Monasterio del Paular en el entorno de Rascafría. EFE/Nines Ruiz.

Monasterio del Paular en el entorno de Rascafría. EFE/Nines Ruiz.

Sierra de Madrid

Naturaleza en estado puro en la Sierra de Madrid

Publicado por: Carmen de Águeda 5 de septiembre de 2013

El final del verano aún ofrece numerosas oportunidades de relax a pocos kilómetros de la capital. Un embalse cuyas aguas recuerdan al intenso azul del mar, museos con protagonistas como Picasso o espacios naturales en los que parece increíble que la ciudad y la rutina estén tan cerca.

En plena Sierra Norte de Madrid y a tan sólo 80 kilómetros de la capital, es posible acceder a toda la riqueza natural y al patrimonio artístico cultural de los pueblos del Valle del Lozoya.

Las localidades del Cuadrón, Garganta de los Montes, Lozoya, Pinilla del Valle, Alameda del Valle, Oteruelo del Valle y Rascafría conforman esta mancomunidad en torno al río Lozoya, que incluye el Parque Natural de Peñalara y la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Alto Lozoya como ejemplos de la riqueza natural del valle.

Una de las paradas imprescindibles es Buitrago del Lozoya. Corazón de la comarca, su casco histórico amurallado sirve de marco para una arquitectura que recoge el paso de diferentes culturas. Romanos, musulmanes, hebreos y hasta las tropas napoleónicas  aprovecharon el foso natural del Lozoya como línea defensiva y dejaron su impronta en esta localidad.

Buitrago de Lozoya. EFE/Juana Benet.
Buitrago de Lozoya. EFE/Juana Benet.

Además de su rico patrimonio histórico, en Buitrago del Lozoya aguarda una agradable sorpresa para los amantes del arte: un museo dedicado a Pablo Ruiz Picasso. Durante su exilio en Francia, el artista coincidió con Eugenio Arias, oriundo de esta localidad madrileña, que pronto se convirtió en el barbero habitual de Picasso y, con los años, en amigo inseparable.

El exilio y la afición por los toros fraguaron esta amistad gracias a la cual se puede visitar desde 1985 el Museo Picasso Colección Eugenio Arias, con más de medio centenar de pinturas dedicadas al barbero por el pintor cubista, así como obras de cerámica, carteles, libros y otros objetos personales del pintor del “Guernica“.

Monasterio de El Paular

Y de Buitrago a Rascafría, cuna del Monasterio de Santa María de El Paular, la joya arquitectónica del Valle Alto del Loyoza. Las cimas de la Sierra de Guadarrama -Peñalara, Cabeza de Hierro, Risco de los Claveles y el Reventón-  y los puertos de Morcuera, Cotos, Navafría y Salto de la Liebre enmarcan esta cartuja que ejerce, además, como hospedería.

Casi 600 siglos de historia aglutina este lugar con un elemento tan bien conservado como el retablo mayor de la iglesia (siglo XV), de estilo gótico y realizado en alabrastro policromado.

La capilla barroca que acoge el Sagrario, el claustro original del siglo XV, el refectorio, la biblioteca, los patios y el espacio ajardinado conforman uno de los conjuntos monacales más impresionantes.

Naturaleza a pie o en bicicleta

La riqueza natural de la zona invita a dejar el coche a un lado para dejarse llevar por el hábitat serrano ya sea a pie o en bicicleta. Son muchas las páginas web que ofrecen rutas de senderismo o BTT por las inmediaciones del Valle del Lozoya.

El entorno también ofrece oportunidades para refrescarse. Las Presillas de Rascafría, tres piscinas naturales en pleno cauce del río Lozoya, o las piscinas naturales de Buitrago en los contornos de Riosequillo sirven de aperitivo para el plato fuerte: el Embalse del Atazar. Vela, piragüismo, windsurf y por supuesto, pesca, se pueden practicar en esta presa cuyas vistas impresionan desde los diferentes miradores que hay en las carreteras que la bordean.

Embalse del Atazar. EFE/J.J. Guillén.
Embalse del Atazar. EFE/J.J. Guillén.

El Embalse del Atazar es además el nexo de unión entre la media docena de municipios que conforman la Mancomunidad del Embalse y que ofertan como puntos fuertes un museo en cada una de estas localidades.

El Museo de la Piedra, ubicado en un antiguo Lavadero en Mangirón; el de los Sentidos, en Cervera de Buitrago; el de la Fragua, en Paredes de BuitragoLas Eras de Trillar, en el municipio de El Atazar; el Museo del Agua y Patrimonio Hidráulico, en El Berrueco y los museos de los Juegos Tradicionales, las Formas de Vida del Pasado y el Aula-Geológica de Patones completan la oferta cultural de la Sierra Norte.

Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.