ACTUALIDAD AGROALIMENTARIA

La semana agroalimentaria en cinco minutos

Publicado por: EFEAGRO 13 de abril de 2022

En el informativo de esta semana dedicamos un especial a la Semana Santa. Hacemos un repaso al negocio de la flor cortada, que vuelve a resurgir tras la pandemia; también a la demanda del turismo rural en estas fechas y de las buenas perspectivas para la restauración. Finalmente, hablamos de gastronomía y, más en concreto, de potaje de vigilia, bacalao y torrijas.

La Semana Santa es una fecha marcada en rojo para los productores de flores y las floristerías porque sube mucho su demanda. Este año vuelven a la ansiada normalidad y desde el sector de la flor cortada afrontan jornadas maratonianas para decorar iglesias, pasos y tronos después del parón. Rosas, claveles, lirios, iris morados u hortensias son algunas de las más demandadas.

Por prudencia, algunos floricultores han plantado menos en esta campaña, pero suficiente para hacer frente a la demanda aunque también se engalanan los pasos con flores procedentes de Ecuador y de Colombia.

Las celebraciones comenzaron con el Domingo de Ramos; una jornada en el que cobran protagonismo las palmas confeccionadas en Elche. Este año se han vendido unas 15.000 unidades.

TURISMO RURAL 

Más allá del reclamo turístrico incuestionable de las procesiones, hay quienes no acuden a las celebraciones religiosas y opta por desconectar en el medio rural. La Semana Santa ha sido también temporada alta para el turismo rural y este 2022 vuelve a esa tendencia.

Los operadores esperan una ocupación que supere el 70 % en los días festivos y acercarse ya a las cifras de antes de la pandemia.

Navarra, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña y Andalucía son los principales destinos y los viajeros son fundamentalmente nacionales mientras el sector permanece a la espera de que se recupere también la llegada de turistas extranjeros.

RESTAURACIÓN 

Todo ello se está notando en la restauración. Después de dos años de restricciones que impactaron de lleno en bares y restaurantes, esta Semana Santa se están cumpliendo las buenas perspectivas de demanda e incluso ha habido repunte de reservas online.

El secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego, se muestra muy optimista con la ansiada vuelta a la normalidad. Hay que tener en cuenta que la restauración dejó de facturar un 40 % durante la Semana Santa del año pasado debido a las restricciones.

Todo indica que este año será distinto aunque el encarecimiento de la alimentación, de los bienes y de los servicios apuntan a una contención en el gasto. De hecho, se espera que el negocio sea un 15 % inferior al de la Semana Santa de 2019, la última que se celebró con normalidad.

GASTRONOMÍA

La cuaresma y la semana santa tienen su gastronomía propia. Y una de las recetas que no pueden faltar es el potaje de vigilia, en el que, como es tradición, se prescinde de la carne. Es un delicioso plato de cuchara en el que el bacalao cobra protagonismo. Un pescado que, por otro lado, también es el rey de otras muchas recetas durante estos días. 

De hecho, las ventas y los precios del bacalao han subido este año en España por motivos como el impulso de la recuperación hostelera.

Potaje de vigilia con bacalao. Efeagro/M.Salas

Todos ellos son platos de celebración, testimonio de una sociedad que pasó bastantes apuros y durante esos días se daban un capricho. Eso sí, de vigilia.

Pero si hay un producto estrella en Semana Santa, esa es la torrija. Una dulce tentación a la que sucumbimos casi todos y que se puede comprar en las pastelerías o elaborarlo artesanalmente en casa.

Los ingredientes pueden variar ligeramente dependiendo de la zona pero son habituales la canela, la miel, leche, huevos, azúcar y pan.

Además las torrijas no quedan ajenas a las innovaciones y muchas empiezan ya a dar el salto al mundo del salado. Así, este año es posible encontrar en algunos puntos torrijas de espinacas rellenas de praliné y piñones bañadas con leche o de zanahoria rellenas de crema de queso bañadas en leche de avellanas y especies. Todo un deleite para paladar. Con estas sugerentes propuestas gastronómicas nos despedimos. Hasta la próxima semana.