Un visitante cata un vino durante la primera jornada de la Barcelona Wine Week, el salón de referencia del vino español, que se celebra en la Fira de Barcelona. EFE/Alejandro García

Salón Alimentaria vino

Arranca la Barcelona Wine Week con la mira puesta en el "producto" y los "negocios"

Publicado por: EFEAGRO 5 de abril de 2022

La Barcelona Wine Week, considerada la feria de referencia del vino español, ha comenzado este lunes con la presencia de más de 650 expositores ubicados en stands diáfanos y abiertos que buscan poner todo el acento en el producto, el vino, y sus destinatarios, el público profesional con el que hacer negocio.

Así lo han manifestado a Efeagro diferentes actores del sector presentes en esta jornada inaugural del evento, que se extenderá hasta el próximo miércoles y que se celebra en paralelo a la feria Alimentaria y Hostelco.

La Barcelona Wine Week ha sido inaugurada por la consellera d’Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural, Teresa Jordà, acompañada por el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda; el presidente de Alimentaria, José Luis Bonet; y de otras autoridades regionales, responsables de la organización y representantes del sector vinícola.

Con alrededor de 60 denominaciones de origen protegidas en 10.000 metros cuadrados de superficie, la que es la segunda edición de esta feria ha superado en participación de bodegueros la primera edición, lo que han celebrado los presentes, que perciben que había una "verdadera necesidad de volverse a ver" tras la pandemia.

"Estamos muy contentos de la magnífica afluencia de visitantes profesionales, yo diría que ha superado todas las expectativas. Hay ganas de hacer negocio y a cualquier persona que pregunto me dice que está muy contenta", ha indicado a Efeagro el director general de la Federación Española del vino (FEV), José Luis Benítez.

En un sentido similar se ha manifestado a Efeagro el presidente de la Barcelona Wine Week, Javier Pagés, quien ha destacado que, tras la pandemia, "en la feria se destila mucha energía con todo el mundo tomando contacto para hacer negocio".

Importadores de otros países, distribuidores y representantes de la hostelería son los principales visitantes de la feria, ha dicho a Efeagro el gerente de Bodegas Monte Baco, Manuel Esteban Martín.

"Nos gusta la feria, cómo está programada, la situación de los stands... Está muy enfocada a los profesionales, el protagonista es la zona de la que venimos y el vino", ha explicado Martín.

Varios visitantes catan vino durante la primera jornada de la Barcelona Wine Week, el salón de referencia del vino español, que se celebra en la Fira de Barcelona. EFE/Alejandro García

CONTACTO CON COMPRADORES INTERNACIONALES

Para fomentar los negocios e impulsar la reactivación internacional del mercado del vino, la feria cuenta con el espacio Hosted Buyers, que en colaboración con el ICEX ha traído a 350 compradores internacionales de vino procedentes de 52 países, principalmente de Europa, Latinoamérica y Norteamérica.

Se trata de grandes prescriptores pertenecientes a empresas distribuidoras, importadoras y cadenas de supermercados cuya presencia en el certamen dará lugar a más de 4.000 reuniones de negocios con las empresas expositoras.

Junto a ellos, también asistirán 1.300 compradores nacionales pertenecientes a la gran distribución, el retail o los puntos de venta especializados.

VARIEDADES AUTÓCTONAS Y SOSTENIBILIDAD

Otro de los ejes principales de esta feria es mostrar las variedades autóctonas en los vinos de numerosas bodegas, tanto por su novedad en el mercado, ya que muchas productores están reintroduciéndolas, como porque, según los organizadores, pueden contribuir decisivamente al desarrollo de un mayor número de iniciativas sostenibles.

Este apartado, la sostenibilidad, es otro de los ejes principales del evento, y los vinos ecológicos suponen "un reto para todo el sector del vino" porque, además, los consumidores los están demandando", ha dicho Pagés.

Así, en cuanto a variedades autóctonas, por un lado pueden encontrarse vinos de cepas que se encuentran a 700 metros de altitud, en la zona más alta del Penedès, en tanto que desde las Rías Baixas emerge un albariño con seis meses de crianza submarina.

Aparte, hay presentaciones de diferentes variedades minoritarias procedentes de Castilla y León, Castilla-La Mancha o País Vasco, entre otras comunidades autónomas.
La feria también contará con la participación de cerca de 80 expertos y más de 35 actividades divulgativas y lúdicas, con sumilleres y enólogos de prestigio internacional, han informado los organizadores a través de un comunicado.