La quesera María Jesús Rodríguez en su tienda de Aracena (Huelva). Efeagro/Belén Delgado

La quesera María Jesús Rodríguez en su tienda de Aracena (Huelva). Efeagro/Belén Delgado

MUJER RURAL

Las mujeres afianzan sus negocios en la Sierra de Huelva

Publicado por: EFEAGRO/Belén Delgado 19 de noviembre de 2022

La quesera María Jesús Rodríguez siempre quiso seguir haciendo el queso de cabra como su madre y ahora, tras haber diversificado su negocio y adaptarlo a las nuevas tecnologías, busca darle perpetuidad en plena Sierra de Huelva.

Su pequeña tienda en una esquina de la plaza Marqués de Aracena en esa localidad, enclavada en el parque natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, es un escaparate de todo lo que ha construido esta empresaria en los últimos treinta años con ayuda de su familia.

Como mujer emprendedora, cuyo día internacional se celebra este sábado, cuenta a Efeagro que no tiene ninguna intención de jubilarse pero, cuando llegue el día, confía en que sus hijos continuarán ocupándose de la ganadería, la quesería y el bar que regentan.

Con la subida de los costes de producción, muchos ganaderos se han visto forzados a vender sus animales por no poder mantenerlos, pero Rodríguez recalca que no tiene ese problema, pues sus quesos ecológicos se venden "muy bien".

Salir de la crisis

Explica que su vida ha estado marcada por las crisis económicas, a las que siempre ha encontrado solución, primero continuando con la elaboración tradicional del queso como hacía su madre y después adaptando las instalaciones de la finca familiar e introduciendo el etiquetado en los productos conforme a las reglas.

Venta de quesos en la tienda de María Jesús Rodríguez en Aracena (Huelva). Efeagro/Belén Delgado
Venta de quesos en la tienda de María Jesús Rodríguez en Aracena (Huelva). Efeagro/Belén Delgado

Rodríguez apostó por la producción ecológica y, para venderla a mejor precio, recorrió toda España de feria en feria, aunque actualmente ha limitado las salidas y prefiere centrarse en sus tiendas físicas y en los encargos.

La pandemia fue un revulsivo porque, sin poder realizar visitas turísticas a la finca ni talleres en los que cada persona aprende a hacer su propio queso, decidió tirar de los cerca de 3.000 contactos que había acumulado con esas actividades.

La onubense creó grupos de difusión a los que explicó su situación y la respuesta no tardó en llegar, en forma de pedidos que le sirvieron para vender más que antes.

"Desde hace dos años, además, los cerdos que producimos los llevamos a un matadero y contacto con los grupos para ofrecerles las distintas partes. En 24 horas las tienen en su domicilio", comenta.

Las dehesas de ese entorno serrano favorecen la cría del cerdo ibérico, sustento de la economía de pueblos como Jabugo, famoso por su jamón; también son típicos otros productos como las setas, protagonistas en noviembre de jornadas micológicas.

Reactivación rural

Para reactivar la zona y dar oportunidades a las próximas generaciones, la empresa social AlmaNatura impulsa proyectos locales y asesora a los emprendedores para afianzar sus modelos de negocio, detalla su directora, Conce Macías.

AlmaNatura tiene su sede en Arroyomolinos de León, un pueblo de menos de mil habitantes donde ha convertido un molino de aceite rehabilitado en un centro de innovación rural.

Una de sus iniciativas consiste en acompañar a mujeres que están cuidando a familiares y darles "un rato de respiro para que se cuiden a sí mismas", afirma Macías, que asegura que "las mujeres necesitan espacios de conexión para tomar conciencia y escuchar a otras personas importantes en la comunidad rural".

"Ellas dinamizan las infraestructuras sociales y lideran las asociaciones. Hacen de pilar cuando se quedan en los pueblos y hay que escucharlas mucho, porque las necesidades de las de 60 años no son las mismas que las de quienes emprenden un proyecto profesional", argumenta.

La diputada provincial de Desarrollo Territorial, Yolanda Rubio, apunta que en Huelva hay 60 pueblos en riesgo de despoblación y, para evitarlo, han creado una red de mujeres a las que ofrecen aquello que dicen necesitar.

En un viaje organizado por el programa de apoyo al emprendimiento femenino GIRA Mujeres de Coca-Cola, la presidenta de la Asociación de Mujeres de Cuenca, Marta Peñuelas, y la de Empresarias de Galicia, Susana Pérez, han acudido a la sierra para intercambiar experiencias.

Peñuelas destaca que dan charlas para difundir la batería de ayudas de las que pueden beneficiarse y echa en falta más formación, información, asesoramiento y visibilidad.

Para Pérez, la independencia económica es la base y hace falta más colaboración entre mujeres, así como eliminar las barreras que muchas veces ellas mismas se ponen, como el miedo al fracaso o a hablar en público.