Vistas desde el Parador de Santiago. Foto. Antía González

Vistas desde el Parador de Santiago. Foto. Antía González

HOTEL

Parador de Santiago, "con vistas a la Plaza del Obradoiro"

Publicado por: BEATRIZ MAPELLI / EFETUR 2 de junio de 2015

Antía González ha optado por participar en el concurso de Efetur con una fotografía del Parador de Santiago, el "hotel más antiguo del mundo". Un establecimiento ubicado en la Plaza del Obradoiro en el que disfrutar de “una experiencia que solo se vive una vez en la vida”, dice Antía.

"Nos tocó una estancia en el Hostal dos Reis Católicos de Santiago con vistas a la Plaza del Obradoiro. Una experiencia que solo se vive una vez en la vida. Despertarse con el sonido de las gaitas en la plaza no tiene precio"Antía González

El Hostal dos Reis Católicos o, lo que es lo mismo, el Parador de Santiago es una joya patrimonial de la ciudad por ser considerado “el hotel más antiguo del mundo”. Nació como Hospital Real en 1499 para albergar a los caminantes que se dirigían en peregrinación a Santiago, y ahora, seis siglos más tarde, sigue regalando a sus huéspedes una estancia de historia, arte y tradición.

Parador-de-Santiago-de-Compostela

Pero si por algo es especial este espacio es por su extraordinaria ubicación: en plena plaza del Obradoiro y con vistas a la Catedral de Santiago, lo que hace de él un lugar idóneo para los miles de peregrinos que frecuentan la ciudad cada año.

Alojarse aquí es recorrer un museo arquitectónico formado por cuatro claustros, un comedor, patios, pasillos y amplias estancias diseñadas a base de piedra, madera o hierro.

Su interior alberga 262 habitaciones de techo abovedado y paredes de piedra. Se puede elegir entre distintos dormitorios con valores añadidos como balcón con vistas a la Catedral, baño con hidromasaje, salón o chimenea, entre otras cosas.

Gastronomía gallega

Y para los más sibaritas, este Parador tiene dos espacios gastronómicos en los que degustar una cocina gallega. Se trata del Restaurante dos Reis, en el que se sirven platos creativos, y el Enxebre, con una cocina de tradición gallega y de picoteo.

Entre las especialidades destacan el pulpo a feira, arroz con moluscos, empanada gallega, caldeirada de pescados o mariscos. No faltan los vinos de las 5 Denominaciones de Origen de Galicia y postres como las populares filloas caramelizadas con manzana y crema.

Y mucho más

Además, el hotel cuenta entre sus instalaciones con 12 salones con capacidad para 550 personas en los que los que se pueden celebrar diferentes tipos de eventos. La oferta se completa con otros atractivos como jardines, garaje o conexión Wi-Fi.

Y lo mejor de este establecimiento hotelero es que se enmarca en un escenario único, una ciudad de tradición en la que los peregrinos y turistas encuentran, por ejemplo, un centro histórico digno de visita y declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1985.

Caminando por la ciudad descubrimos numerosos monumentos, plazas, monasterios, templos o palacios con reclamos como La Catedral, el Museo de Arte Contemporáneo, el Mercado de Abastos o el Museo de la peregrinaciones, entre otras paradas.

 

Secciones : Hoteles Turismo