Vistas desde la piscina del spa

Vistas desde la piscina del spa. Foto: E.H.

Vistas desde el hotel

Una ventana a los meandros del Duero

Publicado por: L. A. F. 27 de febrero de 2014

Desde la terraza del restaurante, desde la cama, desde el gimnasio... El gran río Duero (el Douro aquí, en Portugal) nos espera al otro lado de la ventana en el hotel Eurostars Río Douro que se asoma hoy a nuestra sección Vistas desde el hotel.

El río Duero pasa junto al hotel cuando sólo le quedan 41 kilómetros para morir en el Atlántico y se deja contemplar desde el establecimiento, que está muy próximo a la localidad de Raiva. Si nos desplazamos río arriba desde el Eurostars Rio Douro, iremos descubriendo el paisaje vinícola propio del valle del Duero. Y, si optamos por una excursión un poco más larga, el hotel nos puede servir de punto de partida para acercarnos hasta Oporto, pues no hay más de una hora de camino hasta la ciudad.

Y no hay que conformarse con sólo contemplar la naturaleza de los alrededores. Podemos disfrutarla e interactuar con ella porque en los alrededores encontramos lugares para practicar rafting, kayac y otras actividades, incluida la pesca.

Las 42 habitaciones del hotel, que se encuentra "camuflado" en la ladera sobre el gran río, se pueden definir con dos características fundamentales: la explosión de luz natural y las vistas. Por lo que a su diseño y decoración se refiere, podríamos resumir que prima el estilo minimalista y contemporáneo y los colores blanco y negro son los protagonistas.

Uno de los espacios destacados del Eurostars Rio Douro es su restaurante panorámico. No sólo por sus platos, de cocina internacional y con un lugar destacado para las especialidades locales, sino por el espacio y su ubicación. La luz natural que lo ilumina tiene mucho que ver, pero desde luego es fundamental el paisaje de los meandros del Duero que desde allí se contempla y que es más que especial durante la puesta de sol. Una cena romántica al borde del río resulta un complemento perfecto para esta escapada.

El spa es uno de esos lugares del establecimiento en el que uno se puede perder durante horas. Hammam, sauna, tepidario... y de nuevo las vistas al río desde la piscina. Además, masajes, envolvimientos y tratamientos de belleza. No es extraño que se nos pase parte de la jornada sin enterarnos.

Y, cuando la escapada no es de ocio, sino de negocios, el Eurostars Rio Douro está preparado con business centre y dos salones de reuniones con capacidad, ambos, para 90 personas.

Secciones : Hoteles Turismo
Temas :
Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.