuesto es otro de los factores a tener en cuenta. "Te das cuenta de que trabajar es fácil", relata Sornosa que, aunque periodista de formación, no ha dudado en poner copas en un bar en un momento dado para poder seguir la marcha.

Ya está planeando una nueva travesía que la llevará a países que no pudo visitar en su anterior vuelta al mundo

Conseguir patrocinadores o, como le ocurrió a ella, poder colaborar con un medio de comunicación, ayudan a financiarse, "aunque sin lujos", puntualiza Sornosa que ha dormido en hostales y tiendas de campaña para economizar el presupuesto.

Tras año y medio en la carretera, Sornosa "no tenía ganas" de regresar a España, pero concluido el viaje volvió, porque "para volver a ponerse en marcha, antes hay que parar".

Ya está planeando una nueva travesía, que probablemente se podrá seguir por televisión a través de una serie de documentales que incluirán información sobre la gastronomía, la cultura y la gente de los distintos países a los que lleguen y en los que también habrá espacio para lo social y se podrá ver cómo se utiliza el dinero que los países occidentales dedican a causas sociales y de desarrollo.

¿El recorrido exacto del próximo viaje? Difícil de determinar. Etiopía, Sudáfrica, Singapur, Bali y quizá Nueva Zelanda, porque en este tipo de viajes "nunca se sabe".

Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.