Unas especies en pleno vuelo. Foto: Ecowilldlife.

Unas especies en pleno vuelo. Foto: Ecowilldlife.

NATURALEZA

Birdwatching, los mejores destinos en los cinco continentes

Publicado por: Corus Consulting 10 de julio de 2013

Los observadores de aves cada vez están más organizados. España es un conocido destino para el "birdwatching", pero también se puede recorrer el mundo tras las huellas de las aves más espectaculares. Te detallamos algunos itinerarios para que sólo tengas que preocuparte por no olvidar tus prismáticos.

Las aves, los animales en general y la naturaleza como fondo, se convierten en el principal atractivo de este tipo de viajes para los que hay muchas opciones. Volar más o menos es cuestión de gustos. La agencia de viajes especializada en un turismo sostenible Ecowildlife cuenta con una importante oferta para descubrir a los habitantes del cielo más destacados.

Empezamos este recorrido en África. En concreto, nos vamos a Gambia, un ejemplo perfecto de lo que puede ofrecer la vida salvaje en este continente. Aunque se trata de un país de pequeño tamaño, se pueden observar más de 500 especies, sobre todo migratorias, que hacen escala en el litoral del país o en torno al río que da nombre al país. Turacos, papamoscas, cucos, rapaces nocturnas, avutardas, chorlitos… la variedad es increíble.

Vuelo de cigüeña. Foto: Ecowildlife Spain.
Vuelo de cigüeña. Foto: Ecowildlife Spain.

Para los amantes del reino animal en general, Gambia es uno de los destinos estrella porque es fácil encontrar hipopótamos, cocodrilos, tortugas o babuinos de Guinea. El itinerario se realiza siempre en compañía de un biólogo, por lo que el viajero no pierde ningún detalle de su paso por los diferentes parques y reservas del país.

En Europa

Si sólo estás buscando una escapada, Polonia es un buen destino para el “birdwatching”, en concreto, el parque nacional en torno a la desembocadura del río Warta, muy cerca de la frontera con Alemania, un espacio que sirve de hogar a unas 250 especies de aves y a otros animales, como el castor o la nutria. En otoño, este parque recibe una visita muy especial, el ganso ártico, que llega a estas tierras para hibernar. Para hacer esta ruta no hace falta mucho tiempo (ni dinero). Tan sólo unos cuatro días y muchas ganas de disfrutar de la naturaleza.

 Jordania, un vergel desconocido

Puede llamar la atención pensar que Jordania, en pleno Oriente Medio, es un país muy recomendable para los viajeros “pajareros”. En este caso la ruta se prolonga durante nueve días en los que se recorren la reserva natural de Ajlun, la Reserva de la Biosfera de Dana, la del Mujib y las montañas de Petra, además del Oasis de Azraq, un lugar clave para el descanso de las aves que van desde Europa a Asia. En este caso, hay unas 400 especies distintas, en algún momento del año, pueden verse en este país.

Foto: Ecowildlife.
Foto: Ecowildlife.

Cigüeñas, alimoche, buitres, águilas, petirrojo… no se puede enumerar la variedad de pájaros que pueden distinguirse, además del recuperado Orix del desierto, los lobos del Mujib, el zorro rojo y el del desierto, la hiena rayada y la cabra montesa nubia, auténticas maravillas de la vida salvaje. Una de las experiencias más inolvidables de esta ruta es cruzar el Wadi Rum como lo hiciera Lawrence de Arabia y, atisbar, entre las rocas de sus montañas, los  halcones.

 Al los pies de la montaña 

Seguimos hacia Asia y nos paramos en otro destino, Bután, a un paso de la cordillera del Himalaya. En este país se han censado 770 especies de aves, muchas en serio peligro de extinción. Esta rica diversidad se debe a su clima, muy húmedo, su imponente masa forestal y su escasa densidad de población. Durante el itineario “birdwatching” en Bután se puede divisar desde la grulla de cuello negro, el águila pescadora, o los pinzones al majestuoso pavo real. Comparten hábitat con el takón, primates como el langur dorado, el rinoceronte indio, la pantera nebulosa o el leopardo indio.

Y no se puede visitar Bután sin disfrutar de sus templos, de su peculiar gastronomía y del encantode la cultura budista del país.

En América

Finalmente nos vamos a Perú. Según su oficina de turismo, en estos momentos sólo el 3 % del total de los viajeros que llegan al país son avituristas, un perfil muy cotizado porque gastan hasta tres veces más que un turista regular.

Durante este año visitarán Perú unos 20.000 avituristas

Las previsiones indican que, durante este año, 20.000 observadores de aves llegarán a este país sudamericano. ¿Y qué es lo que van a ver? Es muy recomendable la ruta Nor Amazónica, el lugar con un mayor número de especies de aves endémicas del país. El camino discurre por las regiones de Lambayeque, Cajamarca, San Martín y Amazonas. En total, se puede divisar casi un millar de aves.

Mirar el cielo y descubrir nuevos espacios naturales es la clave de este tipo de turismo que, poco a poco, despunta en España y en el resto de los destinos.

 

Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.