Vista aérea de las nuevas oficinas de Mercadona en Albalat dels Sorells (Valencia). Fotografía cedida por la compañía

Vista aérea de las nuevas oficinas de Mercadona en Albalat dels Sorells (Valencia). Fotografía cedida por la compañía

Mercadona inicia el traslado a sus nuevas oficinas que costarán 200 millones

Publicado por: agro 20 de diciembre de 2022

La cadena de supermercados Mercadona ha iniciado el trasladado de sus primeros trabajadores, en concreto de un grupo de 250 empleados, a sus nuevas oficinas en Albalat dels Sorells (Valencia), un espacio en el que invertirán 200 millones de euros y acogerá unos 2.600 trabajadores en 2025.

La compañía ha subrayado en un comunicado que se trata de un nuevo espacio de trabajo "más sostenible y que fomenta la colaboración" donde se ubicará a los empleados que actualmente desempeñan su actividad en diferentes centros ubicados en otros municipios valencianos como Paterna y Tavernes.

La primera fase del proyecto de Albalat dels Sorells comenzó en 2014 con la inauguración de su Centro de Procesos de Datos (CPD) y del de Servicios, con una inversión de 45 millones de euros, ha explicado.

Cuatro años más tarde, la segunda fase contó con una inversión de unos 100 millones de euros en la puesta en marcha de la construcción de estas nuevas oficinas que empiezan ahora a recibir trabajadores y que se prevé que finalice en 2024.

Y la fase 3, con una inversión aproximada de 55 millones de euros, tiene una fecha prevista de inicio en 2023 y culminará en 2025 con la construcción y puesta en marcha de un nuevo Centro de Coinnovación.

El diseño, a cargo del estudio ERRE Arquitectura, permite avanzar en la digitalización de la compañía, "al tiempo que fomentan la colaboración, la creatividad y el intercambio de conocimiento entre las distintas partes del proceso, favoreciendo la ejecución y la agilidad en la toma de decisiones", han señalado desde Mercadona.

Por ejemplo, se han diseñado hasta 15 tipologías de ambientes distintos que cada trabajador podrá elegir en función de la tarea que tenga que desempeñar cada día.

Y se pasa del modelo tradicional de despachos al de espacios abiertos, mucho más colaborativo y creativo.

Propuesta del proyecto con la Fase 3 simulada de las nuevas oficinas de Mercadona. Fotografía cedida por la compañía
Propuesta del proyecto con la Fase 3 simulada de las nuevas oficinas de Mercadona. Fotografía cedida por la compañía

La idea es dejar de trabajar por departamentos y apostar por hacerlo por "barrios", entendido como áreas cuyos trabajadores comparten un mismo proceso independientemente del departamento al que pertenezcan.

El edificio está dotado además de soluciones tecnológicas innovadoras, como un sistema ágil de proyección inalámbrica para compartir información o el control de distintos espacios o servicios a través de una aplicación móvil.

Un comedor funcional, un área de vending y un aparcamiento propio completarán los servicios para la plantilla.

Las nuevas oficinas contarán con grandes patios ajardinados internos y una orientación este-oeste, para un aprovechamiento máximo de la luz solar y una reducción del consumo eléctrico.

El proyecto cuenta con una instalación de 380 placas fotovoltaicas y un sistema de gestión inteligente del edificio para garantizar el uso eficiente y racional de los recursos.

La compañía incorporará igualmente soluciones de movilidad sostenible para el conjunto de la plantilla que desarrolle su actividad en Albalat dels Sorells en colaboración con el programa de aceleración de Lanzadera, como el fomento del uso del coche particular compartido, el uso de la bicicleta, o de un servicio de autobús de empresa.

Además, las nuevas instalaciones contarán con un parking de vehículos eléctricos (con plazas de recarga en el sótano), patinetes y bicicletas

Secciones : COMIDA Y BEBIDA