Castillo de Cofrentes. AGENCIA VALENCIANA DE TURISMO.

Castillo de Cofrentes. AGENCIA VALENCIANA DE TURISMO.

CICLISMO

Una bicicleta para conocer los castillos y cañones del Júcar

Publicado por: CARMEN DE ÁGUEDA 11 de noviembre de 2013

Los castillos de la comarca del Valle de Ayora-Cofrentes y los cañones de los ríos Júcar, Cabriel y Cautabán se ven de otra manera sobre una bicicleta y a través de alguna de las nueve rutas que propone el centro BTT El Valle, en Cofrentes (Valencia).

Ubicado en la localidad valenciana de Cofrentes, el Centro BTT el Valle es el epicentro de nueve rutas en bicicleta de montaña que transcurren por la comarca del Valle Ayora-Cofrentes y que tienen como ejes vertebradores los ríos Cabriel, Júcar y Cautabán.

Cicloturismo es el concepto clave en esta propuesta que aúna la actividad física sobre dos ruedas y el turismo por la zona. Una buena opción para adentrarse en la naturaleza de la comarca sin perder detalle de los encantos turísticos que la convierten en uno de los grandes activos de los destinos valencianos.

El centro BTT  El Valle ofrece servicios de atención e información acerca de las rutas propuestas para la zona. En total, nueve itinerarios -la mayoría circulares, con principio y fin en el centro- que suman 254 kilómetros y que en muchos casos están interconectados. Repartidas en cuatro niveles de dificultad, las rutas tienen sugerentes nombres como "Cañones del Júcar" o "Castillos del Valle" y cuentan con una longitud que oscila entre 10 y 42 kilómetros.

En el centro se pueden alquilar bicis y hasta tándems. AGENCIA VALENCIANA DE TURISMO.
En el centro se pueden alquilar bicis y hasta tándems. AGENCIA VALENCIANA DE TURISMO.

Además, este centro BTT cuenta con un servicio de alquiler de bicicletas, zona de aparcamiento, área de lavado y reparación de bicicletas, duchas y servicios y primeros auxilios. Todo ello, con el aval de calidad de la Agència Valenciana del Turisme.

Las posibilidades de entretenimiento no terminan con las rutas en bicicleta. Relajarse en el balneario, navegar por el Júcar en Cofrentes, realizar visitas culturales en Ayora o recorrer la cueva de Don Juan en Jalance, son sólo algunas de las opciones.

Cofrentes: fortaleza de la comarca

Empezamos con una ruta fácil, de poco más de 10 kilómetros, una hora y cuarto de recorrido y un desnivel que no alcanza los 100 metros. Se trata del itinerario que nos lleva al Balneario de Hervideros, el mayor atractivo del valle y reconocido a nivel internacional.

Llamado también de Cofrentes, el balneario fue construido a principios del siglo XX con una arquitectura de rasgos modernistas, sobre un manantial de aguas sulfurosas con elevada cantidad de gas carbónico. Aunque se esté de paso, es recomendable visitar sus instalaciones y, si se pasan algunos días en la zona, disfrutar de alguno de sus tratamientos.

Uno de los paisajes de Cofrentes. AGENCIA VALENCIANA DE TURISMO.
Uno de los paisajes de Cofrentes. AGENCIA VALENCIANA DE TURISMO.

Y desde el balneario, emprendemos el camino de vuelta hacia Cofrentes, una localidad construida sobre lo que fue un pitón volcánico y presidida por su icónico castillo. El río Cabriel bordea el municipio que se alza sobre un cerro recreando una fortaleza medieval de envidiables cualidades defensivas. Un enclave fronterizo que fue testigo de numerosas batallas durante la época romana.

Para expertos en bicicleta

"La Chirrichana" es el recorrido más ambicioso de los que propone este centro BTT. Con casi 42 kilómetros, el itinerario nos trasladará a la profundidad de las montañas que encierran el Valle.

La ruta empieza con un tramo ascendente que sirve de calentamiento y que transcurre por una zona a resguardo de los vientos del norte y del oeste. Así llegamos hasta el embalse que forma la confluencia del Júcar y el Cabriel y que permite disfrutar de un momento de relax al llegar al Campo del Cura, una antigua zona de acampada que desde los años setenta se acondicionó como área de esparcimiento.

En las rutas más complejas abundan los tramos no asfaltados. AGENCIA VALENCIANA DE TURISMO.
En las rutas más complejas abundan los tramos no asfaltados. AGENCIA VALENCIANA DE TURISMO.

Olivos y formaciones kársticas acompañan al ciclista en el siguiente tramo de ascenso, que lleva hasta las salinas de San Javier, al fondo del barranco del Tollo. Las salinas fueron explotadas hasta la década de los noventa del pasado siglo y aún hoy se pueden apreciar las balsas de almacenaje del agua y los depósitos escalonados de piedra y separados por madera que se utilizaban para aumentar la efectividad de la evaporación.

A partir de aquí se hace patente una diversidad vegetal en la que se alternan viñas y enebros y los olivos dan paso al pinar. El camino nos lleva a la fuente de la Chirrichana, que da nombre a esta ruta, a Casas del Río y al mirador del Puntal, un espolón cubierto de pino carrasco y enebros desde el que se divisa la totalidad del valle. Para llegar al mirador hay que tomar un pequeño desvío que, si bien es opcional, bien merece los minutos de más que se añaden al recorrido.

A partir de este punto el camino es de bajada y nos lleva hasta Requena de vuelta a Casas del Río, la pequeña aldea que pertenece a este término municipal. Caminos entre chopos y bosque húmedo servirán de compañía durante el resto de la ruta hasta Cofrentes, donde espera al ciclista un merecido descanso.

Corus Consulting

15 años de experiencia en tecnologías de alto valor añadido. Presencia internacional en España, México, USA, Colombia, Perú, Chile y Filipinas.