Cerezos en flor de Pional, en el valle del Jerte cacereño. Efeagro/Eduardo Palomo

Un laboratorio de Pontevedra detectará plagas cuarentenarias en Portugal

Publicado por: EFEAGRO 5 de julio de 2022

La Estación Fitopatológica de O Areeiro, centro de investigación dependiente de la Diputación de Pontevedra, se convertirá en el laboratorio oficial para la detección de plagas cuarentenarias en todo el territorio de Portugal.

Así queda establecido en el convenio que la institución provincial ha firmado con la Dirección General de Alimentación y Veterinaria del gobierno luso.

Los investigadores de O Areeiro serán los encargados de detectar y certificar la entrada de las plagas no presentes en la Unión Europea y que obligan, en caso de ser localizadas, a impulsar medidas específicas para su erradicación.

El acuerdo surgió a raíz del interés de Portugal para que el centro de investigación en materia de sanidad vegetal, situado en Pontevedra, les prestara servicios fitopatológicos para los análisis necesarios para el desarrollo de su programa de prospección fitosanitaria.

Este interés se estableció a través de un protocolo para la recogida de las muestras en origen, manipulación, envío, recepción y tratamiento para la detección e identificación de organismos nocivos de cuarentena de material vegetal.

Está previsto que de aquí al final del año se realicen un total de 653 análisis para la detección de diferentes organismos causantes de las plagas cuarentenarias.

Una de las parcelas de plantas aromáticas de Herbex. Efeagro/ Herbex

El procesamiento de las muestras por parte de la estación fitopatológica pontevedresa se realizará en el marco de los métodos analíticos recogidos en la legislación específica de la Unión Europea, de acuerdo a las indicaciones de las autoridades portuguesas.

Las primeras muestras llegaron a Pontevedra esta semana y proceden de las cinco direcciones regionales de Agricultura y Pesca de Portugal.

En concreto, O Areeiro se ocupará de las analíticas de las diecinueve plagas que preocupan a las autoridades portuguesas y que están causadas por artrópodos, principalmente insectos, pero también por hongos, fitoplasmas, virus y bacterias.

Estos patógenos afectan a la salud de nogales, vides, tomates, cerezos, coníferas, cítricos, patatas, gramíneas, moreras, manzanos, rosáceas, plantas ornamentales y frutales en general.