Redeiras, ganador Mares Circulares Ecoballution 2022. Fotografía cedida por la organización.

Redeiras, ganador Mares Circulares Ecoballution 2022. Fotografía cedida por la organización.

Canastas de baloncesto con redes marinas usadas, premios de economía circular

Publicado por: agro 16 de diciembre de 2022

Canastas de baloncesto, porterías con redes de pesca usadas o una segunda vida al carbonato cálcico de las conchas del mejillón son las ideas de economía circular de los emprendedores gallegos que han triunfado en la última edición de los premios Mares Circulares.

Los proyectos "Ecoballution: del mar a las canchas" y "Economía Azul 4.0" -de las start-ups (empresas emergentes) gallegas Ecoballution y Newmind Innovation- han resultado ganadores de la quinta edición de este concurso por su contribución a reducir o prevenir los residuos en los mares con economía circular.

Han sido las dos seleccionadas entre las quince iniciativas que se han presentado a esta quinta edición del concurso, que lleva a cabo Coca-Cola y la Asociación Chelonia.

Además, los trabajos "Robótica para la monitorización y reducción de microrresiduos: aliando academia, empresas y escuelas", de Patricia Pinto, y "Productos de valorización de residuos de la industria pesquera de las Azores", liderados por Nádia Castanho, han resultado ganadores en la categoría de estudios científicos.

Estos cuatro proyectos recibirán un premio de 8.500 euros, ha detallado la organización en un comunicado, para poder seguir trabajando en estas iniciativas.

El proyecto "Ecoballution: del mar a las canchas", liderado por Carlos Martínez Pardo, quien ha jugado en equipos de la ACB como el Baskonia, colabora con las redeiras gallegas para convertir las redes de pesca recogidas del mar en redes para canastas de baloncesto y porterías.

Fotografía de una red de pesca recogida del mar. EFE/ Adriana Thomasa

Así, se consigue un doble objetivo: por un lado, el reciclaje y recogida y reutilización de residuos marinos y, por otro, la promoción de la economía local.

Fotografía de una red de pesca recogida del mar. EFE/ Adriana Thomasa

En menos de diez meses, esta start-up ha conseguido poner en el mercado más de 800 redes de baloncesto recicladas a mano y recuperado más de 1.800 kilos de red estropeada.

Desde su fundación en diciembre de 2020, Ecoballution ha logrado reciclar más de 6.000 kilos de residuos marinos.

Por su parte, "Economía Azul 4.0"se centra en convertir el carbonato cálcico, un subproducto procedente de la cocción del mejillón, en una materia prima que se pueda introducir de nuevo en la cadena de valor.

Se usa, por ejemplo, para la fabricación de un material que pueda sustituir productos más caros y menos sostenibles, como el acero inoxidable o el mármol.

La organización ha recordado que Galicia produce en torno a 250.000 toneladas de bivalvo al año y la concha, un material compuesto por carbonato cálcico, supone el 25 % del peso total de la pieza.

Canasta realizada con redes recicladas. Fotografía cedida por la organización
Canasta realizada con redes recicladas. Fotografía cedida por la organización

El objetivo del proyecto es terminar con los vertidos incontrolados de conchas y aprovechar un subproducto que actualmente no tiene ningún tipo de valor, lo que, desde el punto de vista económico, implicaría la implantación de nuevas industrias.

En lo que respecta a la categoría de estudios científicos, los dos proyectos premiados proceden de Portugal.

La directora de Sostenibilidad de Coca-Cola Europacific Partners Iberia, Carmen Gómez-Acebo, ha destacado que este concurso busca avanzar en la investigación y el desarrollo de soluciones que reduzcan los residuos en los entornos naturales, con especial atención a los océanos, y desarrollen soluciones emprendedoras de economía circular

Secciones : Actualidad Pesca