En la imagen, el Laila Peak. Foto: cedida por la expedición.

En la imagen, el Laila Peak. Foto: cedida por la expedición.

Rozar la montaña que dibujan los niños

Publicado por: Corus Consulting 22 de febrero de 2013

Siete amantes de la adrenalina que despierta la montaña se han atrevido con una aventura inédita, una ascensión invernal a la cumbre del "Laila Peak". Un cartel del lujo capitaneado por el mítico Sebastián Álvaro.

Un instante, un suspiro, un momento como premio tras un ascenso entre ráfagas de 60 kilómetros por hora y temperaturas de unos 30 grados bajo cero. El tiempo apremiaba para volver al campo base a una hora razonable. Cuatro horas más tarde, ya de noche, se reunían con el resto de la expedición.

El "Laila Peak"  es una montaña piramidal, de líneas esbeltas y huidizas

Estos jóvenes han formado parte de una expedición de lujo, mezcla de veteranía y empuje juvenil, que se han lanzado a por esta montaña "piramidal, de líneas esbeltas y huidizas", tal y como describe Sebastián Álvaro (veterano aventurero que fue director del programa "Al filo de lo imposible") esta montaña. El "Laila Peak", de 6.200 metros de altitud, se ha ganado el apodo de la montaña que dibujan los niños.

En invierno, es mucho más difícil; la montaña "se vuelve más áspera y dura" y se convierte en un lugar "remoto, salvaje, inaccesible", explica Álvaro. Y la montaña  no ha defraudado sus expectativas. "Las duras condiciones meteorológicas nos han hecho trabajar sin desmayo con temperaturas inferiores a los 20 grados bajo cero y, desde el campo 1, por debajo de 25 grados. A estas temperaturas hay que unir el viento, que nos ha hostigado sin cesar".

"Al límite de lo razonable" 

En esta aventura, se han sobrepasado los límites, explica Álvaro. De hecho, los dos jóvenes que formaban parte da la expedición explicaban a  la llegada que se encontraban exhaustos, sin apenas moverse y con algunos dedos "tocados".

Para combatirlo, un trabajo en equipo, animoso, que ha desempeñado su labor con valentía y honestidad. Y lo más importante, sabiendo medir los riesgos para "poder volver a casa y contarlo, que es la obligación de todo alpinista que se precie", indica Álvaro.

El equipo, según Sebastián Álvaro

  • David Pérez. Encargado de las comunicaciones y de la técnica, imagen y sonido. Había trabajado en lugares inhóspitos como Antártida, buceo y rincones del mundo muy alejados.
  • Álvaro Carrochano. Pertenece al Grupo Militar de Alta Montaña y ha realizado expediciones en el Karakorum, en China y Sudamérica.
  • Juanjo San Sebastián y Ramón Portilla. Fueron parte del equipo básico con el que, hace 30 años, aquí mismo en el Karakorum, nos enfrentamos a la vertiente sudoeste del K2. Son como hermanos  y no hay muchos alpinistas tan experimentados como ellos.
  •  Alex Txikon y José Manuel Fernández, son dos jóvenes alpinistas de los más fuertes que hay actualmente en el panorama español.

Por tanto, un ejemplo del éxito de mezcla de la "vieja guardia alpinística" y los nuevos valores para atacar a un "seismil" sin nada que envidiar los "ochomiles".

Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.