Fachada de la Biblioteca Nacional. BNE.

Fachada de la Biblioteca Nacional. BNE.

CULTURA

Madrid a través de sus bibliotecas

Publicado por: CARMEN DE ÁGUEDA 18 de octubre de 2013

Las bibliotecas históricas esconden interesantes tesoros en forma de libros y pliegos que hablan sobre literatura y encierran la historia y cultura de otras épocas. Espectaculares por su forma o por sus catálogos, las bibliotecas de Madrid no defraudan.

Biblioteca Nacional

La Biblioteca Nacional en el centro de Madrid es uno de esos lugares que no defrauda. Bibliófilos, amantes del arte y la historia y curiosos pueden pasar un buen rato gracias a su completo programa de exposiciones, conferencias y visitas guiadas, como su valiosa colección de incunables, manuscritos, estampas, dibujos, fotografías, grabaciones sonoras y partituras no fuera suficiente.

Uno de los salones de lectura de la Biblioteca Nacional. BNE.
Uno de los salones de lectura de la Biblioteca Nacional. BNE.

Fundada por Felipe V a finales de 1711, esta biblioteca abrió sus puertas en marzo de 1712 como Real Biblioteca Pública, cuando se instauró la obligación de que los impresores depositaran un ejemplar de todos los libros impresos en España. En 1836 la biblioteca dejó de estar al cargo de la Corona, pasó a depender del Ministerio de Gobernación y recibió por primera vez el nombre de Biblioteca Nacional.

Desde entonces, esta biblioteca no ha dejado de enriquecer su catálogo y se ha consolidado como uno de los centros bibliográficos más ricos de España, abierto al estudio y lectura de investigadores y expertos, pero también al público general.

Biblioteca Histórica Municipal

El Cuartel del Conde Duque esconde la Biblioteca Histórica Municipal de Madrid, un recinto que conserva los fondos de la antigua Biblioteca Municipal con casi 220.000 volúmenes de obras manuscritas e impresas entre los siglos XV y XXI.

Madrid y todo lo relacionado con teatro y música son las temáticas que acaparan la atención de los contenidos de esta biblioteca que a lo largo de su historia ha estado ubicada en lugares tan dispares como la Casa de la Panadería y el Hospicio de San Fernando.

Ramón de Mesonero Romanos, Carlos Cambronero, Ricardo Fuente o Manuel Machado son algunas de las personalidades que se han ocupado de la dirección de esta institución cuyos fondos se han ido incrementando gracias a las donaciones de personajes históricos como Alfonso XIII, Juan Eugenio Hartzenbusch o José Santa María de Hita.

Biblioteca del Ateneo de Madrid

En el Barrio de las Letras aguarda la Biblioteca del Ateneo de Madrid, glosario de la actividad intelectual madrileña desde el siglo XIX a través de su colección de folletos, monografías y publicaciones periódicas.

Uno de los grandes atractivos de esta biblioteca es que su sala de lectura permanece abierta hasta la media noche. Su mobiliario decimonónico permite imbuirse de la atmósfera de una época en la que acudir al ateneo para consultar la prensa diaria era una costumbre elevada casi a la categoría de liturgia.

La sala de lectura permanece abierta hasta la media noche lo que convierte a la biblioteca del Ateneo en un refugio para noctámbulos

Sin salir del Barrio de las Letras no hay que perder de vista el archivo de la Iglesia de San Sebastián, declarado Monumento Nacional por la trascendencia de los documentos que se guardan en él. Las partidas de bautismo de Ramón de la Cruz o Jacinto Benavente; las actas de matrimonio de los románticos Larra, Zorrilla y Bécquer, o los documentos que atestiguan la defunción de Ruiz de Alarcón y de Espronceda son sólo algunos ejemplos.

Biblioteca regional de Madrid

Con la misión de reunir, conservar y difundir el patrimonio bibliográfico madrileño, esta biblioteca es el centro de información y documentación más completo y actual sobre la región.

El origen de esta institución se encuentra en la Biblioteca de la Diputación de Madrid, que tuvo que trasladarse de ubicación e instalar sus depósitos en la calle Velázquez tras ser bombardeada durante la Guerra Civil. Desde entonces ha ocupado varios espacios hasta su actual emplazamiento en el antiguo edificio de la Fábrica de Cervezas El Águila, donde tiene sede esta institución desde 2002.

Entre las actividades programadas para los visitantes, además de un recorrido por las instalaciones de la biblioteca para conocer tanto el edificio como los fondos, se incluyen ciclos formativos sobre temas como la arquitectura madrileña, la historia de la Villa o las "grandezas" de Madrid.

Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

La Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, fue fundada por Felipe II como reflejo de su espíritu humanista y su afición al coleccionismo y atesoramiento de libros.

Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. EFE/Juan Carlos Hidalgo.
Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. EFE/Juan Carlos Hidalgo.

El proyecto de crear una biblioteca regia  reposaba en el objetivo de que el  Salón Principal Salón de los Frescos no se viera reducido a ser un mero depósito de las colecciones de libros, sino que sirviera también como lugar de estudio y de elaboración de trabajos científicos. De ahí que en esta sala se puedan ver además de libros de valor incalculable dibujos y grabados, retratos de personajes ilustres, instrumentos matemáticos y científicos, mapas, esferas, astrolabios y reproducciones de fauna y flora.

Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.