Comerciantes de pescado examinan capturas de atunes. EPA/KIMIMASA MAYAMA

Empieza la asamblea de ICCAT

Unos 80 países negocian la pesca de los atunes del Atlántico en Egipto

Publicado por: Efeagro/Mercedes Salas 13 de noviembre de 2023

Representantes de 79 países negocian las posibilidades de atunes y tiburones desde este lunes hasta el día 20 en la asamblea de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat, en sus siglas en inglés), que se celebra en Nuevo Cairo (Egipto).

La reunión de Iccat, que se desarrollará en formato híbrido (también virtual) abordará las posibilidades pesqueras de atunes de interés para España, como el atún rojo, el bonito, el patudo, el pez espada, y de tiburones como la tintorera.

Iccat está compuesta por 52 miembros, entre los que la Comisión Europea (CE) negocia en nombre de los 27 países comunitarios.

En las discusiones de este año destacan las relativas al patudo (atún tropical), el bonito y los tiburones.

En relación al patudo, las posiciones están muy distanciadas sobre su reparto, por intereses de países como Japón, según fuentes del sector.

España, que este semestre ejerce también la presidencia de turno de la UE, ha defendido una mejora en la gestión del patudo, un expediente que lleva varios años abierto, y ha abogado por un reparto que respete los intereses de la flota, según la secretaria general de Pesca, Isabel Artime.

Por su parte, la flota española ha solicitado un incremento del Total Admisible de Capturas (TAC) a 75.000 toneladas, pero otras naciones defienden que suba a 73.000 y otras partes dejarlo en el cupo actual, 66.000 toneladas, según ha declarado a Efeagro el director gerente de la organización de armadores atuneros Opagac, Julio Morón.

Opagac también ha reclamado una disminución en el tiempo de veda del patudo, porque “sus capturas se han reducido en los últimos años y la veda actual de tres meses es excesiva”.

Japón es uno de los principales escollos porque tiene un cupo por encima de sus capturas reales que usa para intercambiar con naciones como China o Corea con el fin de asegurar el suministro de su mercado de sashimi.

La patronal Europêche, que agrupa a los armadores y a las cofradías pesqueras de la UE, ha defendido este lunes que Iccat “compense a los barcos de cerco” de la UE por sus esfuerzos y ha mostrado el apoyo a otra propuesta sobre la mesa, la de limitar los transbordos en alta mar.

Pero los armadores han cuestionado las medidas sobre los dispositivos de concentración de peces (FAD) que añadan nuevas “cargas burocráticas”.

Por otro lado, para España también son importantes las discusiones sobre el bonito del norte, con el deseo del sector de que se aumente su TAC ante la mejora de sus reservas; España, además, apoya procedimientos que aseguren una gestión eficaz del pez espada.

 

Estabilidad en el atún rojo, polémica con los tiburones

El atún rojo, especie vital para el sector pesquero español, generará menos tensiones este año porque en 2023 Iccat acordó que su cuota se mantenga invariable hasta 2025.

Por parte de la flota española, el grupo catalán Balfegó sí ha demandado que se mejore la capacidad de las granjas de atunes rojos y sus limitaciones.

Un ronqueo de atún. EFEAGRO/Javier Lizón

La regulación de los tiburones es otro asunto que suscita discrepancias; en las negociaciones están en juego el fortalecimiento de la prohibición del cercenamiento de aletas y también la reducción y asignación de cuotas de la tintorera.

El Reino Unido y la Unión Europea (UE) han propuesto también proteger las mantas diablo y los tiburones ballena, respectivamente, según la ONG Shark League.

Para la flota española es importante la tintorera y a este respecto Morón ha lamentado su inclusión “arbitraria” en la lista Cites -especies amenazadas- por su parecido con el marrajo; incluso la Xunta de Galicia ha rechazado las limitaciones por cuota de este escualo.

Por el contrario, Shark League ha reclamado mejoras para frenar la sobrepesca de tiburones.

También con motivo de Iccat, las ONG Oceana, WWF y Pew han reivindicado un avance en el control electrónico de los atunes y tiburones, en las inspecciones y en la protección laboral de las flotas.