Una mujer prepara una mesa navideña.

Mesa navideña. . Foto: Pexels

TENDENCIAS

Los platos preparados, un "hit" de la Navidad pospandemia

Publicado por: EFEAGRO / LUCÍA RUIZ SIMÓN 8 de diciembre de 2022

Un 35 % de los consumidores tiene previsto poner esta Navidad en su mesa algún plato preparado en una planta industrial muy alejada de su cocina o adquirido en los espacios listos para llevar de los supermercados que ya ofrecen las recetas más tradicionales para las comidas familiares.

Son datos del último informe de consumo de Aecoc que refleja que la conocida como "conveniencia" en los supermercados también gana adeptos en estas primeras navidades después de la pandemia.
Nos acercamos, según los estudios de mercado, a unas fiestas más hogareñas para intentar "controlar" el gasto en un escenario de subida de precios generalizado que se agudizará en estas semanas.
Todos los indicadores confirman que el presupuesto destinado para estos encuentros frente a una mesa será el mismo o mayor que el del año pasado, esto es, que la Navidad de momento gana la partida a la inflación, lo que no es óbice para observar estrategias en el consumidor de cara a que estos gastos no se disparen.
Los supermercados hacen sus propios estudios de mercado para conocer los gustos de sus clientes y responder a sus necesidades y sacar tajada de un negocio, el de los platos preparados, que ya suma millones de euros en sus cuentas anuales.
Por ejemplo, la firma Aldi ya ha hecho público el resultado de su informe de Navidad 2022 en el que sitúa a los mariscos y pescados como los reyes de una mesa en la que el 2 % del contenido ya se comprará elaborado.
Curiosamente, son los anfitriones de más de 65 años los que más recurren a esta alternativa, a los platos preparados que estarán en un 22 % de las mesas principalmente por su componente práctico.
Aún así, una cuarta parte de los consumidores apuntan a la falta de tiempo para lanzarse al "sólo calentar" y un 16 % los elige para ajustar el presupuesto de estas comidas familiares.

 

El negocio de los preparados

Los datos de la consultora IRI reflejan, por ejemplo, que cada año los españoles gastan 8,6 millones en comprar roti de pavo o de pollo en los supermercados o hipermercados, cinco millones en redondo de ternera y casi tres en codillo.

Infografía de platos preparados. Autor: Borja García.

Entre las propuestas que según sus datos más han crecido este 2022 respecto al año pasado son los platos elaborados de carrillada, con una evolución en valor del 167,6 % hasta los casi 270.000 euros y el muslo de pato confitado, con una subida de casi el 31 % del negocio.
El líder de la distribución alimentaria en España, Mercadona, está potenciando su estrategia de listos para llevar en sus tiendas y ya anunció hace semanas que sus clientes ya podían hacer pedidos para sus recetas navideñas.
Este año, el menú de Mercadona cuenta, por ejemplo, con un surtido de canapés, pollo relleno de chalotas, cochinillo asado, paletilla de cordero lechal o carrillera guisada.

Encargos navideños. Foto: cedida por Mercadona.

Por su parte, fuentes de Carrefour subrayan su oferta para estas fiestas, con elaboraciones que van desde ensaladas a propuestas más complejas como solomillo al turrón; incluso se atreven con el pescado con la merluza a la sidra, a lo que se suma su oferta de refrigerados a falta del último toque.
Lidl, que por ahora ocupa el tercer puesto en la cuota de mercado del gran consumo en España, presentó hace sólo unos días su oferta de lujo para estas fiestas, una tradición ya en los lineales de esta marca, que quiere acercar la gastronomía "premium" a los hogares.
En esta ocasión han creado hasta 159 novedades como la mousse de pato con naranja, la vieira gratinada a la gallega, la tortilla de jamón ibérico con boletus o las gyozas de edición limitada, tanto dulces como saladas, que han preparado con la colaboración del televisivo chef Carlos Maldonado.
Sin llegar a su nivel, quedar ante los invitados como un auténtico cocinillas en un año especial sin restricciones sanitarias pero sí presupuestarias está cada vez más alcance de un consumidor cómodo, pero con el espíritu navideño a tope tras dos años de fiestas a medio gas.