Imagen de archivo de la campaña de fresa en Huelva. Foto: EFE ARCHIVO/ Julián Pérez

EMPLEO EN EL SECTOR AGRARIO

Por cada 100 hombres empleados del sector agrario hay 31 mujeres

Publicado por: EFEAGRO 13 de octubre de 2022

De las aproximadamente 740.000 personas que están ocupadas en el sector agrario español, 177.000 son mujeres, lo que equivale a que por cada 100 hombres hay 31 mujeres, según un estudio del centro de análisis Funcas publicado este jueves.

Funcas, que ha difundido este informe con motivo del Día Internacional de las Mujeres Rurales que se celebra el próximo sábado, ha señalado que el predominio de los hombres en las actividades agrícolas y ganaderas se ha incrementado desde la crisis económica de 2008.

Ese año, el sector empleaba a 40 mujeres por cada 100 varones, mientras que en 2016 este indicador llegó a su valor inferior (30), recuperándose ligeramente hasta 2019, para volver a caer en 2020 y desde entonces la relación entre mujeres y hombres empleados en el sector agrario apenas ha variado.

Por regiones, en Asturias y Cantabria –comunidades con una ocupación agraria inferior a la media nacional– la relación entre mujeres y hombres ocupados en el sector es aproximadamente de 70/100.

En cambio, en Murcia y Extremadura –las dos comunidades con mayor ocupación agraria– el número de mujeres empleadas por cada 100 varones empleados es de 34 y 10, respectivamente, añade el estudio.

"Las mujeres que trabajan en la agricultura y la ganadería no están más presentes en aquellas comunidades con más empleo en el sector primario; más bien al contrario, la participación femenina en el empleo se aproxima más a la masculina en las comunidades en las que la agricultura y la ganadería generan menos puestos de trabajo", destaca.

En cuanto a la evolución por modalidades de actividad, la caída del empleo más intensa se aprecia entre las trabajadoras autónomas (sin empleados), cuyo número ha descendido de alrededor de 95.000 en 2008 a apenas 64.000 en 2022.

También las asalariadas –la modalidad de actividad más frecuente– han sufrido un descenso importante en ese periodo (de 124.000 a 107.000).

En cambio, las empleadoras (autónomas con empleados) muestran desde el final de la crisis económica una tendencia ascendente, aunque con oscilaciones.

Una mujer ocupada en labores agrícolas. EFE/Archivo/Miguel Vázquez
Una mujer ocupada en labores agrícolas. Efeagro/Miguel Vázquez

El aumento de las mujeres empleadoras en este sector ha sido más intenso que el de los varones empleadores, si bien el número de ellas (9.600) es aproximadamente cuatro veces menor que el de ellos (37.700).

No obstante, Funcas advierte que muchas mujeres que trabajan en la agricultura y la ganadería no quedan recogidas en alguna de las mencionadas categorías de actividad formal y no constan como trabajadoras autónomas (con o sin empleados) ni como asalariadas, pero realizan labores indistinguibles de las de unas y otras.

"Son, en muchos casos, mujeres que contribuyen informalmente a la explotación agraria familiar. Intercalan esas actividades laborales bajo sol y lluvia, que escapan a la contabilidad nacional y las estadísticas del empleo, con su trabajo principal: el cuidado de la casa y de las personas dependientes en el hogar", según Funcas.

El centro de análisis recuerda que según el reciente Diagnóstico de la Igualdad de Género en el Medio Rural 2021 se afirma que el número de horas que las mujeres rurales dedican diariamente al trabajo doméstico quintuplica el que dedican los hombres: ellas casi 10 horas y ellos menos de dos.

"Crecer en un entorno doméstico en el que la madre divide su tiempo entre tantas actividades, a menudo sin remuneración, probablemente no es el mejor estímulo para que las hijas cojan el testigo y asuman este modelo de producción económica y familiar", concluye Funcas.

Secciones : Actualidad