La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, hacen una declaración tras la reunión celebrada con el director ejecutivo de Carrefour, Alexandre de Palmas, en la sede del Ministerio de Trabajo, este jueves. EFE/ Rodrigo Jiménez

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, hacen una declaración tras la reunión celebrada con el director ejecutivo de Carrefour, Alexandre de Palmas, en la sede del Ministerio de Trabajo, este jueves. EFE/ Rodrigo Jiménez

Díaz y Garzón reclaman a las grandes cadenas limitar los precios básicos hasta enero

Publicado por: agro 8 de septiembre de 2022

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, han planteado a las grandes distribuidoras que "tienen margen" que limiten los precio de la cesta de la compra hasta después de Navidad para proteger a las familias del impacto de la inflación.

Así lo han explicado en la rueda de prensa posterior al encuentro con los directivos de Carrefour -que ayer ya anunció que sus clientes podrán tener una cesta con 30 productos a un precio fijo (30 euros)-para analizar esta propuesta y el planteamiento que ha lanzado Díaz esta semana, recibido con escepticismo por parte de la cadena.

"El planteamiento que hemos hecho es la necesidad de que las grandes distribuidoras lleguen a un acuerdo para ser capaces entre ellas de contribuir a través de sus márgenes, que tienen capacidad para ello, a facilitar una compra asequible y de calidad para las familias", ha explicado.

La reunión de hoy es el anticipo al encuentro que previsto para este lunes con las patronales de la distribución y las organizaciones de consumidores ante la "necesidad de abordar el principal problema que es la inflación y el impacto en la vida de las familias y singularmente en la cesta de la compra", ha enfatizado Díaz.

Para la vicepresidenta, se trata de un problema que "compete a todo el Gobierno", si bien en principio no está previsto que a la reunión del lunes acudan miembros del equipo de los ministerios de Industria, Comercio y Turismo, ni de Agricultura, Pesca y Alimentación, cuyo responsable, Luis Planas, ha criticado la propuesta.

"Es un esfuerzo que pedimos a las grandes distribuidoras", que cuentan con "márgenes", ha precisado la ministra de Trabajo, para que en ningún caso recaiga en el sector productor ni en el pequeño comercio.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón (2i), posan junto al director ejecutivo de Carrefour España, Alexandre de Palmas (i), y al director del Área Corporativa y RR.HH., Julien Veyrier (2d), durante el encuentro celebrado en la sede del Ministerio de Trabajo, este jueves. EFE/ Rodrigo Jiménez
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón (2i), posan junto al director ejecutivo de Carrefour España, Alexandre de Palmas (i), y al director del Área Corporativa y RR.HH., Julien Veyrier (2d), durante el encuentro celebrado en la sede del Ministerio de Trabajo, este jueves. EFE/ Rodrigo Jiménez

Preguntada sobre un siguiente paso, el de limitar los precios de la alimentación como se está haciendo en otros sectores en caso de que las cadena de distribución rechacen su planteamiento, Díaz ha expresado que "las grandes empresas son conscientes del enorme problema y seguramente van a contribuir en un momento excepcional para el país".

El planteamiento de Díaz y Garzón es asegurar una compra "asequible y de calidad" para las familias, con un horizonte temporal desde este mes -con la vuelta al cole- y que se extienda más allá de las navidades, que cambie cada semana y que incorpore variedad de productos.

Así, Díaz se ha referido a una cesta que incorpore productos frescos, entre los que ha citado carne, pescado, huevos, frutas y hortalizas y una segunda cesta pesando en las personas celíacas.

Por su parte, Garzón ha compartido que el objetivo fundamental es proteger el poder adquisitivo de las familias "amenazado" por la inflación, con una propuesta "dirigida a las grandes empresas distribuidoras que tienen que hacer un esfuerzo adicional".

A su juicio, la propuesta expresa de Carrefour es el ejemplo de que "es posible hacerlo" y ha adelantado que ha pedido a la Agencia de Seguridad Alimentaria una guía para orientar el contenido de esta cesta básica que podrían hacer las distribuidoras.