Imagen de un trozo de lasaña de carne. EFE/Fredrik Von Erichsen

Imagen de un trozo de lasaña de carne. EFE/Fredrik Von Erichsen

Las sobras se transforman en platos navideños para evitar los excesos y la inflación

Publicado por: Efeagro/Belén Delgado 20 de diciembre de 2022

Los españoles tienen estas navidades el reto de esquivar la curva de la inflación en la cesta de la compra, para lo que cuentan con una recomendación "estrella": transformar las sobras en nuevos platos y evitar así los excesos.

En el restaurante La Tasquería, en Madrid, el chef Javi Estévez está acostumbrado a trabajar con casquería, que es "el aprovechamiento del aprovechamiento", una máxima que repite ahora que se acercan las comidas y cenas típicas de estas fechas.

"En esta época, cuando más excesos se cometen, una opción muy buena es replantear esas sobras que quedan y transformarlas en platos un poco distintos", asegura Estévez a Efeagro.

Pone de ejemplo el cordero asado, que no tiene por qué comerse de la misma manera al día siguiente, sino que puede prepararse como un relleno o en un bocadillo, aprovechándolo con "un poco de creatividad".

En su restaurante no le hacen ascos a nada, ni al corazón de pato, ni a las lenguas de ternera ni a la cabeza del cochinillo; piden esos productos a empresas que en principio los descartan en un intento de cerrar el círculo.

Precios más altos

Estas fiestas navideñas vienen precedidas de una considerable subida de precios, del 15 % respecto a hace un año, y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ya ha detectado un encarecimiento del 2,4 % en las últimas dos semanas, sobre todo en mariscos y pescados.

Esto sucede mientras se continúan desperdiciando alimentos, que en 2021 sumaron 1.46 millones de kilos tirados a la basura, una media de casi 29 kilos o litros por habitante en España.

El portavoz de la OCU Enrique García recuerda que "el desperdicio se produce en cualquier fecha", pero en las navidades es todavía más importante realizar una "planificación adecuada del menú" considerando el número de comensales, lo que permite un mayor ahorro.

Apunta otro consejo habitual como es el de aprovechar las sobras: los canelones hechos con la carne sobrante, típicos en Cataluña, son muestra de lo que es la comida del aprovechamiento, al igual que se pueden hacer cremas, croquetas, arroces y otras recetas.

Croquetas de pollo rostido de Zalamero. Cedida.

Una creación con croquetas de pollo. Efeagro

El portavoz de la organización de consumidores Facua, Rubén Sánchez, llama a contener el gasto en alimentación para evitar los problemas de endeudamiento en las familias.

"Se trata de medir basándose en la experiencia habitual o en la de años anteriores en función del número de comensales", afirma Sánchez, que insta a "hacer la compra en la medida de nuestras posibilidades".

Si hay productos que se adquieren en exceso, lo mejor es que se puedan conservar y seguir consumiendo en los días posteriores para minimizar el desperdicio, añade.

También resulta de utilidad comparar los precios entre productos de distintos establecimientos y marcas, porque con las grandes subidas en alimentación lo que era más barato no tiene por qué seguir siéndolo.

Cuidado en nochevieja

Según un estudio de la aplicación móvil Too Good To Go, entre el 10 % y el 20 % de la comida que se compra en Navidad acaba siendo desperdiciada y Nochevieja es la festividad navideña en la que más alimentos se tiran a la basura, seguida de Nochebuena y el día de Navidad.

La encuesta muestra que el 26 % de los españoles desperdicia comida durante las navidades y, de ellos, uno de cada tres asegura que tira más alimentos en estas fechas que en cualquier otra época del año, especialmente dulces como turrones y polvorones.

"Este año, el incremento del precio de la cesta de la compra ha fomentado un incremento del valor que tienen los alimentos y de lo importante que es generar unos hábitos de consumo responsables", afirma en una nota la directora de Too Good To Go en España, Marie Lindström.

Preparar los menús con antelación y conservar de manera adecuada los alimentos en la despensa o en la nevera, colocando a la vista aquellos productos que deban consumirse antes son otras recomendaciones de esta aplicación que busca evitar el desperdicio alimentario.

El director de la Cátedra Unesco de Alimentación, Cultura y Desarrollo de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), F. Xavier Medina, asegura que la inflación puede influir en que determinados alimentos queden fuera del alcance de muchas personas y familias, y que estos tengan que sustituirse por otros de menor precio o calidad.

Este fenómeno ocurre más en navidades, un momento "particularmente sensible para determinadas compras y tipos de alimentos, que ya de por sí suben de precio en situación normal", sostiene Medina.

Entre las opciones de los consumidores, destaca la planificación y los platos de reaprovechamiento, que "pueden consumirse al día siguiente, recalentados o reconvertidos en otros platos, o bien congelarse y consumirse más adelante, pasadas las fiestas".