El ministro de Agricultura, Luis Planas durante la rueda de prensa tras su encuentro con ministro de Agricultura y Soberanía Alimentaria de Francia, Marc Fesneau (no en la imagen) celebrado este viernes en la sede del Ministerio en Madrid. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

España y Francia trabajan para aumentar la soberanía alimentaria de la UE

Publicado por: agro 26 de agosto de 2022
Disclaimer EU21

Cofinanciado por la Unión Europea

Las opiniones y puntos de vista expresados solo comprometen a su(s) autor(es) y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea. Ni la Unión Europea ni la autoridad otorgante pueden ser considerados responsables de ellos.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se reunió este viernes con su homólogo francés, Marc Fesneau, para estrechar la colaboración con el fin de aumentar la soberanía alimentaria de la Unión Europea (UE).

En un contexto de guerra en Ucrania y de grave sequía en Europa, Planas ha destacado que ha compartido con Fesneau ideas de lo que será la presidencia española de la UE en el segundo semestre de 2023, después de que Francia la ocupara entre enero y junio de este año.

La reunión ha estado centrada en la situación de los mercados agrarios, marcados por el alza de los precios de cereales, oleaginosas y fertilizantes a raíz de la invasión rusa de Ucrania.

La reciente salida de 600.000 toneladas de cereal ucraniano ha permitido "relajar parte de esa presión" y se espera cierta estabilización de los precios, si bien continúa la volatilidad en el terreno de los piensos y los fertilizantes por los altos precios del petróleo y del gas, según Planas.

"Es necesario reforzar la autonomía alimentaria de la UE", ha recalcado el ministro español, tras las últimas medidas adoptadas en el ámbito comunitario para flexibilizar la rotación de cultivos y ampliar la superficie cultivada.

A su juicio, el cumplimiento de la ley de la cadena alimentaria, las medidas de liquidez, los seguros agrarios y las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) son otros de los elementos que intentan dar una respuesta de "tranquilidad" frente a la volatilidad de los mercados.

El ministro de Agricultura y Soberanía Alimentaria de Francia, Marc Fesneau durante la rueda de prensa tras su encuentro con ministro de Agricultura, Luis Planas (no en la imagen) celebrado este viernes en la sede del Ministerio en Madrid. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El titular de Agricultura ha destacado la importancia para la UE de disponer de autonomía en la producción de fertilizantes, que son "clave" para la agricultura europea.

"Nos hemos comprometido a seguir trabajando para lograr esa autonomía", ha manifestado Planas, al tiempo que se ha referido a la necesidad de "progresar en la reducción sustantiva" de productos fitosanitarios de origen mineral y químicos.

La Comisión Europea ha planteado la disminución de los mismos en un 50 % para 2030, dentro de la estrategia "De la granja a la mesa".

El ministro ha considerado que hay que lograr dicho objetivo de forma que, si se eliminan ciertos productos, los agricultores puedan tener alternativas, y que se cumpla la reciprocidad con países terceros para que no se puedan importar productos que utilicen sustancias prohibidas en la UE.

Ambos responsables también han abogado por defender la reciprocidad en las negociaciones comerciales con otros países en el respeto del bienestar animal, para que los productos importados sean producidos en las mismas condiciones que en la Unión Europea.

Además, Planas ha debatido con su homólogo francés las medidas para afrontar la sequía, el mantenimiento del régimen actual de las denominaciones de origen -al margen de los posibles ajustes-, y las nuevas técnicas de edición genética.

El ministro de Agricultura, Luis Planas (d) recibe al ministro de Agricultura y Soberanía Alimentaria de Francia, Marc Fesneau (i) antes de su encuentro este viernes en la sede del Ministerio en Madrid. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

En relación con el etiquetado de los alimentos, asunto sobre el que la Comisión Europea debe aún efectuar una propuesta, España y Francia comparten la necesidad de que la norma europea que se apruebe en el futuro "sea sencilla para la percepción de los ciudadanos y refleje la diversidad de las producción y la situación del sector agroalimentario en la UE", según Planas.

El ministro de Agricultura y Soberanía Alimentaria de Francia ha insistido en preparar el terreno para reforzar la soberanía alimentaria en la UE y trabajar en "otras vías de solidaridad" a nivel europeo.

Fesneau ha expresado su interés en conocer experiencias relacionadas con el acceso al agua y a los fertilizantes, y ha asegurado que los mercados de materias primas, caracterizados por sus grandes desequilibrios, "necesitan ser lo más fluidos posible".

Igualmente ha instado a proteger las indicaciones geográficas, mejorando su funcionamiento y poniendo en valor su calidad; y a ofrecer soluciones basadas en "la investigación, la innovación y la ciencia" para reducir los pesticidas químicos.

El ministro francés se ha mostrado a favor de apoyar la agricultura y la alimentación animal como forma de resiliencia ante unas perturbaciones económicas que, según sus palabras, impedirán volver a la situación anterior.

En concreto, ha defendido la introducción de más medidas de apoyo en materia de salarios y energía para hacer frente a la inflación, así como "solidaridad" en la cadena alimentaria para que cada actor encuentre "su equilibrio económico", lo que incluye también esfuerzos para la distribución.

Fesneau ha coincidido en la necesidad de reclamar reciprocidad en el comercio exterior agroalimentario, un etiquetado que ayude a los consumidores a informarse y la creación de "condiciones de confianza" para mejorar el bienestar animal de las explotaciones, después de que el Gobierno español haya introducido la videovigilancia en los mataderos.